Ir a contenido

CRÍTICA DE CINE

'Espías con disfraz': un toque de indistinción

Nando Salvà

Estrenos de la semana. Tráiler de ’Espías con disfraz

Conocidos sobre todo por la saga 'Ice Age', los estudios Blue Sky nunca han alcanzado los niveles de intrepidez y sofisticación de compañías homólogas como Pixar o incluso Dreamworks. Y su nueva película, tan correcta y tan olvidable, se limita a reciclar clichés del cine de espías y alinearlos alrededor de una sola ocurrencia, no exenta de gracia pero insuficiente para soportar 101 minutos de metraje: un arrogante agente secreto es accidentalmente transformado en una paloma por un precoz genio de la ciencia.

'Espías con disfraz' exhibe algo más de músculo visual y narrativo que otros títulos recientes de Blue Sky como 'Ferdinand' (2017), aunque eso no significa que su humor y su peripecia argumental no pequen de excesiva simpleza -a los miembros más jóvenes de su público, es cierto, casi seguro que no les importará-. Mientras enfrentan a sus héroes contra un villano decidido a dominar el mundo, los directores Troy Quane y Nick Bruno mezclan citas de la saga de James Bond y de títulos como 'Matrix' y 'Men in black' con una colección de elaborados 'gadgets' y coches imponentes, y todo ello lo aderezan con varias lecciones vitales sobre lo mucho que cada uno de nosotros necesita el apoyo de los demás y la importancia de encontrar soluciones no violentas a los grandes problemas del mundo. Ni más ni menos.

item

Espías con disfraz ★★★

Dirección: Troy Quane y Nick Bruno

Título original:  'Spies in disguise'

País: Estados Unidos

Duración: 101 minutos

Año: 2019

Género: Animación

Estreno: 25 de diciembre del 2019