11 jul 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

El Phenomena vuelve a abrir sus puertas esta tarde con grandes clásicos

Proyectan la trilogía de 'Batman' de Christopher Nolan y dos Scorsese: 'El lobo de Wall Street' y 'Shutter Island'

Podrán verse dos títulos de Coppola: 'Drácula de Bram Stoker' y el montaje definitivo de 'Apocalypse now'

Eduardo de Vicente

El cinéfilo puede reencontrarse desde hoy con el Phenomena.

El cinéfilo puede reencontrarse desde hoy con el Phenomena. / DANNY CAMINAL

¡Por fin llegó el momento! Los cinéfilos tienen hambre de buen cine y saben que hay determinadas salas especializadas en delicatessen. En este apartado destaca la programación de Phenomena, que no necesita llevar grandes estrenos a su pantalla para atraer al público, ya llegarán en julio (cuando proyectarán las esperadas Tenet o Mulan), sino que puede seguir adelante con reposiciones de grandes clásicos en VOSE que, en muchos casos, apetecen más que algunas novedades. Y hoy vuelven a abrir sus puertas con una oferta muy atractiva, pero hay que darse prisa porque al tener un aforo más reducido, las entradas se agotan rápidamente. ¡Vuelve el espectáculo!


  

Para empezar nos han preparado para hoy dos películas muy distintas. La posapocalíptica Mad Max: Furia en la carretera (2015), el regreso de la saga, 30 años después, que se vuelve más violenta, adrenalínica y salvaje que nunca. Mel Gibson cede el protagonismo a Tom Hardy y Charlize Theron, una guerrera sin escrúpulos en un mundo en guerra por la posesión de la gasolina. Eso sí, no es recomendable para quienes, tras esta crisis, esperan un futuro peor. En contraste La La Land (2016) es optimismo y vitalidad en estado puro. El mejor musical de las últimas décadas que supone también un homenaje a los grandes clásicos con un inicio arrollador y un tramo final a lo Un americano en París. Nunca nos cansaremos de verla.


  

Batman, Supermán y dos clásicos modernos

Los próximos días (de sábado a lunes) repasarán cronológicamente los tres filmes (2005-2012) de Christopher Nolan dedicados al hombre murciélago (Batman returns, El caballero oscuro El caballero oscuro: la leyenda renace) que supusieron una nueva forma de enfocar la torturada vida de este superhéroe muy distinta a la empleada por Tim Burton y sus sucesores en anteriores entregas. Pero no será el único personaje de DC Comics que visitará esta sala próximamente, ya que el domingo 28 pretenden reivindicar El hombre de acero (2013), el reinicio de la saga de Supermán que, defienden, no fue valorada como debía en su estreno.


  

Este primer fin de semana se completa con otros dos grandes clásicos recientes que vale la pena ver en pantalla grande: Matrix (1999), que supuso una revolución en el terreno de los efectos especiales y combinaba la acción más avanzada con las legendarias artes marciales orientales en un futuro terrible en el que una pastilla marcaba la diferencia entre la realidad y la ficción. El otro título imprescindible es Pulp Fiction (1994), el filme que consolidó a Tarantino con este puzzle de historias cruzadas y narrativa poco convencional que nos dejó números memorables como el baile de Uma Thurman y John Travolta, diálogos míticos como los monólogos bíblicos de Samuel L. Jackson o la divertida conversación sobre las denominaciones de las hamburguesas en París.


  

Dos maestros: Coppola y Scorsese

Francis Ford Coppola también será protagonista en el Phenomena con otras dos obras incontestables. Su versión del Drácula de Bram Stoker (1992, miércoles 24) es un prodigio visual con un vestuario original y colorista, un romanticismo apasionado y un Gary Oldman arrebatador. Pero es que, a principios de julio (días 3 al 6, 8 y 9), proyectarán Apocalypse Now: final cut (1979), la versión de 183 minutos de este filme bélico que, con el metraje adicional, permite descubrir en toda su dimensión la grandiosidad de esta película y comprender mucho mejor las motivaciones de sus personajes hasta el punto de que resulta bastante más completa e inteligible que la estrenada en su momento.


