28 oct 2020

Ir a contenido

LO QUE NO SABÍAS DE...

Dani de la Torre cuenta las anécdotas del rodaje de la serie 'La Unidad'

Los actores sirios se emocionaron durante la filmación de una escena bélica en una fábrica en Vigo

Se ha convertido en el mejor estreno histórico de esta plataforma y prepara segunda temporada

Eduardo de Vicente

Dani de la Torre (en el centro) dando instrucciones al equipo.

Dani de la Torre (en el centro) dando instrucciones al equipo.

Hace pocos días se ha estrenado en Movistar+ una de las series más esperadas de la temporada. Se trata de La Unidad, en torno al trabajo de los agentes que se encargan de combatir los atentados yihadistas en nuestro país. Creada por Dani de la Torre (El desconocido, La sombra de la ley) y Alberto Marini (guionista de Mientras duermes, Tu hijo o la serie Hierro) se ha convertido ya en el mejor estreno histórico de esta plataforma y en todo un fenómeno televisivo que ha tenido una gran repercusión en las redes sociales.

Su reparto es uno de sus grandes aciertos, repleto de excelentes actores aunque quizás no sean tan populares como merecerían. Entre ellos se encuentran tres premiados con el Goya: Nathalie Poza (que lo obtuvo sin discusión por No sé decir adiós), Marian Álvarez (por la dramática La herida) y Luis Zahera (mejor secundario por El reino y que, por fin, tiene un papel protagonista a su altura). Completa el elenco principal el menos conocido por aquí, el argentino Michel Noher (El desentierro), que es una de las revelaciones. Todos ellos forman parte del cuerpo especial destinado a desmontar las tramas terroristas internacionales.

Los actores que forman el comando especial de 'La Unidad'. / MOVISTAR+

La acción arranca tras llevarse a cabo un operativo conjunto entre Francia y España para detener simultáneamente a varios yihadistas. La sorpresa llega cuando, por casualidad, también consiguen atrapar en Melilla a uno de los líderes más buscados y peligrosos. Sus compañeros pretenden vengarse y empiezan a moverse para preparar un atentado de grandes proporciones. Mientras, los policías intentan adelantarse a sus preparativos y apresarlos antes de que sea demasiado tarde.

La serie denuncia la falta de medios con la que trabajan y las excesivas presiones políticas que sufren. Tiene vibrantes escenas de acción y momentos de alta intensidad dramática pero también conocemos las vidas privadas y problemas de los personajes. También destaca por su excelente factura y está rodada con mucha elegancia. Su creador, Dani de la Torre, explica a los lectores de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA las anécdotas surgidas durante el rodaje.


  

 -De la restauración a la televisión. “El casting de la serie fue muy complejo, especialmente la parte árabe. Para ello, las directoras de este departamento, Eva Leira y Yolanda Serrano, mezclaron actores profesionales muy reconocidos como Hamid Krim o Moussa Echarif con otros que estaban viviendo su primera experiencia ante las cámaras. Dos de las revelaciones fueron Mourad Ouani y Omar Ben Taleb, que interpretan a dos hermanos terroristas, y son debutantes. Omar trabaja de camarero en L’Hospitalet y Mourad es cocinero en el restaurante Miño en Barcelona. Cualquiera le dice que la paella no está buena…”

-Una batalla muy real. “La recreación de escenarios como la Raqqa (Siria) devastada por la guerra, era todo un reto. El primer plano de la secuencia era una vista real de la ciudad derruida desde un dron, pero nos faltaba lo más difícil: recrear la batalla. Uno de nuestros localizadores, Marcos, me envió fotos de una fábrica de cerámica abandonada en Vigo, y allí con la ayuda del departamento de arte y de efectos especiales de El Ranchito recreamos la batalla con un resultado que emocionó hasta a los actores sirios que, cuando entraron en el set y recordaron su tierra asolada por la guerra, se abrazaron”.

Los actores sirios se emocionaron en la escena de la batalla. / MOVISTAR+

-Unos figurantes de verdad. “Uno de los regalos de la serie fue conocer Melilla y rodar allí, estar dentro de la valla y ver cómo miles de personas la cruzan cada día, España y Marruecos conectadas y separadas por una alambrada. Un lugar donde mercancías de todo tipo, coches, motos y furgones cargados cruzan incesantemente con un tráfico tan intenso como el de cualquier capital mundial. Nosotros pudimos rodar allí con las personas y el escenario autentico, eso le da un realismo que sería muy difícil de conseguir de otra forma”.

-Copiando a la realidad. “Todos los operativos son reales, concretamente el que mostramos en Melilla es un calco de uno real en el que estuve presente con la Policía. Fue en Ceuta, allí el actor Luis Zahera y yo pudimos verlo en directo con nuestro pasamontañas y chaleco antibalas puesto. Fue muy emocionante, una mezcla de nervios, ilusión y tension”.

