24 sep 2020

Ir a contenido

ARTE ESPONTÁNEO

Cultura de cuarentena: Begoña Alberdi, la soprano que cada noche regala ópera a sus vecinos

La cantante actúa desde casa para su patio de manzana tras los aplausos al personal sanitario y demás colectivos que siguen al pie del cañón

"Tiene mejor acústica que muchos teatros", dice la reconocida artista, que se ha convertido en un fenómeno del barrio de Sant Antoni

Marta Cervera

 La soprano Begoña Alberdi canta al cuerpo  los sanitarios cada día después de los aplausos desde su balcón. / ELISENDA PONS

Begoña Alberdi nunca había cantado para sus vecinos de manera tan franca, directa y natural. Ella, que ha actuado casi 300 veces en el Liceu, aprovechó el primer día de aplausos populares desde los balcones al personal sanitario que lucha a diario contra el coronavirus para mostrar su agradecimiento a través de lo que mejor sabe hacer: cantar. Empezó interpretando 'O mio bambino caro' y el domingo cantó el 'Ave Maria' y 'Cançó d'amor i de guerra'. La noche del lunes interpretó el aria 'Casta diva', la melodía más popular de la ópera 'Norma'. El tiempo no acompañaba: hacía frio y llovía. Pero su voz llevó algo de calma a quienes esperan como pueden en sus casas a que amanine la tormenta, la metereológica y la global provocada por la pandemia. "El primer día canté en pijama, sin luz y sin calentar la voz desde la galería de casa", recuerda la soprano, que se ha convertido en un fenómeno del vecindario. El debut tomó por sorpresa a sus vecinos. "Pero ahora poco antes ya veo como se encienden las luces de los balcones".

Nunca imaginó que daría un nuevo sentido a sus interpretaciones. Canta 'a capella', desde el corazón, y ha descubierto lo bien que suena en ese patio de manzana del barrio de Sant Antoni, en el Eixample, donde hasta los niños le dedican '¡bravos!'. "La acústica es buena porque aunque es al aire libre tiene la forma de un teatro romano y reverbera bien. Tiene mejor acústica que muchos de los teatros donde canto, la verdad", comenta esta mujer que intenta sacar lo mejor de estos días de encierro en casa. Ella, autora del libro, 'Canto y técnica vocal para dummies' también prevé continuar con las clases de canto con algunos de sus alumnos. "Hoy en día es cuestión de conectarnos. Y no solo para trabajar. Mi marido y yo vamos a organizar cenas con el ordenador abierto y así poder estar compartiendo un buen rato con amigos".

Solidaridad

La tecnología ayuda a no sentirse tan solo. Pero la bella música que dedica cada noche a sus vecinos también. Canta pensando en todos aquellos colectivos que están luchando en primera fila contra la pandemia. Pero también para expresar su "solidaridad con las cajeras y la gente de los supermercados que ha tenido que hacer frente a un aluvión de personas, a los policías que patrullan las calles y a todos aquellos cuyo trabajo les obliga a estar fuera de casa en este tiempo de confinamiento". Y añade: "Este virus no hace distinciones entre razas, ideas políticas o clases sociales. Nos afecta a todos".  

Begoña Alberdi canta desde su galería al patio de manzana, el lunes por la noche / ELISENDA PONS

Ella misma, visto el éxito, ha empezado a colgar sus conciertos para el patio de vecinos en su cuenta de Instagram. Ahora ya no canta en pijama pero sí con la mismas ganas que el primer día. "Mañana [este martes para el lector] cantaré el vals de Musetta de 'La Bohème'. Apetece algo más alegre de Puccini después del 'Casta diva' que es más serio". A la hora de seleccionar sus piezas elige aquellas más compactas en la parte vocal, sin muchos compases orquestales entre medio porque así queda mejor cuando se canta 'a capella', con esa poderosa y bella voz que tantos aplausos recibe estos días. Alberdi que ha actuado en más de una cuarentena de óperas y cantado junto a primeras espadas de la lírica, está saboreando un éxito vecinal que nunca hubiera imaginado.

Además, la flexibilidad de tener su propio 'teatro' le permite libertad total a la hora de elegir el repertorio. Y, como tiempo es lo que más tiene ahora en casa, evita las prisas a la hora de escoger. "Cuando me levanto por la mañana decido qué cantaré ese día en función de cómo me siento". Genial.