  

Otra de sus intenciones es la de recuperar sesiones que habían programado anteriormente y que debieron ser aplazadas. Entre ellas se encuentran dos Scorsese recientes con Leonardo DiCaprio. El lobo de Wall Street (2013, sábado 27) es la vibrante radiografía de un despiadado corredor de bolsa dispuesto a todo para enriquecerse y enriquecer a su equipo. Excesiva en todos los aspectos, recargada, algo desquiciada, con constantes escenas de sexo y drogas, interpretaciones pasadas de vueltas y secuencias al límite, pero magistral. Los brokers son los nuevos gánsteres. Shutter Island (2010, martes 30) es un alambicado relato de intriga ambientado en los años 50 en un centro psiquiátrico instalado en una pequeña isla. Dos agentes intentan localizar a una paciente desaparecida. Misterio, desconcierto y un final sorprendente.


  

Acción, Hitchcock y Lynch

El viernes 25 estará presidido por la acción con dos títulos vibrantes. Para empezar, Demolition Man (1993), en la que Stallone viaja al año 2032. Una ciudad ultrasofisticada vive en paz y armonía tras haber conseguido erradicar la violencia, pero un peligroso psicópata del siglo XX consigue escapar de su hibernación. El policía que le atrapó es descongelado para que lo detenga, pero también deberá hacer frente a un mundo que le es totalmente nuevo. El filme combina ciencia ficción y toques de humor e incluye en su reparto a una primeriza Sandra Bullock, poco antes de que saltara a la fama con Speed. Y luego, Decisión crítica (1996), aparatoso filme repleto de aventuras, escenas trepidantes, efectos especiales y sorpresas que transcurre a bordo de un avión secuestrado por una organización terrorista. Un equipo de élite, encabezado por un coronel experto en operaciones de alto riesgo y un técnico, intentará rescatarlos con la ayuda de una azafata. El largometraje muestra también un curioso duelo entre dos personajes que se identifican con el cerebro (Kurt Russell) y el músculo (Steven Seagal).


   

El viernes 26 es otro día que hay que apuntar en la agenda para disfrutar de dos genios muy distintos. Por la tarde podrá verse Con la muerte en los talones (1959), una de las obras maestras de Hitchcock, con un confundido Cary Grant perseguido por unos criminales escapando de una avioneta letal o recorriendo las caras de los presidentes norteamericanos del monte Rushmore. Tan entretenida como divertida. Y, en sesión de noche, una nueva oportunidad para intentar descifrar la desconcertante Carretera perdida (1997) de David Lynch. Como tantas otras veces en su cine, la primera hora se entiende bastante bien, pero para afrontar la segunda necesitaríamos un libro de instrucciones. En cualquier caso, su atmósfera es tan absorbente que, quizás, comprender su significado sea lo de menos.


  

Más allá del cine norteamericano

Pero no solo de cine norteamericano vive el cinéfilo y también recuperan dos títulos de otras cinematografías muy recomendables. Stalker (1979, domingo 28) fue firmada por un director de culto como el ruso Andrei Tarkovsky. Está ambientada en una Rusia postapocalíptica y en una misteriosa zona que esconde muchos secretos. Puede parecer mentira, pero hay colas en el Phenomena cuando proyectan algunas de sus películas y es que su ritmo pausado y su poesía visual también tienen seguidores. Y, para completar la fiesta, puede revisarse The host (2006, lunes 29), una monster movie coreana del director de Parásitos, Bong Joon-Ho, en la línea de Godzilla y con sorprendentes efectos especiales. La criatura en cuestión es un gigantesco pez mutante que aparece en Seúl y devora todo cuanto encuentra a su paso, mientras un hombre humilde intenta rescatar a su hija, que ha sido capturada por el monstruo. Un montón de buenos motivos para regresar al cine y enamorarse de nuevo de películas eternas.


   


   

        item
   

   

       

Phenomena

Lugar: Sala Phenomena (Sant Antoni Mª Claret, 168).

Horarios: ver programación.

Precio: de 6 a 8 euros.

Más información: www.phenomenaexperience.com