30 may 2020

Ir a contenido

ESTRENO DIGITAL

Crítica de 'Bajo la misma piel': Hitchcock de rebajas

Solo el trabajo de la siempre fiable Samara Weaving hace llevadera esta anodina revisión de 'Vértigo'

Juan Manuel Freire

Samara Weaving (versión morena) en ’Bajo la misma piel’.

Samara Weaving (versión morena) en ’Bajo la misma piel’.

item

Bajo la misma piel ★★

Dirección: Colin y James Krisel

Reparto: Samara Weaving, Brian Cox, Carly Chaikin, Udo Kier, Zach Avery

País: Estados Unidos

Duración: 90 minutos

Año: 2020

Género: Thriller

Estreno: 19 de mayo del 2020 (alquiler en Movistar+ y Apple TV)

Por enésima vez, la talentosa Samara Weaving ('Noche de bodas') vuelve a ser lo mejor de una película que no la merece. En esta ocasión, un drama romántico desdoblado en inepto thriller mafioso, especie de 'Vértigo' de bajo presupuesto y poco interés. Ella es la exnovia (morena) del protagonista, presuntamente muerta, a la vez que una actriz (rubia) en ascendencia a la que nuestro antihéroe empieza a acosar. De Palma o Verhoeven habrían sabido sacar partido a una trama cada vez más absurda, pero aquí la ironía o la imaginación visual brillan por su ausencia. Solo la labor de Weaving (y Udo Kier y Brian Cox, casi nada) hace un poco más llevadera la experiencia.

Temas Cine