29 oct 2020

Ir a contenido

HISTORIA DE UN TÓTEM

'Tutti frutti', la llamada de la selva que nació como guía del sexo anal

El primer éxito de Little Richard, una oda a la satiriasis, tenía en origen un enfoque homosexual

Ramón Vendrell

Little Richard, en 1966.

Little Richard, en 1966. / AP

El doble sentido, sobre todo sexual, forma parte del idioma vernacular de la música popular moderna. Y tiene un cénit en 'Tutti frutti', de Little Richard. La versión que ha llegado a nosotros es juguetona en clave heterosexual, ese 'Tutti frutti' que está diciendo os quiero a todas porque soy un fauno priápico, pero al parecer la versión original de la letra era más espinosa.

Y se refería sin demasiados ambages a sexo homosexual, casi como una guía de sexo anal para principiantes.

Por supuesto no prosperó, Speciality Records tomó cartas en el asunto y domesticó el número haciendo de su satiriasis un asunto estrictamente hetero.

Pero no deja de ser la versión pulida de 'Tutti frutti', ese helado de todos los sabores por el que clama Little Richard en su arrollador desembarco de 1955, una oda al libertinaje.

Repitan , si pueden, conmigo: "A-wop-bop-a-loo-bop-a-wop-bam-boom!". No hay llamada de la selva comparable.

Temas Música