MÚSICO SIN FRONTERAS

Don Frank: New Barna Boogie

Nacido Francesc Tena, el pionero del country con raíces hecho en Catalunya presenta su último EP en una gira de invierno

El cantante catalán de country Don Frank.

El cantante catalán de country Don Frank. / EL PERIÓDICO

2
Se lee en minutos
Kiko Amat
Kiko Amat

Escritor

ver +

Siempre he tenido un olfato sobrenatural para la detección de friquis con gusto arcano, pero en este caso no me hizo falta activarlo. Hombros de costalero, bíceps de estibador, vaqueros tamaño carpa con vuelta tamaño edredón, 'penny loafers' y boina ladeada estilo 'El golpe', tocando al ukelele canciones de cowboys lacrimosos mientras espera a que sus hijos salgan del colegio… No saquen los prismáticos ni la lupa de investigar; Don Frank es ese de ahí. Único e inimitable.

Don Frank (nacido Francesc Tena) es un pionero del country con raíces hecho en Catalunya. Hablamos de country de verdad, no del Chernobil cuqui-country que Tomeu Penya irradió sobre nosotros hace un par de décadas. Frank se graduó en la escuela de rockers barceloneses de los 80 (en cuya orla podrían encontrar a Loquillo o Carlos Segarra), para luego migrar a Estados Unidos, donde, en sus palabras, cayó seducido “por las musicas de los 50, 40, 30 e incluso anteriores, de estilos tan diversos como el swing o el blue grass, pero especialmente la escena californiana del 'rockabilly' del momento y toda la influencia country de los 50 y 60, muy especialmente del sonido Bakerfield".

La música del vecino

A su regreso a la Ciudad Condal, Frank fundó "uno de los primeros bares en Barcelona de música retro americana (Shotwell 59)" y fue "el primero en importar el line-dance". Desde el cierre de su mítico bar, Frank se dedica a una nueva misión: "Demostrar a todos los que todavía ven el country como una música foránea que a su vecino no solo le gusta y lo disfruta, sino que es capaz de hacer música country igual o mejor que lo haría cualquier músico de un pueblo de Texas". Nada de Rey Lui o Tennessee para Don Frank, ya ven. Nuestro músico country local por excelencia solo toca auténtico "country-western y western-swing con un pellizco de 'rockabilly' (mi mayor influencia ha sido sin duda el Rockabilly de los 50 y el Country de los 50 y 60s)", aunque admite que The Blasters, Stray Cats o Dwight Yoakam fueron grandes iconos en su vida.

Cuando digo auténtico, lo que pretendo afirmar es que Tena tiene el sello de aprobación de la industria americana. Su último disco fue grabado y mezclado en Louisville (Kentuky), y Frank ha girado y tocado repetidas ocasiones por el circuito de festivales y clubes yanqui. Es inevitable preguntarse cómo le ven allí. "Los norteamericanos son muy agradecidos", afirma. "Aunque al principio topar con un artista country catalán parece sorprenderles, lo aprecian y aplauden de inmediato… Es una reacción que me recuerda mucho a la que tienen los catalanes cuando se enfrentan a algún foráneo que hace el esfuerzo de hablar el idioma: sorpresa, reconocimiento, apoyo y agradecimiento".

El hermano pobre

Noticias relacionadas

¿Y los catalanes? ¿Cómo ven a ese 'casteller' de soca que anda calle abajo con majestuoso Stetson calado hasta las orejas y lanza gorgoritos a lo Hank Williams en el pub inglés del parque? "El country sigue siendo el hermano pobre de la cultura musical", dice. "Desde hace muchos años hay innumerables bandas de heavy, garaje, incluso blues en nuestro país y a nadie se le hace extraño, en cambio el country, tal vez por desconocimiento general, sigue sorprendiendo".

Para los que quieran dejar de sorprenderse, Don Frank está de gira este invierno presentando su fantástico nuevo EP, con banda americana y la colaboración del prolijo Mario Cobo. Pueden buscarle bajo #don frank music en todas las redes, lazos y rodeos.