28 mar 2020

Ir a contenido

MÚSICA ANTIGUA

Viaje a la Florencia de los Medici

L'Ensemble O Vos Omnes inauguró el festival llums d'Antiga de L'Auditori con 'La foguera de les vanitats'

Manel Cereijo

L’Ensemble O Vos Omnes.

L’Ensemble O Vos Omnes.

Con nueve años de trayectoria a sus espaldas y viviendo un momento de consolidación y expansión artística, L'Ensemble O Vos Omnes tuvo el honor de inaugurar, el martes pasado, la segunda edición del Festival
Llums d’Antiga de L’Auditori barcelonés con un espectáculo dinámico, teatral y con ese punto atrevido que siempre propone el conjunto coral liderado por Xavier Pastrana. 'La foguera de les vanitats' transporta al mundo de los Medici, con Florencia como telón de fondo, y entretiene desde el minuto uno gracias a la recreación del momento histórico que dibuja con precisión Girolamo Savonarola, predicador italiano del siglo XVI que se opuso frontalmente a la famosa familia -incluso usurpándole el poder- y a todo lo que aquella ostentosa e influyente casta
representaba; imponiendo su doctrina católica y coartante, el monje irrumpe en la ciudad italiana en la que hasta aquel momento se vivía el florecer de suculentas expresiones artísticas y culturales y el 'libertinaje' propiciado por los carnavales.

En el espectáculo, el dominico, bien defendido por el actor Quimet Pla, interviene durante todo el montaje exigiendo la quema en la hoguera de la inmundicia que generaban el lujo y la corrupción, vanidades que a sus ojos se habían apoderado de Florencia y sus habitantes. Intercalando su narración, los miembros de L'Ensemble O Vos Omnes provocan una y otra vez al austero monje con un cuidado programa de piezas del Renacimiento escogidas para dar vida a la historia. Valiéndose de voces jóvenes y bien empastadas, el conjunto coral se esmeró en desgranar cada canción con solvencia en los movimientos escénicos y cuidada dramaticidad, aderezadas con guiños de fino humor, de erotismo y profanación poniendo los pelos de punta a Savonarola. Con todo y frente a tanta frivolidad, el monje acaba por imponer su repertorio sacro y adoctrinador antes de ser abrasado en la hoguera por querer implantar su severa doctrina. En este viaje del pecado a la rectitud se pudieron escuchar algunas joyas renacentistas -de difícil audición hoy en día- de autores como el flamenco Heinrich Isaac, los italianos Michele Pesenti Giovanni Domenico da Nola, el holandés Jean Richaford, el franco-flamenco Josquin Des Prés, el inglés William Byrd y otros compositores anónimos. El espectáculo estuvo muy bien apoyado musicalmente por un reducido grupo instrumental formado por cornetto, cuerda pulsada y órgano. Buen comienzo de este certamen que ayuda a entender parte de la esencia de la música europea del pasado.