inyección económica

La Generalitat insufla 5 millones al sector cultural

Treball y Cultura se alían para ayudar a los profesionales que se han visto afectados por la crisis derivada del coronavirus

Se hará un pago extraordinario de 1.024 € a quienes acrediten haber perdido al menos un 30% en marzo y abril respecto al año pasado

Butacas vacías del Palau de la Música.

Butacas vacías del Palau de la Música. / LAURA GUERRERO

3
Se lee en minutos
El Periódico

La Generalitat ha destinado cinco millones de euros para ayudar a los profesionales de la cultura. Así lo han anunciado esta tarde el 'conseller' de Treball, Afers Socials y Famílies, Chakir El Homrani, y la 'consellera' de Cultura, Mariàngela Villalonga, cuyos departamentos se han unido para ayudar a paliar la crisis del coronavirus, que ha sido especialmente brutal en un sector que siempre ha vivido instalado en la precariedad.

La Generalitat calcula que unos 6.000 los profesionales de todo el colectivo (no solo artes escénicas) se podrán beneficiar de las ayudas, algo menos de la mitad de los trabajadores del sector, que la 'consellera' cifra entre 13.000 y 15.000. Para acceder a los 1.024 euros que se pagarán de una sola vez, los que aspiren a este dinero deberán acreditar que han sufrido una reducción "drástica e involuntaria" de renta o de facturación de marzo y abril superrio al 30% respecto al mismo periodo del año anterior. Esa bajada debe ser como mínimo, y esos ingresos deben ser de media mensual inferiores a 2.098,37 euros.

15 días para que se apruebe el expediente y 15 para cobrar

"Tenemos previsto llevar esta ayuda al 'consell' de Govern para que apruebe el martes y puedan pedirse las ayudas a finales de la semana qu viene o inicios de la siguiente", ha explicado El Homrani. La Generalitat tendrá un plazo de 15 días para resolver los expedientes y a partir de ahí tardará un máximo de 15 días para pagar.

Con estas ayudas, el 'conseller' pretende que los profesionales de la cultura (músicos, actores, técnicos...) "puedan mantener su actividad creativa y sus derechos como trabajadores" tras quedar desamparados entre la declaración del estado de alarma y el primer decreto ley del Gobierno, del 5 de mayo, que establecía una serie de requisitos para acceder a ayudas estatales tan restrictivos que se flexibilizaron el pasado 26 de mayo. "Ahora toca ayudar y contribuir al rescate de la cultura, que ha sido la 'receta' para salir airosos del confinamiento", ha dicho Villalonga.

Discontinuidad y precariedad

Villalonga ha remarcado que el sector presenta "una gran variedad de situaciones que, sin embargo, tienen como denominador común la discontinuidad y la precariedad". De ahí que defendiera la creación de un estatuto del artista, "un clamor entre las asociaciones culturales ha puesto". El Homrani ha ofrecido un dato que retrata con precisión cómo se traduce esa debilidad estructural del sector cultural: "Entre el 20 de febrero y el 20 de abril, la pérdida de afiliación fue 3,5 veces superior a la media de la economía catalana". "Es un colectivo muy invisibilizado", ha añadido.

"Ahora toca ayudar y contribuir al rescate de la cultura, que ha sido la 'receta' para salir airosos del confinamiento", ha afirmado la 'consellera' Villalonga

Los cinco millones de euros salen a partes iguales de Cultura y de Treball. "La colaboración de dos departementos ha sido clave por el conocimiento del mundo laboral, imprescindible para diseñar una acción como esta, de Treball, y por el contacto muy cercano que tiene Cultura con el sector para definir problemáticas y soluciones efectivas", ha comentado Villalonga.

Trabajando en el estatuto del artista

Noticias relacionadas

La 'consellera' ha recordado que su departamento sigue trabajando en el estatuto del artista, en el regreso de la cultura a la 'nueva' normalidad dando líneas de subvención ordinarias y promoviendo una guía de buenas prácticas de protección sanitaria aprobada por el Procicat para actividades culturales en teatros, locales y espacios al aire libre como festivales de verano y fiestas mayores donde se llevan a cabo actos culturales en las fases 1 y 2.

Se trata de la tercera ayuda que se promueve desde Treball. La primera se destinó a familias que han visto disminuidos sus ingresos por la actual pandemia, y la segunda para autónomos paralizados por el coronavirus