28 may 2020

Ir a contenido

LA CRISIS POR EL CORONAVIRUS

La cultura recibe las ayudas del Gobierno entre interrogantes

El cine aplaude las medidas, la música las considera "decepcionantes" y el sector del libro, "insuficientes"

Beatriz Martínez, Jordi Bianciotto, Marta Cervera, Mauricio Bernal

La Sala Petita del Auditori, en una foto de archivo.

La Sala Petita del Auditori, en una foto de archivo. / ELISENDA PONS

El Consejo de Ministros aprobó este martes un real decreto ley por el que se destinan 76,4 millones de euros a ayudas para el sector cultural y a la financiación de las empresas culturales, y que incluye también medidas fiscales, acceso extraordinario a la prestación por desempleo, cambios en los requisitos para las películas que optan a ayudas o incremento del porcentaje de derechos de autor para la acción asistencial.

"Se trata de un decreto ley medido, pensado, justo y justificado para proteger a un sector esencial de nuestro país", afirmó el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros de ayer. La decisión llega después de más de 50 días de que el Gobierno decretara el estado de alarma y de que el sector cultural reclamara de forma reiterada ayudas específicas para superar la crisis en que se encuentra a causa del coronavirus.

CINE

CON SENSACIÓN DE ALIVIO, AL MENOS

Los representantes de cada una de las patas que conforman el tejido industrial cinematográfico han mantenido en las últimas semanas activas reuniones para intentar precisar los puntos en los que las ayudas resultaban más urgentes. "Las conversaciones han sido largas, pero al menos han llegado a buen puerto", comenta Álex Lafuente, productor y distribuidor en B-Team.

Se ha aplaudido que se haya eliminado la obligación del estreno en salas (se podrán estrenar en 'streaming'), ya que muchas películas quedaban en el limbo y era una de las peticiones más demandadas por los productores. También la subida de incentivos fiscales para atraer los rodajes internacionales y nacionales. Desde la Federación de Cines de España (FECE), la valoración del decreto, que establece una línea de crédito de 13,2 millones a las salas para paliar los gastos ocasionados por la reducción de aforo y las medidas sanitarias, es positiva. "Es la primera vez que al sector de la exhibición se le tiene en cuenta, así que para nosotros es un paso para reconocer su importancia", dice Borja de Benito, portavoz de FECE. "Aún quedan flecos por cubrir con las comunidades autónomas, pero este paquete de medidas es crucial para paliar el nivel de incertidumbre que vamos a tener durante los primeros meses de apertura".

MÚSICA

COMPARECENCIA SIN RESPUESTAS

El decreto ley contiene un sistema de ayudas extraordinarias por valor de 38,3 millones de euros para la música y las artes escénicas que se concederán por una sola vez, y a través de "régimen de concurrencia", tanto al sostenimiento de estructuras como a las actividades. Aportaciones que para la APM (Asociación de Promotores Musicales) generan interrogantes sobre "cómo se van a repartir", señala su presidente, Albert Salmerón, que tacha de "decepcionante" la comparecencia del ministro porque no da respuestas a las demandas más reiteradas estos días.

Urge, subraya Salmerón, disponer de un calendario para que el sector sepa a qué atenerse, como en Francia (conciertos de hasta 5.000 personas a partir de septiembre), así como medidas de "extensión de los plazos" para la devolución del precio de las entradas que alivien a promotores y festivales. "Es el momento de tomar decisiones, porque el verano ya está aquí", precisa Salmerón, para quien "es incomprensible que no se anuncien medidas que sí han tomado países del entorno y que, en algunos casos, ni siquiera cuestan dinero".

TEATRO

SATISFACCIÓN, PERO CON MUCHAS DUDAS

Jesús Cimarro, presidente de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas Productoras de Teatro y Danza de España (FAETEDA), está "moderadamente satisfecho" ante las medidas del Gobierno. Destaca como "fundamental" la aprobación de la protección extraordinaria contra el desempleo diseñada para cubrir las especificidades de los trabajadores del espectáculo, cuya intermitencia dificultaba su acceso al paro. También celebra las líneas de crédito a las pymes y los casi 28 millones que se destinarán al mantenimiento de estructuras que, junto a los 14,5 previstos por el Inaem, servirán para ayudar a compañías pequeñas, grandes y medianas. Para Cimarro quedan algunos temas pendientes como "la bajada del IVA cultural".

Isabel Vidal, gerente de la productora barcelonesa Focus, ha recordado que es "inviable" abrir los teatros limitando su aforo a un tercio o a la mitad en la fase dos y tres de desconfinamiento. ¿Qué tipo de teatro se podrá hacer si los intérpretes deben mantener ese metro y medio? "Habrá que hacer tests a todos los intérpretes como se los harán a los futbolistas", avanzó Cimarro.

LIBROS

POSITIVO PERO INSUFICIENTE

No obstante agradecer medidas que permitirán "obtener liquidez, fundamental en la situación actual", la Asociación de Cámaras del Libro de España lamentó que haya sido la sociedad de garantía recíproca Audiovisual Finanzas SGR, vinculada al sector audiovisual, la elegida para vehicular los créditos, "ya que se trata de una entidad que tiene un absoluto desconocimiento de las peculiaridades del sector del libro". Desde la asociación sostienen que las medidas son "positivas, pero insuficientes" para compensar la caída en el sector, y reclaman programas adicionales como la compra pública de libros.

La Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal) también tachó de "positivas" las medidas, pero urgió a que sean "inmediatas" para evitar cierres de librerías.

DANZA

VALORACIÓN POSITIVA DEL "ESFUERZO"

Para la coreógrafa María Pagés, fundadora y responsable del Centro Coreográfico María Pagés de Fuenlabrada, lo más importante es la regulación del "acceso al paro" para los trabajadores del sector.  "Valoro positivamente las medidas, se ha hecho un esfuerzo", dijo, y recordó que "la danza es una de las artes más frágiles y precarias". Cree que las ayudas a las compañías son fundamentales y también valoró "la mayor deducción por mecenazgo". Para la bailaora flamenca esta crisis ha dejado patente la necesidad de "reordenar la cultura". En este sentido abogó por "un pacto de Estado que implique al Gobierno, las autonomías y los ayuntamientos porque la cultura está muy atomizada". Hoy por hoy, lo prioritario es "volver a abrir los teatros para trabajar" porque "no se trata de vivir de subvenciones", dijo quien dirige su propia compañía desde hace 30 años. Pagés espera poder actuar en el Liceu este verano. 

Temas Coronavirus