20 feb 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Un paseo por la Barcelona revolucionaria de la guerra civil

El Arxiu Fotògrafic ofrece una exposición sobre la 'Gráfica anarquista, fotografía y revolución social' de 1936 a 1939

Muestra escenas cotidianas y de lucha retratadas por grandes fotoperiodistas y un sorprendente documental

Eduardo de Vicente

La casa CNT-FAI de Barcelona, en 1938.

La casa CNT-FAI de Barcelona, en 1938. / ARXIU FOTOGRÀFIC

La ciudad de Barcelona, siempre en constante cambio, sufrió una gran evolución durante la guerra civil. En aquellos tres decisivos años amaneció una urbe revolucionaria, contestataria, que no aceptaba la sumisión al fascismo y que estaba en continua lucha. El recuerdo de aquel periodo habría quedado sepultado por el tiempo si no fuera porque los fotógrafos y cineastas lo ilustraron desde la inmediatez y nos legaron un testimonio impactante y realista de lo que supuso. El Arxiu Fotogràfic de Barcelona permite recuperarlo en la exposición Gráfica anarquista. Fotografía y revolución social (1936-1939).

'La lucha en Barcelona' y 'Los vencedores'. / ANTONI CAMPAÑÀ / AUTOR DESCONOCIDO

Nos reciben a la entrada unas fotos de gran tamaño de una joven junto a la bandera de la CNT (La lucha en Barcelona, de Antoni Campañà) y un collage, Los vencedores, en el que coinciden un miliciano, una obrera en una fábrica textil, una escuela y el campo, entre otros motivos. A continuación descubriremos un ejemplar del semanario gráfico Umbral que, como advierte en su portada, aborda temas tan diversos como la guerra, la política, la literatura, el cine, el teatro y la actualidad, mayor espectro casi imposible.

En la exposición pueden verse publicaciones de la época. / ARXIU FOTOGRÀFIC

Las publicaciones y las mujeres

En el siguiente apartado, dedicado a la prensa, veremos las oficinas de otra publicación, Tierra y libertad, y cuatro de sus portadas (entre ellas “Las mujeres libertarias en lucha” y otra sobre la muerte del revolucionario Buenaventura Durruti), unas milicianas leyendo Solidaridad Obrera y otros ejemplos de Umbral como “La maternidad bajo el signo revolucionario” (con una mujer dando el pecho) o “Los objetivos militares del fascismo”, con la silueta de una bomba. En unas vitrinas se muestran otras revistas como Tiempos nuevos y nos llama la atención una insólita combinación de un miliciano abrazado a un chef en un dibujo de un semanario gastronómico.

Los carteles de "Mujeres libres" los pintan los hombres. / PÉREZ DE ROZAS

Las mujeres tuvieron un peso importante durante la República, se puede comprobar en un espacio dedicado a ellas que se abre con una imagen sorprendente, unos ¡hombres! pintando unos carteles con la frase "Mujeres libres", fotos en la escuela popular o exposiciones femeninas. El mundo laboral también tiene su espacio con detalles de las cerveceras Moritz o Damm colectivizadas, las colas frente a una lechería y otros trabajadores en sus respectivas fábricas.

Unas mujeres en el campo, en la colectividad de Amposta. / PÉREZ DE ROZAS

Grandes fotógrafos de la época

La legendaria estirpe de los Pérez de Rozas tuvo una presencia constante en los medios anarquistas y uno de sus encargos fue el de retratar todo tipo de colectivizaciones agrarias desde los Pirineos al Delta del Ebre. Pueden verse múltiples ejemplos de Amposta, Sant Pere Pescador, el mercado del Born, L’Hospitalet del Llobregat, Rubí, Calonge o Torroella de Montgrí.

Una de las imágenes cotidianas retratadas por la reportera. / KATI HORNA

Otra fotógrafa destacada fue Kati Horna que inmortalizaba la vida cotidiana de la población en la retaguardia. Retratos de payeses, niñas, un chico en un taller de artes gráficas, edificios como las iglesias o la máscara mortuaria de Durruti en una tienda, la industria de la guerra o los obreros del textil.


   

Un documental sorprendente 

Antoni Campaña ilustró el mundo de los milicianos y sus expresiones en los momentos de descanso. Resulta muy recomendable el visionado del sorprendente noticiario Reportaje sobre el movimiento revolucionario en Barcelona firmado por Mateo Santos en 1936 y de unos 20 minutos de duración. Allí veremos cómo las iglesias se convirtieron en casa del pueblo, las calles de Barcelona con gente armada y barricadas, el paisaje urbano en el que reconocemos algunas calles y edificios mientras suena La Internacional y se lanzan proclamas contra la Iglesia (“esos negros cuervos”), la alta burguesía, el capitalismo y el ejército sublevado con un vocabulario insólito.

La Casa Golferichs acogía en esos años la Universidad Popular. / ARXIU FOTOGRÀFIC

La cultura y la militancia

Otro apartado está dedicado a la cultura y la educación, imágenes de la universidad popular (en la Casa Golferichs), las bibliotecas, el gimnasio, la lucha contra el analfabetismo o una inesperada instantánea de unos niños desnudos bañándose en el estanque del Palacio de Pedralbes. En dos vitrinas adyacentes se muestran postales de la Oficina de Información y Propaganda de la CNT-FAI, una credencial y un manual del militante, así como ¿España? Libro sobre los cuentos de miedo y las calumnias fascistas. En el último rincón se encuentra una imagen de su sede en Via Laietana, un quiosco, una pintada y un montón de objetos religiosos de plata arrebatados a las parroquias para ser fundidos.

Los objetos de las iglesias a punto de ser fundidos. / JOAN MAYMÒ

Un paseo por una época menos lejana de lo que parece pero en la que las ideas eran muy distintas a las de ahora, las actitudes también y que serían el último grito de esperanza ante la amenaza del tenebroso franquismo que iba a apoderarse del país y de nuestras vidas. Las últimas horas de luz antes de la oscuridad.

Dos milicianas leen la publicación del órgano federal. / ARXIU FOTOGRàFIC


   

        item
   

   

       

'Gráfica anarquista. Fotografía y revolución social (1936-1939)'

Lugar: Arxiu Fotogràfic de Barcelona (plaza de Pons i Clerch, 2).

Horarios: de lunes a sábado, de 10 a 19 horas.

Precio: entrada libre.

Más información: ajuntament.barcelona.cat