30 sep 2020

Ir a contenido

OBJETIVO: 2%

Isabel Vidal: "Debemos poder desarrollar nuestra actividad al cien por cien"

La presidenta de Adecta advierte que el ecosistema de las artes escénicas peligra debido a la polarización del sector

Marta Cervera

Isabel Vidal, presidenta de Adetca.

Isabel Vidal, presidenta de Adetca. / FERRAN NADEU

La emergencia del sector cultural es seria en las artes escénicas. La presidenta de Adetca (Empresas de Teatro de Catalunya), Isabel Vidal, portavoz también de Actua Cultura, tiene claro que la Generalitat debe ofrecer algo más que palabras. Cree que sin el 2% del presupuesto de la administración catalana que reclaman peligra el ecosistema de las artes escénicas. 

¿Qué es lo que más preocupa al teatro y las artes escénicas? 
La falta de presupuesto para cultura y la consideración que se tiene, que es nula, como demuestra ese 0,6% que se le dedica. ¿Cómo se pueden aplicar así los planes integrales de circo, danza y teatro sin dinero?

¿Cual es el principal problema en su sector?
Hay muchos. Debemos ser conscientes que todos representamos una función importante en la cadena de valor de las artes escénicas. Y esa cadena tiene a todos sus agentes con alguna problemática. Pero si pudiera destacar alguno,apuntaría especialmente como Presidenta de las productoras y exhibidoras privadas, al de la planificación del recorrido que deben poder emprender las productoras y compañías teatrales hacia la consecución de un tejido empresarial equilibrado. Sin esos recursos tan necesarios y sin ese trabajo de públicos, la polarización del sector se va agravando. Faltan ayudas a los emprendedores y trabajo de públicos para garantizar el salto empresarial.

Puestos a luchar por lo que defienden, los teatros tienen un contacto directo con la gente. ¿Hay prevista alguna acción en particular?

Los teatros organizaremos mesas sectoriales adheridos a Actua Cultura para ver qué acciones desarrollar conjuntamente. Ya hemos hablado con muchas entidades de teatro, danza y circo.  

¿Alguna idea?
De momento no. pero está claro que tenemos un calendario cultural muy importante. Cuando no hay la ceremonia de los Premios Gaudí se celebra el Día Mundial del Teatro o el de la Danza. Constantemente estamos en un escaparate público. Podemos hacer desde acciones puntuales en vivo a virales en las redes. Nos estamos preparando.

¿Qué debe cambiar para que Barcelona recupere liderazgo como capital teatral?

Que todos los agentes que intervenimos en la cadena de valor podamos desarrollar nuestra actividad al cien por cien.

¿Qué reclama al Ministerio de Cultura?
Aunque las competencias en Cultura están traspasadas a las comunidades, reclamamos lo mismo: más presupuesto y promoción. Y cumplir más con sus compromisos con Catalunya. El Ayuntamiento de Barcelona podría hacer mucho más si no tuviera que cubrir el déficit de subvenciones del Ministerio y de la Generalitat en espacios públicos. Los
presupuestos del Mercat, del Lliure, del TNC y del Liceu no son suficientes. 

Mucha gente de la profesión, especialmente de musicales pero no solo, se han ido a Madrid a trabajar. 

Los artistas, los creadores, necesitan trabajo, pero también ventanas de exhibición para su talento. Es lógico que busquen las mejores oportunidades. Pero me entristece mucho que no podamos ser capaces de mantenerlos, protegerlos, impulsarlos y otorgarles el lugar que como artistas y creadores merecen. Son nuestros embajadores culturales como sociedad catalana, y lo ideal sería que trabajaran en todo el mundo, pero por oportunidad artística no por falta de trabajo en Catalunya. Que tu talento ejerza en tu país y en el mundo y que la sociedad se sienta orgullosa del mismo es una de las mejores demostraciones de liderazgo y capitalidad cultural. Pero también tenemos artistas escénicos reconocidos ejerciendo su actividad en el país.

La oferta audiovisual en casa es brutal. ¿Más recursos ayudarán a competir con las plataformas? 

Estamos en el terreno de la promoción, otra de las reclamaciones de Actua Cultura. El teatro no compite con los contenidos audiovisuales, compite con cualquier experiencia de ocio. Por lo tanto, la calidad de la oferta teatral y el trabajo de promoción van unidas para que el teatro sea una de las mejores opciones. Ya lo ha sido, por ejemplo, estas navidades donde hemos alcanzado el 71 % de ocupación.

Adetca empezó la temporada con optimismo tras alcanzar los 2,5 millones de espectadores de pago en el 2018-19, un 10% más. ¿Ve posible alcanzar los 3 millones con el panorama actual?

Hemos tenido un bache importante en octubre que nos hizo perder muchos espectadores, pero estamos casi como el año anterior, a tres puntos de distancia en espectadores de pago. Eso nos hace ser optimistas de cara a seguir por este camino de requerir promoción a la administración, ya que la cartelera es variada y potente. La lástima es que hasta el 14 de octubre estábamos 10 puntos porcentuales de media por encima.

El cierre de teatros no parece importar demasiado a las administraciones... Basta ver la situación del Paral.lel. ¿Se recuperará el histórico Arnau?

Como decía una amiga mía. "En el Paral.lel hay petróleo". El Mago Pop lo ha comprobado con récords de taquilla, en el Condal hay llenos con Joan Pera y 'El pare de la núvia', la Sala Barts llena con 'El Petit Príncep'. Lo de los teatros cerrados cuando dependen de la Administración me parece una de las prioridades a afrontar.

Cree que el Apolo, también en el Paral.lel, ¿sobrevivirá o acabará convertido en otra cosa? 

Sobrevivirá. Eso espero.

Pese a la situación del sector ¿es optimista?

Soy optimista porque tenemos los elementos más importantes para serlo: talento, tejido empresarial, estructuras públicas y privadas, voluntad, ideas, público y unión. Pero soy realista: nos hace falta sin dilación, el cambio de mentalidad de las administraciones respecto a la cultura. Se requiere ya una clara voluntad de colaboración público-privada para ser lo que debemos ser como país: líderes culturales.

Temas Teatro