04 abr 2020

Ir a contenido

INICIATIVA ACTUA CULTURA

Todos los sectores culturales se plantan ante el trato "indecente" de la Generalitat

El 98% de las empresas culturales catalanes exigen al Govern que el presupuesto destinado a cultura pase del 0,6% al 2%

Ramón Vendrell

Exposición de Antoni Fabres en el MNAC.

Exposición de Antoni Fabres en el MNAC. / FERRAN NADEU

Joan Anton Maragall, en representación del sector de las artes visuales, dijo: «Entre el 2003 y el 2019 la Generalitat destinó medio millón de euros a la adquisición de arte, incluyendo obra de artistas vivos».

Montserrat Bou, en representación del sector audiovisual, dijo: «La falta de presupuesto y que TV-3 no cumpla su función de locomotora han hecho que ya no seamos un referente porque nos falta contenido».

Isabel Vidal, en representación del sector de las artes escénicas, dijo: «Es imposible planificar a medio plazo, la clase media de las salas está desapareciendo y la infradotación de los grandes espacios les impide hacer una programación potente».

Joan Sala, en representación del sector editorial, dijo: «A ver cuánto tiempo aguanta si seguimos así el tradicional lugar de Barcelona como capital de la edición en castellano. En América Latina hay un 'boom' de editoriales al que hay que estar muy atento».

Y Eva Faustino, en representación del sector musical, dijo: «No hay una política de impulso de la creación propia». Lo cual, por ejemplo, con los grandes festivales cada vez más en manos de grupos internacionales, es preocupante.

Parálisis tirando a crisis

Con estas imágenes o resúmenes de su ámbito formulados a bote pronto dibujaron ayer los portavoces de Actua Cultura el paisaje de parálisis tirando a crisis del sector cultural en Catalunya. La primera reclamación de la iniciativa Actua Cultura, que agrupa al 98% de las empresas culturales de Catalunya, es exigir al Govern que destine el 2% del presupuesto a cultura. Actualmente dedica el 0,6% y así van las cosas. Por ejemplo, Dinamarca destina el 3,4%, Holanda el 2,7%, Francia el 2,5%, Portugal el 1,8% y Andorra el 1,3%. Traducido a gasto cultural del gobierno por habitante queda así la cosa: Dinamarca 880 euros, Holanda 508 euros, Francia 476 euros, Portugal 158 euros, Andorra 108 euros y Catalunya... 30 euros. Son datos de Eurostat y la Generalitat facilitados por Actua Cultura. En efecto, el Gobierno central destina todavía menos que el catalán: el 0,3%, lo que supone 20 euros por español, dedicados en su inmensa mayoría a grandes instituciones estatales. Pero resulta que las competencias en cultura están transferidas a las comunidades autónomas. El Ayuntamiento de Barcelona, por su parte, asigna a cultura el 6% de su presupuesto y no son pocas las deudas de las administraciones central y autonómica que tapa, según Actua Cultura.      

Ante esta situación Actua Cultura, grupo cuya facturación supone el 3,5% directo del PIB de Catalunya, ha decidido decir basta. Vidal explicó que desde el 2008 el mundo de la cultura ha aceptado sin rechistar que la situación era difícil, primero por la crisis y después y hasta la fecha por el procés. Pero se ha hartado de hacer el primo ante un trato por parte de la Generalitat que Vidal no ha dudado en calificar de «injusto» e «indecente»

Actua Cultura no solo exige dicho aumento de presupuesto sino un «cambio de paradigma» en la forma cómo la Generalitat considera la cultura. Esto es, que deje de usarla a conveniencia como una palabra tan pomposa como hueca y pase a tomársela mínimamente en serio.

De momento Actua Cultura, insólita alianza de todos los sectores culturales, ha tenido una reunión con Pere Aragonès, vicepresidente del Govern y 'conseller' de Economia, que les emplazó a una segunda cita tras aceptar la legitimidad de su protesta. También ha pasado la plataforma por la desde hace unos años casi indigente Conselleria de Cultura, cuya titular, Mariàngela Vilallonga, les dijo más o menos que está con ellos y que buena suerte.  

Posibilista

Actua Cultura anuncia medidas «contundentes, imaginativas y largas en el tiempo» si no logra su objetivo de que el 2% del presupuesto catalán se destine a cultura. Para ello lo primero que debe suceder es que el Govern logre aprobar presupuestos. Actua Cultura está dispuesta a aceptar que el 2% se alcance en tramos a lo largo de un plazo de dos o tres años, siempre y cuando en el 2020 haya un aumento significativo que suponga destinar a cultura más del 1% del presupuesto. Los grupos parlamentarios, dijeron los representantes de Actua Cultura, avalan la reivindicación. El 2% no es un ideal sino una exigencia «posibilista».

«Gestionamos miseria», dijo Vidal. «En muchos sitios la cultura va como un tiro, es en nuestro pequeño mundo donde no funciona y para ver una gran exposición o un gran espectáculo teatral tienes que irte fuera», apostilló Sala.