30 mar 2020

Ir a contenido

LECTURA

El préstamo de libros electrónicos se dispara en las bibliotecas de Catalunya

La ciudadanía puede conseguir de forma telemática el carnet de los centros de lectura y acceder desde ya a los servicios digitales

Biblioteca municipal de Les Corts, en Barcelona.

Biblioteca municipal de Les Corts, en Barcelona. / RICARD CUGAT

El catálogo digital de las bibliotecas públicas catalanas #eBiblioCat aumentó un 500% el número de visitas en los dos primeros días de confinamiento y el préstamo de libros electrónicos creció un 150% durante los días 13 y 14 de marzo, según ha informado el departamento de Cultura de la Generalitat.

Cultura ha anunciado que "para dar respuesta al crecimiento de la demanda ya se ha aprobado la contratación inmediata de más títulos y licencias de uso por un valor de 120.000 euros y se ha aumentado el número de documentos prestables por persona y día".

El departamento de Cultura, en colaboración con las diputaciones de Barcelona y Girona, y la red municipal de Bibliotecas de Barcelona, están trabajando de manera coordinada para ofrecer servicios bibliotecarios a la ciudadanía.

Se ha generalizado el acceso a la biblioteca digital #eBiblioCat a toda la ciudadanía gracias a la implementación de una solución tecnológica ofrecida por la Diputación de Barcelona que permitirá que los usuarios que actualmente no dispongan de carné de biblioteca lo puedan obtener de manera telemática.

Una vez realizado el registro a través de la página web que se pone ahora en marcha se dispondrá de un máximo de tres meses para ir a cualquier biblioteca a recoger el carné, pero ya se tendrá acceso a los servicios digitales. El registro automático lo podrán realizar los mayores de 14 años.

Medidas concretas

Las instituciones aliadas están diseñando diferentes acciones de fomento a la lectura en la red para sumarse a las diferentes iniciativas del sector cultural #*LaCulturaaCasa

Desde los servicios de bibliotecas de las instituciones implicadas se preparan medidas concretas de apoyo al sector del libro para amortiguar los efectos derivados de la situación de emergencia sanitaria.

El viernes 13 de marzo se llevó a cabo el operativo necesario para el cierre de todas las bibliotecas públicas de Cataluña a consecuencia de la pandemia de coronavirus y el consiguiente confinamiento de la población.

Entre otros acciones, se aseguró el cierre de todos los buzones de devolución para evitar desplazamientos innecesarios y se prorrogaron todos los préstamos de documentos que estaban vigentes en el momento del cierre para evitar perjuicios a los usuarios.

A partir del momento en que se ordenó el confinamiento generalizado del personal de las bibliotecas públicas se ha estado trabajando en la recuperación progresiva de los servicios de manera telemática para poder continuar prestando los servicios básicos esenciales como el acceso a la biblioteca digital #eBiblioCat, la atención a través de los buzones corporativos y a través de las redes.

Actualmente, se trabaja en un programa de actividades virtuales de fomento de la lectura.

Con el fin de continuar apoyando el fomento de la lectura, los diferentes servicios de bibliotecas de las instituciones implicadas prevén mantener sus respectivos programas de compras para las bibliotecas públicas, e incluso, dentro de las posibilidades actuales, "aumentarlos, como ya ha hecho el Ayuntamiento de Barcelona con una dotación adicional de 1 millón de euros".