27 sep 2020

Ir a contenido

'Temblores': homofobia en nombre de Dios

Jayro Bustamante retrata a un hombre de clase alta que se ve empujado a un calvario para pagar por el pecado de enamorarse de otro hombre

Quim Casas

Fotograma de ’Temblores’.

Fotograma de ’Temblores’.

 
item

 

Rocambola ★★★★

Dirección: Jayro Bustamante

Intérpretes: Juan Pablo Olyslager, Diane Bathen, Mauricio Armas Zebadúa, Rui Frati

País: Guatemala / Francia / Luxemburgo

Duración: 107 minutos

Año: 2019

Género: Drama

Estreno: 5 de junio del 2020 (Filmin)

Guatemala es un país tremendamente religioso en el que la homosexualidad es legal pero socialmente repudiada, y en el que los crímenes homófobos a menudo quedan impunes. En ese contexto transcurre la segunda película de Jayro Bustamante, retrato de un hombre de clase alta que se ve empujado a un calvario para pagar por el pecado de enamorarse de otro hombre, y obligado a elegir entre la aceptación de su familia y la felicidad y dignidad personales.

Mientras contempla ese proceso, Bustamente se pregunta si la identidad del individuo depende exclusivamente de él mismo y si la felicidad merece la pena cuando buscarla conlleva tanto dolor; también deja en evidencia qué violenta puede llegar a ser la religión para alguien desesperado por el amor divino y por la redención, especialmente a través de un tercer acto ambientado en una terapia para la conversión de homosexuales cuyos horripilantes métodos y efectos son meticulosamente detallados, y a través del cual el relato planta un pie en el terreno del humor malsano y otro en el del cine de terror.

En líneas generales, eso sí, 'Temblores' alcanza su trascendencia y su potencia dramática a través de gestos emocionales sutiles, de ternura, miedo, deseo, desesperación e intimidad; y no necesita de tremendismos ni sobreactuaciones ni pronunciamientos políticos para dejar aplastantemente clara la tragedia de un hombre encarcelado por su propia fe, y por la necesidad de debatirse entre vivir una mentira cómoda o una verdad tormentosa.