28 mar 2020

Ir a contenido

FESTIVAL BARNASANTS

Maria del Mar Bonet y el "sonido dorado" de la 'big band'

La cantante mallorquina canta por primera vez con ese formato instrumental en su alianza con la Big Band Begues, este sábado en la localidad del Baix Llobregat

Jordi Bianciotto

Maria del Mar Bonet, en un concierto en La Habana, en el 2019. 

Maria del Mar Bonet, en un concierto en La Habana, en el 2019.  / KIKE ENRIQUE SMITH SOTO

Maria del Mar Bonet ha cantado con grupos acústicos y eléctricos, orquestas sinfónicas y ‘ensembles’ orientales, pianistas de jazz y agrupaciones latinas, pero nunca hasta ahora lo había hecho con una ‘big band’, omisión que será enmendada este sábado con un concierto programado por Barnasants en el teatro El Goula, de Begues. Su ‘partenaire’ será la misma Big Band Begues, que aportará una sonoridad “dorada y muy de tierra” a un repertorio salpicado por acentos de swing y blues, pero abierto a otros registros.

Para la artista mallorquina, “cantar con una sinfónica es como volar, y hacerlo con una ‘big band’ es tener los pies en el suelo”, señala, y la seguridad es mayor si cabe al contar con un cómplice como Toni Cuenca, director del concierto, el músico que en el 2010 firmó los arreglos de su álbum orquestal ‘Bellver’. “Fue una revelación”, recuerda. Para Cuenca, la experiencia “marca un camino a seguir”.

De Gershwin a Toti Soler

Los estándares norteamericanos que la cantante mallorquina grabó en ‘Ben a prop’ (1989) y ‘Blaus de l’ànima’ (2011), con Manel Camp, son un punto de anclaje. “Piezas que adaptó al catalán Josep Tero, como ‘Abraça’m’ o ‘En algun lloc del meu cor’”, indica. Y ‘Jim’, cuyo arreglo a cargo de Quico Pi de la Serra le parece incluso "más bonito" que las versiones clásicas. Pero, a partir de autores como George e Ira Gershwin, el temario viajará hasta ‘Epigrama’, de Toti Soler. “Sobre un poema de Salvat-Papasseit que habla del verano, del amor y del sentido de los colores”.

Todo ello, combinado con “un beso” a dos queridos autores, de cuyas muertes se cumplen 25 años, Ovidi Montllor Guillem d’Efak. Más recordado el primero que el segundo. “Me gustaría que la gente joven que canta ahora canciones de Ovidi descubriese a Guillem, que era un gran poeta”, destaca Maria del Mar Bonet, que en ‘Terra secreta’ (2007) adaptó dos piezas suyas, ‘Blues en sol’ y ‘Tant com te cerc’, esta retomada en ‘Ultramar’ (2017). “Una historia de intuiciones vagas donde él ve a una persona que vive en su calle, se miran, no saben si se reencontrarán, ni qué piensan uno del otro y todo son dudas”.

El concierto con la Big Band Begues representa el inicio de una nueva era de proyectos para la cantante después de cerrar, el 15 de enero en el Auditorium de Palma, sus ’50 Anys d’escenaris’. Un disco con canciones inéditas se insinúa en el horizonte, y renovadas inquietudes. “Pero no me rijo por la idea de hacer cosas nuevas, sino de intentar hacer cosas con las que disfrute y que me hagan caminar de otra manera”.