24 sep 2020

Ir a contenido

Dirigida por Kenneth Branagh

'Artemis Fowl': un 'blockbuster' de estar por casa

Disney+ lleva a la tele una película de 125 millones de dólares que iba a ser uno de los grandes estrenos veraniegos en cines

Nando Salvà

Kenneth Branagh (izquierda) y Colin Farrell, en el ’set’ de ’Artemis Fowl’.

Kenneth Branagh (izquierda) y Colin Farrell, en el ’set’ de ’Artemis Fowl’.

‘Artemis Fowl’ cuenta con un reparto poblado de pesos pesados como Judi Dench, Colin Farrell y Josh Gad, y con todas las virguerías visuales que 125 millones de dólares de presupuesto pueden comprar. Fue diseñada para triplicar -como mínimo- esa cifra en la taquilla a través de un aparatoso estreno veraniego en multicines. Y en lugar de eso la película se presenta el viernes 12 al mundo en pantalla pequeña, a través de Disney +, la plataforma de ‘streaming’ que Disney puso en marcha el pasado noviembre. 

¿Es esa la nueva normalidad que el coronavirus ha impuesto sobre el mundo del cine? ¿Están las salas oscuras condenadas a ceder su dominio a los servicios de visionado ‘on line’?  “Es muy pronto para decirlo”, opina el director de la película, Sir Kenneth Branagh. “Las próximas semanas van a ser fascinantes, porque nos permitirán comprobar cómo las medidas de distanciamiento aplicadas al cine afectan al estreno de taquillazos como ‘Tenet’ o ‘Mulan’. Quiero creer que lo sucedido con ‘Artemis Fowl’ es una respuesta excepcional a estos tiempos en los que la audiencia ha permanecido en casa consumiendo cantidades ingentes de contenido audiovisual desde el sofá, y que los cines seguirán atrayendo al público”. Sea como sea, el estreno de la película por la puerta de atrás no es más que un sobresalto final en su largo camino hacia el público.  

Saga literaria

Basada en la saga literaria del irlandés Eoin Colfer sobre un genio criminal de 12 años que se ve inmerso en un mundo de hadas, duendes, centauros, 'elfos' y 'trolls', nació para permitir que Disney aprovechara el ‘boom’ de adaptaciones al cine de éxitos de la literatura juvenil generado por el estreno de ‘Harry Potter y la piedra filosofal’ en 2001 -según Branagh, la gran baza del mundo de fantasía creado por Colfer es que “es mucho mucho más complejo, agresivo y peligroso” creado por JK Rowling-; ese mismo año la primera novela de ‘Artemis Fowl’ se convirtió en un ‘best-seller’, y empezaron los planes de Miramax, productora propiedad de Harvey Weinstein y filial de Disney, para llevarla a la pantalla. 

Y en los años siguientes, mientras Colfer iba completando la saga con siete libros más que alcanzaban ventas millonarias, el proyecto cinematográfico fue sobreviviendo a la incorporación y posterior abandono de varios directores, numerosas versiones de guion y, llegado el momento, el despido de Weinstein.

Branagh completó el rodaje de la película en 2018 y se fijó su fecha de estreno para agosto de 2019, pero la adquisición de los estudios Fox por parte de Disney obligó a posponerlo hasta 2020; y luego, claro, llegó la pandemia. “Dadas las circunstancias, siento que es casi un milagro que finalmente esté lista para el disfrute de los fans”, reconoce el británico.

Pero los fans están que trinan. Así es desde el pasado marzo, cuando el lanzamiento del trailer de ‘Artemis Fowl’ les dio a entender que Branagh había traicionado el espíritu de la letra original. Colfer concibió a Fowl como un ladrón frío, calculador y carente de escrúpulos, algo parecido a un villano -al parecer el personaje se iba reformando en el transcurso de la saga-, y todo apuntaba a que en su traslado a la pantalla había quedado convertido en el típico héroe infantil de Hollywood.

“El enfado de los fans es algo bueno, porque denota pasión”, asegura el director. “Ningún cineasta que adapta un libro puede complacer a todos los amantes de ese libro, porque cada uno de ellos tiene una idea distinta de cómo debería ser la adaptación. Cuando yo dirigí y protagonicé Enrique V (1989) fui objeto de miles de insultos porque el texto ya había sido adaptado previamente por Laurence Olivier. Pero la película de Olivier sigue existiendo, y sigue siendo mucho mejor que la mía. ¿Cuál es el problema?”.

"Siento que resumir mi carrera me hace parecer un idiota", dice Kenneth Branagh

Lo cierto es que Branagh lleva años enfrentándose a ese tipo de férreo escrutinio. Después de todo, a lo largo de su carrera ha llevado al cine no solo clásicos de Shakespeare -también ‘Mucho ruido y pocas nueces’ (1993) y ‘Hamlet’ (1996)- y obras maestras de la literatura universal -’Frankenstein’ (1994)- sino también célebres novelas de Agatha Christie -’Asesinato en el Orient Express’ (2017) y ‘Muerte en el Nilo’, de próximo estreno-, adorados cuentos populares -’Cenicienta’ (2015)- y hasta icónicos supehéroes de Marvel -'Thor' (2011).

“Siento que resumir mi carrera de esa manera me hace parecer un idiota”, lamenta el director. Pero todas ellas son historias increíbles, y es importante explicar por qué a quien aún no las conoce, especialmente porque sus temas y sus personajes adquieren una nueva relevancia para cada nueva generación. Es un trabajo duro, pero alguien tiene hacerlo”.