03 abr 2020

Ir a contenido

APARICIÓN SORPRESA

La familia rica de 'Parásitos' come embutidos de Olot

Un sobre de salami Espuña aparece en la nevera de la familia Park en un momento crucial de la premiada película de Bong Joon-ho

Julián García

Momento de ’Parásitos’ en el que aparece el sobre de embutido Espuña

Momento de ’Parásitos’ en el que aparece el sobre de embutido Espuña

La fabulosa despensa de los Park, la familia rica de ‘Parásitos’, no deja de dar suculentas sorpresas. Tras la comentada aparición en la película de Bong Joon-ho de una lata de patatas fritas de la empresa gallega Bonilla a la Vista, convertida en las últimas semanas en un insólito fenómeno de imagen y ventas, este diario pudo detectar la presencia de un sobre de salami Espuña, popular marca catalana de embutidos radicada en Olot, en un momento crucial del filme.

Si han visto la película, ganadora de cuatro Oscar, no les costará recordar el momento: la antigua empleada del hogar acaba de descubrir el enredo tramado por la familia Kim (la pobre) y, en plena pelea por un teléfono móvil, la joven Ki-jung corre a la nevera para coger una bolsa negra de melocotones con los que atacar a la empleada, alérgica a la piel de la fruta. Ahí, entre botellas de selecta agua Voss y cajitas del conocido queso camembert Le Rustique, aparece el sobre negro y rojo de embutido, perteneciente a la gama ‘Selección Charcutería’ de Espuña. Son dos, tres segundos fugaces pero intensos, casi más que los de las propias patatas Bonilla.

Este diario se puso en contacto con la empresa de la Garrotxa. “Mira que hay gente aquí que ha visto ‘Parásitos’, pero nadie se había dado cuenta. La primera noticia nos la estáis dando vosotros”, asegura Jordi Ventolà, del departamento de márketing de Espuña. La firma catalana empezó a vender en Corea del Sur en el 2010. "Es un mercado que, pese a representar poco volumen de facturación, apenas el 1%, es muy interesante para nosotros por cómo consideran nuestra marca y por la exigencia que nos marcan", añade Esteve Espuña, CEO de la empresa

"Actualmente tenemos presencia en tiendas coreanas denominadas 'dpts stores', que son galerías comerciales con productos gurmet. Algo parecido a las Galeries Lafayette o a la sección gurmet de El Corte Inglés. En Corea, consideran producto gurmet la charcutería española", dice Espuña. Los productos que la empresa de Olot vende en el país asiático son el jamón serrano, el salchichón, el salami extra que aparece en la película de Bong Joon-ho y varios 'snacks'. "Para nosotros, salir en una película como esta, con tantos reconocimientos, es un orgullo, porque significa que estamos presentes en la mentalidad de la población coreana", redunda Ventolà.

"Me habéis alegrado el día", asegura Espuña, especialmente feliz por dos detalles que le vinculan estrechamente con el país asiático: trabajó cerca de tres años en Seúl, en la empresa Samsung, y su esposa es coreana. "Vimos la película antes de Navidad, recomendada por la familia de mi mujer. Es una película estupenda que sabe reflejar muy bien la diferencia de clases del país, pero la verdad es que nunca habría pensado que arrasaría en los Oscar", apunta el sorprendido directivo. 

Ropa de niño de Mataró

Pijama de Bobo Choses en un fotograma de 'Parásitos', de Bong Joon-ho.

Como no solo de pan vive el hombre, otra empresa catalana, en este caso de ropa, tiene una presencia notable en 'Parásitos'. Se trata de la firma de ropa infantil Bobo Choses, de Mataró, que aparece como parte del vestuario del hijo menor de la opulenta familia Park. "Nuestro principal mercado es Asia, especialmente Corea y Japón. Allí tenemos un distribuidor que cede ropa para series y películas", explicó el director de comunicación de la empresa, Toni Tió, a RAC-1, que aseguró haber descubierto la ropa de su firma viendo la película de Bong Joon-ho en el cine.