Una de las escenas se rodó en la auténtica valla de Melilla. / MOVISTAR+

-Cineastas en comisaría. “Durante más de dos años Alberto Marini (creador y guionista con Amelia Mora) y yo, estuvimos trabajando con numerosos miembros de la Comisaría General de Información de Antiyihadismo. Asistimos a briefings, operativos de detenciones, conocimos a un infiltrado en una célula salafista, y también seguimos en su vida personal a estos policías tan especiales y a la vez tan normales y discretos”.

-El lenguaje policial. “En la serie, los policías utilizan palabras de la jerga habitual real, como “hacer un completo”, que es revisar los antecedentes y obtener información de una persona, “Ponerle rabo” que es activar un seguimiento a alguien o la palabra “Pepinillo” con la que denominan a los novatos como el personaje de Marian Álvarez”.

El equipo trabajó con los responsables policiales. / MOVISTAR+

-Viviendo con los protagonistas auténticos. “Los actores que interpretan a los policías conocieron a las personas reales en las que se inspiraron sus personajes. En el caso de Sergio, el personaje que interpreta Luis Zahera, estuvo conviviendo varios días con el jefe de operaciones real entablando una gran amistad. Muchas de las frases que dice el personaje son del policía real como “exactitud y precisión”. Nathalie Poza estuvo en contacto con “Lucía”, nombre en clave de la Inspectora Jefa de la CGI (Comisaría General de Información), la primera mujer que ostenta ese cargo”.

-Una Torre de Babel. “En la serie queríamos que todo respirase verdad y cada personaje fuese lo mas fiel a la realidad, por eso rodamos en el idioma original de cada personaje. Árabe clásico, árabe marroquí, árabe sirio, francés, inglés y castellano son los idiomas que utilizan los personajes. Para ello tuve conmigo en todo momento a Zahara, una filóloga especialista en idiomas”.

En la serie se utilizan varios idiomas originales distintos. / MOVISTAR+

-Una cámara que hace de espía. “En muchos momentos, los planos están rodados como si la cámara estuviera escondida, como si fuera un personaje más espiando lo que ocurre. Con este recurso quería que el espectador no supiese si está viendo algo robado, darle un aspecto más documental para escabullirnos de la ficción. Mis referentes eran Paul Greengrass (United 93, El mito de Bourne) y Kathryn Bigelow (En tierra hostil, La noche más oscura), que son maestr@s en ese estilo narrativo”.

-Despliegue policial en el centro comercial. “Una de las escenas más complejas fue la que transcurre en el centro comercial. Rodamos todo ese petate en tres noches muy intensas. Desde que cerraban el centro comercial era nuestro, con la figuración, los coches y los Geo. La gente que estaba por allí cuando se acercaba la hora de cerrar flipaba, ya que veían la zona rodeada por gente vestida de polis y se acercaban dentro, porque creían que había pasado algo grave".

Marian Álvarez se cayó de la embarcación donde viajaba. / MOVISTAR+

-Un pepinillo en remojo. “El rodaje en Makoko, Lagos (Nigeria) fue en la localización real y fue muy complicado conseguir los permisos de rodaje, Lagos es una ciudad muy peligrosa y más para un equipo de rodaje. Para ello solo pudo viajar un equipo reducido de doce personas capitaneado por Oskar Santos (director de la segunda unidad) y la actriz Marian Álvarez (Pepinillo). Ella, en una de las secuencias, cayó al agua al volcar el cayuco en el que iba. Afortunadamente solo fue un susto”.

-Un suceso tratado con respeto. “Creo que uno de los momentos más impactantes de la serie es un suceso violento que tiene lugar en el quinto episodio y que está inspirado en uno real que recordaréis. Por ello quería ser respetuoso con las víctimas y lo primero que hice fue cambiarlo de ciudad. Lo siguiente fue huir del espectáculo, buscar un punto de vista que me permitiese mostrar la dureza pero sin recrearme y evitar el lucimiento y el morbo”.

Una pintada en el camino, con pifia incluida. / MOVISTAR+

-In, Inde, ¿Independècia? “Parte de la acción transcurre en Figueres y en el tercer episodio puede verse una pintada en la carretera con una estelada y una frase en la que puede leerse textualmente INDEPENDÈCIA, así sin la N. Esa secuencia la rodó Oskar Santos, director de la segunda unidad, allí mismo con el dron, esa pintada existe y fue una casualidad que apareciese en plano, no fue buscado. Nos dimos cuenta del error con el montaje cerrado y lo dejamos así. No hay confabulaciones de ningún tipo y me imagino que allí seguirá (mal) escrita”.

-Continuará… “Hace pocos días nos han confirmado que habrá segunda temporada de La Unidad. Aún es pronto para avanzar su contenido, pero os puedo adelantar que queremos darle un giro importante. Tenemos material nuevo y muy interesante y seguimos en colaboración con la policía”. 

Dani de la Torre, en una pausa del rodaje. / MOVISTAR+