12 jul 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY... EN CASA

Las compañías independientes La Calòrica y La Ruta 40 comparten obras

Podemos ver gratuitamente espléndidos montajes como 'Fairfly', 'El profeta', 'La nau dels bojos' o 'L'editto bulgaro'

También ofrecen textos de grandes autores como Harold Pinter o Thornton Wilder o de actrices ascendentes

Eduardo de Vicente

Una escena de la sátira laboral de La Calòrica, ’Fairfly’.

Una escena de la sátira laboral de La Calòrica, ’Fairfly’. / ANNA FÀBREGA

Las compañías independientes teatrales suelen trabajar en locales pequeños donde la proximidad es su mejor arma. Ahora están en una situación expectante ya que el anuncio de la reducción de aforo en las salas puede poner en peligro su supervivencia. Pese a todo, no se resignan y nos regalan sus mejores trabajos y eso es muy de agradecer. Vale la pena descubrirlos y, cuando puedan volver a subirse al escenario, apoyarlos, ir a verlos y darles el mayor de nuestros aplausos. Dos de las que están compartiendo gratuitamente su catálogo estos días son de las más premiadas y prestigiosas: La Calórica y La Ruta 40.


  

Un montaje que obtuvo múltiples premios

La gente de La Calórica nos cita en su canal de Vimeo donde están compartiendo algunos de sus mejores montajes como la premiadísima Fairfly (2017), que acumuló premios Max y Butaca en el 2018 y que cuenta la reunión de cuatro jóvenes que, ante la amenaza inminente de un ERE deciden montar una empresa propia para desarrollar un nuevo producto. Una sátira que provoca muchas carcajadas pero que también reflexiona sobre el implacable mundo laboral actual.


  

También puede verse El profeta (2016), que consta de tres historias sobre las creencias religiosas desde una chica que a principios del siglo XX asegura que ha tenido contacto con Dios a una mujer moribunda que, en nuestros días, se cura milagrosamente pasando por el debate ético y moral que generó el primer trasplante de corazón llevado a cabo por el doctor Barnard. Su obra anterior fue Sobre els fenòmens de les feines de merda (2015), compuesta por varias historias breves que, con mucho humor, reflexionan sobre lo que supone el trabajo en nuestros días e intenta averiguar por qué le dedicamos tantas horas de nuestra vida. Bluf (2014) es una comedia con aires de novela gráfica compuesta por varias historias cruzadas que pretenden mostrar la insatisfacción de los treintañeros frente a las expectativas vitales que se habían planteado.


  

El Bosco y Berlusconi

La nau dels bojos (2013) parte del cuadro homónimo de El Bosco en el que se muestra a varias personas entregándose a la pasión en una barca. Esta excusa les sirve para juntar en una embarcación similar a un obispo, un bufón, un joven poeta, una vieja dama y una tabernera con resultados inesperados. Finalmente, L’editto bulgaro (2012) se inspira en un hecho real que data del 2002 cuando el presidente italiano Silvio Berlusconi se indignó por los chistes de un humorista y algunos presentadores televisivos y consiguió su despido. Una sátira en forma de teatro-documento con especial protagonismo de las reflexiones del genial Dario Fo.


  

Ahora nos subimos al coche o a la moto para ponernos rumbo a La Ruta 40 que, también a través su canal de Vimeo, muestra obras como la reciente Una lluita constant (2018), creada junto a Carlota Subirós. Es un análisis de la lucha política, obrera y feminista que toma como punto de partida el mayo del 68 francés para irse desarrollando en las décadas posteriores. Un texto comprometido que pretende interrelacionar el esfuerzo de millones de personas a lo largo de la historia en su combate para defender todo tipo de derechos. Cúbit (2016), de Josep Maria Miró, versa sobre dos hermanos que regresan a la casa familiar y descubren que su madre (una estelar Anna Azcona) ha acogido a un joven de su misma edad para que la ayude a escribir un libro sobre una fundación que crearon sus parientes hace años. Los chicos lo consideran un intruso y no entienden la actitud que ella ha adoptado.


   

Dos grandes autores y dos actrices en ascenso

Los dos siguientes montajes están respaldados por la firma de grandes autores. El primero está basado en una obra del prestigioso dramaturgo Harold Pinter. Se trata de La col·lecció (2015), sobre la relación entre dos parejas que se dedican al diseño de moda. Un encuentro en un hotel que tuvo lugar días antes entre dos de ellos dispara las sospechas y las alarmas. La coqueta sala de El Maldà acogió en 2014, El llarg dinar de Nadal, de Thornton Wilder que se centra en la evolución de las cenas navideñas de una familia a lo largo de 90 años, cómo cambia el campo, los modales y las costumbre en casi un siglo. En el reparto figuran dos actrices poco conocidas entonces pero que han alcanzado gran relevancia recientemente gracias al cine: Bruna Cusí (Estiu 1993) y María Rodriguez Soto (Els dies que vindran).


   

Acabamos con algunas de las primeras obras que ofrecieron como El balneari (2013), de Marc Artigau. Este relajante lugar es el sitio donde diversos personajes coinciden con sus respectivas historias: un matrimonio que ha perdido a un ser querido, un hombre que no puede dormir, una chica que quiere incendiar el pueblo o un joven que escribe para huir de sí mismo. Una combinación explosiva. Finalmente, Fa una mica de soroll (2012), de Romina Paula, disecciona la relación entre dos hermanos que viven en un lugar remoto de la costa mediterránea sin apenas contacto con el exterior. La llegada de una prima distorsionará su tranquilidad y provocará que evoquen los fantasmas del pasado. Un puñado de pequeñas grandes obras para degustar sin prisa en casa.