26 nov 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY... EN CASA

El Lliure versiona cuatro clásicos teatrales para acercarlos a los niños

Es un trabajo conjunto de dramaturgos e ilustradores que se inicia hoy con 'La casa de Bernarda Alba'

Completan este ciclo infantil y juvenil las adaptaciones de 'Terra baixa', 'Antígona' y 'El rei Lear'

Eduardo de Vicente

’La casa de Bernarda Alba’, vista por la ilustradora.

’La casa de Bernarda Alba’, vista por la ilustradora. / ANA YAEL

El Teatre Lliure fue de los primeros en abordar la situación de estos últimos días dando un paso al frente y ofreciendo espléndidas obras de su catálogo como el Hamlet de Pau Carrió, L’ànec salvatge dirigido por Julio Manrique o Jane Eyre, una autobiografía, con Ariadna Gil, a través de la iniciativa #Lliurealsofa. Ahora pasan a la fase 1 y presentan novedades entre las cuales destaca un ciclo cuyo principal objetivo consiste en acercar a los más pequeños clásicos teatrales de una manera entretenida y amena.


  

Clàssics per a criatures consiste en cuatro trabajos encargados a otros tantos dramaturgos para que, en colaboración con ilustradores, artistas gráficos o audiovisuales den su propia visión de los grandes textos de la literatura dramática versionándolos para hacerlos accesibles al público del futuro. Sus originales creaciones podrán verse durante estos dos próximos meses en el canal de YouTube del Lliure al asequible precio de 3 euros y tendrán una duración aproximada de unos 15 minutos. Algunos proyectos están ultimándose estos días por lo que, en algunos casos, tan solo podremos mostrar pinceladas de lo que preparan.

Imagen del ciclo 'Clàssic per a criatures'. / TEATRE LLIURE

La criada y una niña como narradoras

La más avanzada, lógicamente, es la que abre el telón hoy mismo y podrá verse hasta este domingo, La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca, recomendada a partir de 9 años. En la misma, una mujer acaba de quedarse viuda e impone a sus hijas un riguroso luto de ocho años que les impedirá ver a hombre alguno. La criada, Poncia, observa cómo sus vidas van envenenándose y será el hilo conductor de esta versión donde tendrá la voz de Antònia Jaume. Victoria Szpunberg ha sido la responsable de esta adaptación de una obra que nació gracias a una iniciativa de la mítica actriz catalana Margarida Xirgu y su estrategia ha consistido en dirigirse al origen, por lo que mantuvo una conversación con Sofía, la hija de la intérprete, que incluso le propuso algunas réplicas para los personajes. Su cómplice ha sido la ilustradora Ana Yael, que ha ideado unas imágenes delicadas, sugerentes y luminosas que contrastan con la oscuridad del texto y proponen una nueva lectura.

Una ilustración de esta versión de 'La casa de Bernarda Alba'. / ANA YAEL

Pau Miró Caparrós se ha atrevido con el Terra Baixa de Àngel Guimerà (28 al 31 de mayo) sobre las pasiones, la opresión del poder y los amores imposibles en la caciquil Catalunya rural de finales del siglo XIX. Para hacerla más atractiva para los niños ha escogido a una pequeña de ocho años, Nuri (Anna Alarcón), para que sea la narradora de la historia de Marta y Manelic, 120 años después pero tiene una particularidad que encantará a los chavales: es una zombie. En el transcurso de la historia, Nuri aprenderá a convivir con su lobo, es decir, sus miedos hasta que pueda decir “¡He mort al llop!” La aportación a nivel de imagen es obra del artista visual Fito Conesa.

Imagen del 'Terra baixa' que dirige Pau Miró Caparrós. / FITO CONESA

Una tragedia cómica y un Shakespeare ‘in progress’

¿Cómo explicar la durísima tragedia Antígona de Sófocles (4 al 7 de junio) a los pequeños? El reto lo ha aceptado Helena Tornero, que la ha convertido en una comedia. Ella misma nos lo explica: “los personajes están llevados hasta la exageración, pero sin perder de vista algunos de los rasgos más significativos del mito: la rebelión, la compasión y la voz de la desobediencia ante una ley injusta. Será una tragedia / comedia vertiginosa, descarada y gamberra, como era la comedia griega antigua, con muchas voces diversas interpretada por un solo actor, también músico y cantante, Pau de Nut. He querido darle una vuelta a Antígona que transmitía un mensaje muy de aquella época: si eres mujer y osas protestar contra la injusticia, tu destino es la muerte. Pero ahora estamos en el siglo XXI, y a las Antígonas del futuro las queremos vivas y libres. Y que rían un poco también, ¡por el amor de los Dioses!”

Helena Tornero convierte 'Antígona' en una comedia. / QUIQUE CULEBRAS

Cerrará este ciclo El rei Lear shakespeariano (11 al 14 de junio) visto por Jordi Oriol. Se trata de un personaje que no sabe diferenciar el amor real del amor falso. Por eso, el director se centra en la idea de no saber ver qué es realidad y qué es apariencia y llega a la conclusión de que tienes que quedarte ciego para ver la realidad. También ha añadido elementos del mito de la caverna de Platón: toda la vida te puedes estar creyendo unas sombras y luego te das cuenta que aquello no era la realidad. En la pantalla, la voz de un intérprete pedirá a los espectadores que imaginen que están viendo una obra de teatro e descubrirán cómo el ilustrador, Riki Blanco, va creando en ese mismo momento los personajes y los va haciendo hablar, es decir, verán la realización del espectáculo, que está escrito en verso.

Cartel anunciador de 'ENA (Nomen Nescio' para hablar con un bot. / TEATRE LLIURE

La oferta para adultos

Más allá de los espectáculos infantiles, el Lliure sigue en su objetivo de proponer interesantes opciones para adultos desde casa como ENA (Nomen Nescio), proyecto de Roger Bernat, en el que hablaremos con un bot (sin fecha prevista de finalización, gratuito), la lectura dramatizada de El segón principi, de Mercè Sarrias y Miquel Casamayor con Mònica Glaenzel, Eli Iranzo y Maria Pau Pigem (28 al 31 de mayo, 5 euros) y una sesión de la Escola de Pensament dedicada a hablar del humor como transgresión con la payasa Pepa Plana y el compositor Benet Casablancas (9 de junio, gratuito en el canal de YouTube del Lliure). Opciones para niños y adultos para demostrar que el teatro nos sigue haciendo más libres.

La payasa Pepa Plana participa en la sesión de la Escola de Pensament.