23 feb 2020

Ir a contenido

CRÍTICA DE CINE

'El amor está en el agua': surfear la ola más alta

Massaki Yuasa combina el romance, la comedia y el drama en este anime que deslumbra por sus inmersivos ángulos de cámara y sus alusiones a estilos estéticos como el pop art y el impresionismo

Nando Salvà

Estrenos de la semana. Tráiler de ’El amor está en el agua’.

item

El amor está en el agua ★★★

Dirección: Masaaki Yuasa

Título original:  'Kimi to, nami ni noretara'

País: Japón

Duración: 94 minutos

Año: 2019

Género: Animación / Romance

Estreno: 14 de febrero del 2020

Aunque desde el principio de su carrera el director Masaaki Yuasa se distinguió por hacer un cine de animación basado en narrativas intrincadas y tendentes a la psicodelia, lo cierto es que en los últimos años ha venido mostrando un mayor interés en ficciones más inmediatamente accesibles para el público, y 'El amor está en el agua' parece funcionar como culminación de esa tendencia. 

Su punto de partida narrativo es la relación entre una joven surfista y el bombero que cada mañana la observa sobre las olas; los vemos enamorarse rápidamente, y desde el principio parecen haber nacido para pasar la vida juntos. Entonces, inevitablemente, algo trágico ocurre; pero, en lugar de usar el suceso para adentrar el relato en el melodrama, Yuasa introduce elementos mágicos y sobrenaturales para llevar a cabo una reflexión singularmente luminosa sobre la pérdida y la importancia de superar el dolor que conlleva.

A lo largo de su metraje, la película se mueve entre el romance, la comedia y el drama con considerable habilidad y, aunque por momentos su sentimentalismo es tan flagrante que resulta embarazoso, Yuasa en buena medida lo matiza a través de su detallado desarrollo de los personajes y sus vidas interiores. Y lo compensa con un impecable trabajo de animación que, si bien no es tan intrépido como en sus películas previas, aun así deslumbra por sus inmersivos ángulos de cámara y sus alusiones a estilos estéticos como el pop art y el impresionismo.