10 jul 2020

Ir a contenido

EN DOCS BARCELONA

Comelade y su constelación

Un documental de Luis Ortas Pau repasa el maravilloso universo musical de Pascal Comelade con actuaciones en directo, entrevistas y momentos cotidianos

Quim Casas

Pascal Comelade en un momento de ’Constel.lació Comelade’.

Pascal Comelade en un momento de ’Constel.lació Comelade’.

Uno de los platos fuertes del Docs Barcelona es 'Constel·lació Comelade', documental que ahonda en el universo de Pascal Comelade. A través de sus peculiares melodías y utilización de instrumentos de juguete, el músico de Montpellier ha desarrollado una obra que une maravillosamente lo experimental y lo popular.

Uno de sus colaboradores más habituales, el saxofonista Pep Pascual, dice de él que es un alquimista. Comelade se siente cómodo con este concepto y Luis Ortas Pau, director del filme, lo suscribe: "Une a Federico Fellini, los Cramps y Boris Vian y hace una canción. Tiene una gran capacidad para hacer conexiones que además son muy actuales", nos comenta el realizador mallorquín.

La filmación ha durado tres años. "En este tiempo, cualquier cosa que hiciera la grababa: un bar de Sète que le gustaba mucho y que iba a cerrar o la actuación de Salamanca, que iba a ser la última del proyecto con Miquel Barceló", explica Ortas. Barceló es una de las conexiones. Ortas realizó con el pintor el documental 'Mar de fang' (2005): "Hablamos mucho de Comelade y entonces Barceló preparaba con él una performance de imágenes fantasma". En el documental vemos el resultado de este proyecto escenificado en Salamanca: Barceló improvisando sobre un gran lienzo con pintura que al poco tiempo se desvanece y Comelade acompañando musicalmente el proceso.

Reacio a la cámara

El músico es reacio a dejarse filmar. "No me gusta cuando me filman en directo", nos dice Comelade. "Cuando aparece una cámara, un micrófono, sale siempre una parte teatral. Ha sido complicado, pero acepté hacerlo y creo que les he dado material suficiente". Comelade explica que desde sus inicios, en 1975, siempre he tenido un problema con el concepto global de representación del artista. Sin embargo, en este filme se expone públicamente en algo tan íntimo como la creación en el estudio de grabación, cuando le vemos preocupado por un piano que no le convence o la búsqueda de la mejor nota final para una canción. "Lo que me interesa es que el resultado final muestre de forma correcta mi manera de practicar la música, las colaboraciones con otros artistas y el tránsito permanente desde 1985 por Céret, Perpinyà, Barcelona, Palma, Figueres, Girona… Debería ser el retrato del caos, el frenesí y el trabajo". Si esto se cumple, Comelade estará satisfecho con esta constelación.

A Ortas le interesaba mucho explicar la parte menos conocida del artistacomo sus dibujos y la relación con el cómic. Por eso participa Max, uno de los autores de cómic más importantes para Comelade y "la persona más cercana a mi trabajo, a mi forma de entender el mundo". Para Ortas, "Max y Comelade establecen conexiones subterráneas entre diferentes ámbitos culturales".

En el documental también aparecen Enric Cassases, Pau Riba y Jaume Sisa, entre otros. Por problemas de metraje han quedado fuera el periodista Donat Putx –autor de un libro sobre Comelade previsto para diciembre–, Albert Pla y Biel Mesquida, "el gran nexo de unión entre Pascal y Mallorca".