25 oct 2020

Ir a contenido

ADIÓS A UN HISTÓRICO DEL CÓMIC

Muere el referencial dibujante Juan Giménez por coronavirus a los 76 años

El creador argentino afincado en Catalunya, autor de obras como 'La casta de los Metabarones' y 'El cuarto poder', era un referente de la fantasía y la ciencia ficción

Anna Abella

El dibujante Juan Giménez, en su estudio.

El dibujante Juan Giménez, en su estudio. / CEDOC

Juan Giménez llegó a decir hace unos años que deseaba morir “rápida y limpiamente”. Y rápida pero amarga para sus seguidores ha sido su muerte tras dos semanas luchando contra el coronavirus, que este jueves acababa a los 76 años con la vida del dibujante argentino afincado en Catalunya, un histórico de la era dorada de las revistas de cómic en los 80 y creador de imaginarios de fantasía y ciencia ficción que lo convirtieron en un referente del género. 

Autor de obras emblemáticas comof 'El cuarto poder', 'Ciudad' ‘La casta de los metabarones’, con guion de Alejandro Jodorowsky, Juan Giménez (Mendoza, 1943) había viajado desde su residencia en Sitges a primeros de marzo a su ciudad natal en Argentina cuando empezó a sentir los síntomas del covid-19. Ingresado el 22 de marzo en una uci, no superó el virus.   

Desde pequeño, ya con 10 años, se sintió atraído por el dibujo, y aunque solo tenía lápiz, goma y una cajita de acuarelas, copiaba portadas de los libros de bolsillo que llegaban de España y de las revistas estadounidenses. Tenía 16 años cuando hizo su primer trabajo. Su padre trabajaba en una multinacional del petróleo y cambiaba cada tres años de ciudad. Eso le llevó a vivir en San Juan, Rosario, Tucumán, Mar del Plata… “Tenía sus inconvenientes: dejar a los amigos y tener que hacer nuevos…  -recordaba él mismo- A lo mejor por eso he llegado a ser autor de cómics, pues empecé a dibujar, a dedicarme al dibujo, para llenar el vacío que seguía a cada mudanza”. 

Ilustración de 'La casta de los Metabarones' / jUAN GIMÉNEZ

Aficionado al cine, le gustaba dibujar luego las secuencias más impactantes que había visto en la pantalla y reproducir con plastilina algunos de esas escenas con sus personajes . Aquello le ayudó a narrar y a contar historias en secuencias visuales. Quien tenía a Batman , Mafalda y Corto Maltés entre sus héroes preferidos de ficción y amaba leer a Stanislaw Lem, Pablo Neruda y Julio Cortázar, estudió Derecho industrial y trabajó en agencias de publicidad dibujando ‘storyboards’ para televisión. Fue a finales de los 70 cuando dejó Argentina para asentarse en Europa y empezó a trabajar en editoriales españolas, italianas y francesas y se convirtió en uno de los referentes de las revistas del grupo Toutain, siendo elegido durante tres años seguidos el dibujante preferido por los lectores de ‘1984’ y ‘Comix Internacional’. 

En 1976, junto al guionista Ricardo Barreiro, publicó el cómic bélico ‘As de pique’ y, en 1979, su primer álbum en color, ‘Estrella negra’. Llegarían luego, siempre ligados a la ciencia ficción y la fantasía ‘Basura’ (1988, con Carlos Trillo), ‘Juego eterno’ (1980-1986), ‘El cuarto poder’ (1989, Norma), ‘Cuestión de tiempo’ (1982) o ‘Leo Roa’ (Norma 2005). Entre sus obras más famosas destacan la serie de ciencia ficción ‘La casta de los Metabarones’ (1992-2003, recuperada en el 2007 por Reservoir Books), con guion de Jodorowsky, y ‘Ciudad’ (1991, reeditada en un integral por Astiberri en el 2015), con Ricardo Barreiro. Los escenarios medievales los desplegó especialmente en ‘Yo, dragón’ (Norma 2011). 

Detalle de originales de Juan Giménez, en una exposición en Barcelona.  / Archivo

Sus trabajos protagonizaron una exposición en el Centro Pompidou de París en 1997, fue premiado como Mejor dibujante en el Salón del cómic de Barcelona 1984 y fue reconocido también con el Yellow Kid del Salón del Cómic de Lucca 1990 y el Bulle d’Or 1994 en Francia. 

De su propio carácter, él mismo destacaba su “minuciosidad y perseverancia”. Y lo que más apreciaba de sus amigos, afirmaba, era “la lealtad”, detestando “la mentira y el oportunismo”. “Para mí la ilustración es una forma muy sintética de contar historias. Una sola gran viñeta te puede disparar la imaginación tan profundamente como quiera el autor”, aseguraba. 

Reacciones en el mundo del cómic

El mundo del cómic se ha volcado en las redes sociales para lamentar la muerte del dibujante. Paco Roca, David Rubín,  Horacio Altuna, Cels Piñol, Albert Monteys, Mauro Entrialgo, Mike Mignola, David AjaLiniers, entre otros muchos autores le han despedido con sentidos tuits.