09 jul 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Raúl Arévalo: "Está bien juzgar a monstruos como Weinstein, pero también a nosotros mismos"

El actor y director vuelve a reunirse con Antonio de la Torre en la recién estrenada 'El plan', del debutante Polo Menárguez

Beatriz Martínez

Raúl Arévalo, fotografiado esta semana en Madrid

Raúl Arévalo, fotografiado esta semana en Madrid / DAVID CASTRO

Hace unos años sorprendió con la contundencia de su ópera prima como director, ‘Tarde para la ira’, con la que ganó cuatro premios Goya, pero Raúl Arévalo no ha dejado a un lado su carrera como intérprete, que se encuentra más efervescente que nunca. Mientras esperamos la serie ‘Antidisturbios’, de Rodrigo Sorogoyen, y las películas ‘Los europeos’, de Víctor García León y ‘Black Beach’, de Esteban Crespo, ahora estrena ‘El plan’, del director novel Polo Menárguez, en la que vuelve a reunirse con Antonio de la Torre y en la que interpreta a un joven parado que se reúne con sus excompañeros de trabajo en una mañana en la que saltará por los aires todo el sentimiento de fracaso que acumulan.

¿Qué le interesó del proyecto de ‘El plan’ para involucrarse en él?
Yo había visto la obra de teatro de Ignasi Vidal y me encantó. Se la recomendé a Antonio de la Torre y años más tarde Polo Menárguez me dijo que había adquirido los derechos y que había pensado en nosotros para dos de los papeles. Fue como si se cerrara el círculo. Entramos en el proyecto con una fe ciega, porque nos ponía mucho interpretar ese tipo de diálogos como pisados que tiene la obra y nos gustaban los temas que trataba.

La película habla de la precariedad, de la crisis económica, pero también de los hombres.
Habla de una crisis de la masculinidad mal entendida que seguimos arrastrando por culpa de una educación machista. Yo mismo tengo que trabajar para deshacerme de esa rémora. Los personajes son gente de una generación muy retrógrada perfectamente reconocible, que se sienten unos fracasados porque no pueden llevar dinero a casa, porque ellos son los hombres y eso les afecta a todos los niveles, a su orgullo y autoestima, lo que genera problemas en la forma en la que se relacionan con las mujeres de su entorno.

¿Y de qué forma aborda el problema de la masculinidad tóxica la película?
Es una cuestión de intención del texto. Antes se hacían chistes machistas y se normalizaban, ahora te suena una alarma interna. La película intenta reflejar una serie de comportamientos que se deberían cambiar. Es una responsabilidad que tenemos los que nos dedicamos a esto, como artistas y como hombres tenemos que hacer todo lo posible para replantearnos nuestro lugar en el mundo.

Estrenos de la semana. Tráiler de la pelicula ’El plan’.

¿Usted ha visto reflejado en el cine español este cambio de perspectiva con conciencia feminista?
Voy apreciando el cambio últimamente, pero todavía queda mucho por hacer. Y ya no solo en el cine. En los detalles está la clave, en los micromachismos, en los gestos pequeños que también adquieren importancia. Está bien juzgar a monstruos como Harvey Weinstein, pero también tenemos que juzgarnos un poco a nosotros mismos.

En ocasiones, también ocurre el efecto contrario, que se sobredimensionan las cosas.
Estamos con las garras afiladas, pero creo que forma parte del contexto en el que vivimos, que es como una gran olla a presión. Todo está convulso y revuelto, y el aspecto negativo es que se malinterpreten las cosas. Por ejemplo, en las entrevistas de esta película muchos periodistas se han centrado solo en que son tres hombres y que son machistas, como si eso fuera algo excepcional cuando en realidad no lo es. Si se estrenara ahora ‘Los lunes al sol’, seguramente también se haría de ella una lectura diferente.

Muchos actores que se pasan a la dirección se quedan ahí, y sin embargo usted ha seguido interpretando.
Mi pasión es dirigir, pero me da miedo eso de desaparecer como actor y que dejen de llamarme.

Precisamente la película trata un poco de eso, de la cultura del éxito y del fracaso. Pero me sorprende que incluso usted que ha triunfado en varias facetas diga eso.
En esta sociedad, si no trabajas, no eres nadie, te miran como si fueras invisible, un perdedor, de eso va la peli, sí. Yo ahora estoy entre el 8% de actores que puede vivir de su trabajo, pero sabes que puede venir un bache. Tiendo a no planificar nada, voy jugando las cartas como me vienen, pero siempre tengo en la cabeza mi próximo guion. Reconozco que a veces es bueno no tener plazos, pero es verdad que en ciertos momentos me puede el ansia y me gustaría poder centrarme más en escribir.