27 oct 2020

Ir a contenido

EL DISCO DE LA SEMANA

Pet Shop Boys, divertidos y emotivos en 'Hotspot'

Neil Tennant y Chris Lowe rearman su método pop en un cancionero que combina el ramalazo discotequero sin complejos con el recogimiento intimista

Los nuevos trabajos discográficos de Algiers, Taifa Yallah, Kris Davis y Wire, entre los reseñados

Jordi Bianciotto, Juan Manuel Freire, Ignasi Fortuny, Roger Roca

Pet Shop Boys, en una imagen promocional.

Pet Shop Boys, en una imagen promocional. / EL PERIÓDICO

 
item

Hotspot ★★★

Pet Shop Boys

XL- Popstock!

POP ELECTRÓNICO

Resulta prodigiosa la longevidad de Pet Shop Shop en el arte de hacer canciones pop con aptitudes para llegar al gran público y ser a la vez objeto de culto: década tras década desde los 80, sobrevolando modas y tendencias, incorporando nuevos ingredientes sin perder nunca su distinción natural. Su edad de oro se circunscribe al siglo XX, las cosas como son, pero en lo que llevamos de XXI el nivel de sus producciones es respetable, con cotas altas en 'Yes' (2009), su mejor colección moderna de canciones, y ese ciclo notable de obras que abrió 'Electric' (2013), siguió 'Super' (2016) y culmina ahora 'Hotspot', el álbum que se ha puesto a la venta este viernes.

Se trata de la trilogía de discos producidos por Stuart Price, el cómplice de Madonna en 'Confessions on a dance floor' (2006), que apura aquí su recital de recursos para envolver a Neil Tennant y Chris Lowe de un estilismo elegante y rico en contrastes. Quizá ya no sea Price el más moderno de la clase, pero tampoco Pet Shop Boys van a violentar ahora su ciencia de atmósferas y melodías. Y bien, a los tres les ha salido un disco atractivo, variado, divertido y con espacios de profundidad. Una obra que no retoma los acentos políticos del epé 'Agenda' del año pasado (con aquella gloriosa 'Give stupidity a chance'), y que no parece tan destinada a captar nuevos fans sino más bien a gratificar a los muy cafeteros.

Rumbo a la discoteca

'Hotspot' se abre con los sintetizadores muy de los años 80, a lo Azul y Negro, de 'Will-o-the-wisp', abriendo una pista ligera y colorista que conecta con otros temas del álbum, como 'Happy people', este a golpe de house, y la más alocada  de todas, 'Monkey business', con la pareja buscando trapicheos, como dice la letra, a lomos de un funk resultón con ecos discotequeros. Ese primer tramo culmina con 'Dreamland', punto caliente de vibrante estribillo, alianza con la voz de Olly Alexander (del grupo Years & Years) que vio la luz en septiembre como primer sencillo del álbum. Una elección acertada.

En la sección de baladas y medios tiempos encontramos otros focos de atención, sin alcanzar la majestuosidad interiorista de un 'Behaviour' (1990) pero sí distanciándose del toque  séptico de un 'Release' (2002). Ahí están dos piezas de calado envolvente, 'Hoping for a miracle' y 'Burning the heather', y esa otra, 'Only the dark', la más heterodoxa del conjunto, cumbre de belleza discreta en el trayecto final del disco, hecha de ese synth-pop sutil que Tennant y Lowe practicaron desde los días de 'Love comes quickly'. Unos Pet Shop Boys, con todo, que se muestran prestos a la algarabía y terminan colando sin manías la marcha nupcial de Mendelssohn sobre la base rítmica de 'Wedding in Berlin', última estación de un disco quizá no trascendente, pero sí agradable. - Jordi Bianciotto

OTROS DISCOS DE LA SEMANA

 
item

There is no year ★★★

Algiers

Matador-Popstock!

ELECTRO-ROCK

El aclamado grupo rock de Atlanta rebaja la fiebre eléctrica y subraya la paranoia sintética en un disco cercano, por momentos, a Depeche Mode, con los que casualmente han girado. Randall Dunn y Ben Greenberg (productores de la banda sonora de 'Mandy') ayudan a Algiers a hacer de la ansiedad algo bello. – Juan Manuel Freire

 
item

Ep. 01-Causa ★

Taifa Yallah

Santa Catalina

ROCK

La búsqueda de estímulos ha llevado a Dellafuente a este nuevo proyecto, con una sonoridad rock y marcado acento andaluz que pone en valor la herencia árabe de esa tierra. Un tenaz cambio de paradigma en su carrera con el que consigue crear una atmósfera mística profundamente emocional. - Ignasi Fortuny

 
item

Diatom Ribbons ★★★

Kris Davis

Pyroclastic Records

JAZZ

En su disco de consagración, la pianista canadiense combina con éxito a algunas de las voces más singulares de la escena de Nueva York: las guitarras de Nels Cline y Marc Ribot, el pulso funk de la batería Terry Lyne Carrington, la voz teatral de Esperanza Spalding… Jazz contemporáneo de amplio espectro, más cerebral que emocional. -Roger Roca

 
item

Mind Hive ★★★

Wire

Pinkflag

ROCK EXPERIMENTAL

La venerable institución pos-punk sigue en racha: sexto disco en una década y giro a su idea de canción invasiva a través del músculo, la ensoñación, el tacto robótico, la contraposición de planos o los imprevistos giros armónicos. Obra tensa, con sintetizadores y guitarras secas explorando los ángulos muertos de la canción rock. - J. B.