10 jul 2020

Ir a contenido

PARÁLISIS TOTAL

Los sectores culturales ponen cifras al descalabro por el coronavirus

Los músicos catalanes dejarán de ingresar más de cinco millones de euros entre marzo y abril

Los actores españoles han perdido ya 6,8 millones de euros

El Teatro Borràs, como el resto de salas, cerrado debido al Coronavirus.

El Teatro Borràs, como el resto de salas, cerrado debido al Coronavirus. / JORDI COTRINA

Los distintos sectores culturales, en su mayoría paralizados por completo a causa del estado de alarma decretado por el coronavirus, empiezan a poner cifras a su descalabro económico.

Así, la Acadèmia de la Música catalana estima que los músicos dejarán de ingresar más de cinco millones de euros entre marzo y abril, y la Unión de Actores y Actrices española calcula que la cuarentena artística ha arrojado solo en marzo unas pérdidas de 6,8 millones de euros para estos profesionales.

Un informe elaborado por la Acadèmia de la Música tras recoger información de todo el sector musical ofrece más datos demoledores: la caída prevista en los ingresos por derechos de autor es de entre el 15% y el 30% y las salas de conciertos catalanas estiman pérdidas de 1,5 millones de euros semanales. Asimismo, la Associació Professional de Representants, Promotors i Mànagers de Catalunya (ARC) cifra en 3,2 millones de euros las pérdidas acumuladas hasta el momento, que podrían alcanzar los 18 millones de euros. Los integrantes de la ARC ya han aplicado ertes a 224 trabajadores, el 54% del total de sus plantillas, y calcula un total de 3.476 actuaciones suspendidas.

Ante este panorama causado por la pandemia, cuyas consecuencias a más largo plazo juzga "incalculables", la Acadèmia de la Música Catalana reclama a las administraciones municipales, autonómica y estatal una actuación coordinada para que se ponga en marcha un plan de choque

Las principales medidas que exige son el incremento inmediato del presupuesto del Departament de Cultura al 2% del total; la constitución inmediata de un gábinete de crisis con las 'conselleries' de Cultura y Economia, y la creación de una línea de ayudas tanto para artistas como para empresarios.  

Sin respuesta

Por su parte la Unión de Actores y Actrices, que informa de que el confinamiento ha supuesto el despido del 23% de los intérpretes, advierte de que las pérdidas son "insostenibles" y pide al Ministerio de Cultura que se adopten "medidas concretas" para paliar la situación del sector artístico en esta crisis.

La entidad asegura que se ha visto obligada a realizar su informe "debido a la falta de contestación por parte de la patronal y a la ausencia de medidas específicas del Gobierno y del ministerio de Cultura", a diferencia de otros países como Italia, Francia o Portugal.

"En España se decretó el estado de alarma el pasado 16 de marzo y el Gobierno no ha tenido en consideración a los trabajadores de la cultura en las medidas adoptadas desde entonces", subraya.

Renta básica "temporal"

La Federación de la Música de España ha pedido la creación de un fondo de compensación económica para otorgar una renta básica "temporal" a los músicos y profesionales por cuenta propia de la industria que "se enfrenten a necesidades ante la paralización de su actividad" debido a la pandemia de coronavirus.

Esta es una de las peticiones del sector al Ministerio de Cultura y Deporte, tras conocerse el miércoles como primera iniciativa que las pymes y autónomos del sector cultural se podrán acoger a la línea de avales del Gobierno.

En el documento, la asociación pide a Cultura que esa renta también esté dirigida a aquellos músicos trabajadores por cuenta ajena y profesionales cuya actividad se realiza mayoritariamente por contratos de obra y servicios que no se van a llevar a cabo.

Además de esta propuesta, el sector reclama la creación de un fondo de compensación del Estado que cubra a las empresas las pérdidas ocasionadas por los gastos de cancelación o aplazamiento de un evento o concierto, incluido el importe de la devolución de entradas, o los gastos de una producción discográfica.

Algunas de las propuestas económicas ya fueron enviadas previamente a Uribe, entre las que se incluían la reducción del IVA del 10% al 4% de las entradas de la música en directo o la reducción del 21% al 10% del IVA de todos los servicios relacionados con la música en vivo y música grabada.