28 oct 2020

Ir a contenido

gran cita musical

El Primavera Sound estudia alternativas pendiente de la evolución del coronavirus

El festival comunica que "por el momento, seguimos trabajando desde casa en la planificación y organización de la edición de este año"

El Periódico

Más de 220.000 personas han acudido a los conciertos de esta última edición del Primavera Sound. 

Más de 220.000 personas han acudido a los conciertos de esta última edición del Primavera Sound.  / FRANK VINCENT

El festival barcelonés Primavera Sound ha comunicado este lunes que estudia alternativas para garantizar la celebración de la edición de este año, que se debe celebrar del 3 al 7 de junio, y la que supondrá la vigésima de su historia. "Por el momento, seguimos trabajando desde casa en la planificación y organización de las ediciones de este año del Primavera Sound Barcelona y de Nos Primavera Sound Porto", ha informado la organización de la gran cita musical, que remarca que está pendiente de la evolución de la pandemia del coronavirus. Del mismo modo, también ha admitido que están trabajando en otras posibilidades para que los festivales puedan celebrarse este año si no fuese posible por la crisis sanitaria.

El festival ha asegurado que su "principal objetivo" es garantizar la seguridad y el bienestar del público, los artistas y todas las personas involucradas en la cita, y ha destacado que sigue atentamente la evolución de los acontecimientos y que está en contacto con las autoridades locales y sanitarias. La organización ha sostenido que la prioridad es superar la emergencia sanitaria, y ha agradecido la "paciencia y comprensión" de los fans del festival; también ha agradecido a todos los interlocutores que se hayan interesado por la celebración del festival.

"Sobre todo queremos manifestar nuestro cariño y apoyo a todas las personas que se hayan visto afectadas por la actual crisis sanitaria global y a todos los colectivos que están contribuyendo a que se solucione", ha añadido el festival.

El coronavirus ha obligado el aplazamiento de multitud de festivales culturales. En lo que se refiere a música, recientemente ya se han reubicado citas como el Viña Rock o el Iruña Rock, que finalmente se celebrarán en octubre.