24 oct 2020

Ir a contenido

CONSECUENCIAS EN EL SECTOR CULTURAL

El Cómic Barcelona sigue adelante pese al coronavirus y se da un mes para aplazar

Ante la pandemia, la directora del salón, previsto para el 8, 9 y 10 de mayo, asegura que la organización tiene "un plan B y un plan C"

El festival avanza una exposición sobre Mafalda y nuevos espacios ligados al lazo de los tebeos con las series y el cine y con los juegos de rol

Anna Abella

Meritxell Puig y parte del equipo del Cómic Barcelona, ante el cartel de la 38ª edición, obra de Belén Ortega. 

Meritxell Puig y parte del equipo del Cómic Barcelona, ante el cartel de la 38ª edición, obra de Belén Ortega.  / ACN / PERE FRANCESCH

“Tenemos plan B y plan C”, “incluso plan Z”, ha afirmado este jueves Meritxell Puigdirectora del Cómic Barcelona, sobre la amenaza de aplazamiento o cancelación del salón a causa de la pandemia del coronavirus. Quedan poco menos de dos meses para la celebración, prevista para el 8, 9 y 10 de mayo en Fira Montjuïc, y la organización, por ahora, mantiene las fechas y se da un plazo de un mes para decidir si sigue o no con el plan A. “Es un momento muy complicado, y a cada minuto que pasa vemos que la situación es más difícil. Quedan dos meses y de momento seguimos adelante y trabajando. Pero velaremos por la seguridad de todo el mundo y, si en un mes vemos que la cosa no cambia o va a peor decidiremos. Sabemos que será un mes muy duro y complicado pero no queremos ser alarmistas. Si hay que aplazar o cancelar tomaremos la decisión. Está todo previsto y estamos preparados”, ha asegurado. 

Aunque no han anunciado nombres de invitados, sí se ha presentado un avance del Cómic Barcelona contando con ese plan A y Puig ha afirmado que a nivel de “expositores, editoriales y colaboradores no ha habido ninguna cancelación”. Si se pudiera celebrar el festival con normalidad se mantiene la previsión de 112.000 visitantes del 2019, con un presupuesto similar, de alrededor de un millón de euros.  

Exposición de Mafalda 

Puig y su equipo han avanzado algunas de las exposiciones previstas. Una celebrará los 50 años de la publicación en España de Mafalda, el icónico personaje creado por Quino. Otra muestra se hará eco del nuevo auge del cómic infantil y juvenil, que se repetiría los próximos dos años, con 15 autores distintos en cada edición. Y una tercera exposición estará protagonizada por ‘El vecino’, la serie de cómic del guionista Santiago García y el dibujante Pepo Pérez, que Netflix ha convertido en serie televisiva, dirigida por Nacho Vigalondo. Habrá, además, dos muestras sobre los ganadores del Gran premio del 2019, Antonio Altarriba, y de la mejor obra de autor español, '¡Universo!', de Albert Monteys.     

Nuevos espacios

El equipo del Cómic Barcelona ha creado dos nuevos espacios. Uno será Cómic Vision, que “reflejará la creciente presencia del cómic en el I+D del medio audiovisual, ligado al auge de series y películas que adaptan tebeos”, como es el caso del citado ‘El vecino’, ha explicado el nuevo responsable de esta área, Borja Crespo, quien es también uno de los organizadores del GRAF, festival de cómic independiente, que este pasado miércoles, por el coronavirus, ha tenido que aplazar la celebración, prevista para este próximo fin de semana en Fabra i Coats. 

El otro espacio a estrenar es Comic Fantasy, que controlará Cels Piñol, y que visibilizará la transversalidad del cómic con los mundos fantásticos de los juegos de rol, los juegos de tablero y las cartas, que “ha influenciado a tantos autores en los años 80 y  90”.   

Cuarta jornada para profesionales

El festival se concentrará, como en la pasada edición, en tres días abiertos de cara al público, pero en esta ocasión también abriría el jueves (en principio el 7 de mayo) para los profesionales, con Networking, mercado de derechos o recogida de portafolios de autores. Puig ha avanzado que los expositores de pequeñas editoriales y de autoedición, así como los de la zona de fancines, han crecido en número.  

En la rueda de prensa también se ha desvelado el cartel de esta 38ª edición del salón, obra de Belén Ortega, con guiños a Barcelona como un fondo de ‘trencadís’ gaudiniano y la imagen invertida de las torres de Fira en la plaza de Espanya, escenario habitual del festival, reflejada en la visera de del casco de una astronauta.