CRÍTICA DE CINE

'7500': solo un buen despegue

Durante su primera mitad la película funciona eficazmente, pasado ese tiempo Vollrath se queda sin recursos para mantener el clima

Fotograma de ’7500’.

Fotograma de ’7500’.

1
Se lee en minutos
Nando Salvà

7500 ★★

Dirección:  Patrick Vollrath

Intérpretes:  Joseph Gordon-Levitt, Omid Memar, Aylin Tezel, Murathan Muslu

País:  Alemania / Austria / EEUU

Duración:  92 minutos

Año:  2019

Género:  Thriller

Estreno:  18 de junio del 2020 (Amazon Prime)

La opera prima de Patrick Vollrath observa el secuestro de un avión de principio a fin, en tiempo real y sin salir de la cabina, desde donde un joven copiloto debe tomar una decisión crucial tras otra mientras se debate entre el deseo de salvar a los pasajeros que un grupo de terroristas islamistas tienen cautivos y el deber de no ceder el control del aparato. Y, pese a la falta de originalidad de la trama, durante su primera mitad la película funciona eficazmente como exhibición de audacia técnica y como ejercicio de creación de una atmósfera de claustrofobia y suspense.

Noticias relacionadas

Pasado ese tiempo Vollrath se queda sin recursos para mantener el clima, y entonces empieza a recurrir tanto a situaciones inverosímiles y giros forzados como a momentos de dramatismo fácil que echan a perder la fachada de realismo procedimental, y al mismo tiempo ofrece un perfil de los terroristas que aspira a dar relevancia política a la película pero que se apoya exclusivamente en estereotipos. En su tramo final, además, '7500' se convierte en una sucesión de tópicos del cine de secuestros -el acercamiento entre víctima y asaltante, la inesperada llamada de un ser querido- que borran todo rastro de tensión al relato y lo prolongan hasta mucho después del momento en el que el avión debería haber aterrizado, chocado contra algo o explotado en pleno vuelo.