20 sep 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA

El coronavirus obliga a reducir el aforo de los cines

La medida se tomará en las salas de las tres zonas más afectadas, Madrid, La Rioja y Álava, así como en las de Catalunya

Beatriz Martínez / Julián García

El interior vacío del cine Aribau, en una foto del 2016.

El interior vacío del cine Aribau, en una foto del 2016. / JOAN CORTADELLAS

La situación de las salas de cine ha cambiado radicalmente desde el anuncio por parte del Gobierno de las nuevas medidas para contrarrestar la expansión del coronavirus. Si durante el fin de semana se llenaban sesiones para ver algunas películas, como es el caso de 'Invisibles', de Gracia Querejeta, esto ya no será posible hasta el próximo 25 de marzo, fecha en la que se volverá a analizar el estado del avance de la epidemia.

La Federación de Cines de España (FECE), en la que están integradas el 80% del total de pantallas existentes en todo el país, ha declarado a través de un comunicado que las salas muestran su "total compromiso con las autoridades sanitarias para colaborar en todo lo posible durante esta crisis y para que los espectadores puedan estar seguros disfrutando del cine en pantalla grande".

Para ello, los cines de las tres zonas más afectadas, Madrid, La Rioja y Álava, seguirán abiertos al público, pero con un aforo limitado de un tercio del total de cada una de las salas, durante los próximos quince días. Idéntica situación se deberá vivir en Catalunya, tras el anuncio efectuado en este mismo sentido por el 'president' Quim Torra, después de la reunión del comité técnico del Plan de Protección Civil de Catalunya, el Procicat. La FECE no incluyó a Catalunya en su lista de zonas afectadas a falta de la publicación de la decisión del Govern en el DOGC, según explicó a este diario un portavoz de la federación.

Más de 1.000 butacas

Además, aquellas con un aforo superior a 1.000 butacas deberán suspender su actividad durante este periodo tal y como han indicado las autoridades sanitarias, aunque en el caso del cine solo afecta a tres espacios, las salas grandes de los Capitol y Callao, en Madrid, y de los Aribau Multisalas, en Barcelona.

De manera voluntaria y "como un compromiso del sector para incrementar las medidas de prevención frente al COVID-19", se fomentará el espaciado horario de las sesiones y la distancia de seguridad recomendada de los espectadores dentro de la sala. En este sentido, la cadena de cines Yelmo ha anunciado en un comunicado que bloqueará automáticamente filas y butacas alternas para garantizar una separación mínima. Además, iniciará un protocolo de prevención ante contingencias sanitarias que afectará a la higiene de sus salas y espacios comunes mediante la utilización de desinfectantes especiales, dispensadores y utensilios de un solo uso.

David García, responsable de comunicación y márketing de los cines Verdi en Madrid y Barcelona, reconoce que, desde el anuncio de las medidas especiales, se ha notado el descenso del público. “No es algo que nos guste, pero hay que empatizar con la situación y lo entendemos perfectamente”.

Reducción de estrenos

Otro problema al que se enfrentan los exhibidores es la reducción en el número de estrenos, lo que afectará a la oferta de la cartelera. La semana pasada se suspendía uno de los grandes 'blockbusters' españoles de la temporada, ‘Operación Camarón’, de Telecinco Cinema y hace unas horas hacía lo propio 'Todo pasa en Tel Aviv’, una comedia sobre el conflicto árabe-israelí que era una de las apuestas de la productora independiente Surtsey Films. “Para nosotros es un drama atrasar el estreno después de haber invertido en publicidad, hecho prestrenos, pero nos encontramos en una situación en la que todo se ha quedado en stand-by, no nos podemos arriesgar”, comenta Fernando Lobo, jefe de prensa de la distribuidora. La apertura de una nueva sala en pleno centro de Madrid, que ellos mismos iban a poner en marcha el día 27 de marzo, también se ha pospuesto.

Así pues, la cartelera del 13 de marzo va a quedar más desolada que nunca. Resisten ‘La canción de los nombres olvidados’, ‘Y llovieron pájaros’, ‘Fahim’, ‘First love’ y ‘Las letras de Jordi’. Eso por el momento, ya que la palabra cancelación flota en el ambiente de manera constante.

Por último, el Ayuntamiento de Madrid ha decretado el cierre al público entre el 11 y el 26 de marzo de todos los centros dependientes de la empresa municipal Madrid Destino, entre ellos, la Cineteca ubicada en el Matadero. También cerrará la Filmoteca de España.