25 oct 2020

Ir a contenido

FOROFOS

'Star wars: El ascenso de Skywalker': el veredicto de los fans

Abel Lacruz

Asistentes al estreno de ’El ascenso de Skywalker’ en el cine Phenomena, el jueves por la noche.

Asistentes al estreno de ’El ascenso de Skywalker’ en el cine Phenomena, el jueves por la noche. / Robert Ramos

En una galaxia no muy muy lejana llamada Phenomena, cientos de entusiastas de la saga cinematográfica más pop de todos los tiempos hacen cola para asistir al estreno de 'Star Wars: El ascenso de Skywalker'. Acuciados por las ganas de asistir al evento, algunos -poco previsores- siniestros agentes del imperio preguntan: "¿A alguien le sobra una entrada?". Pero los rebeldes fans de 'Star Wars', tras horas esperando a las puertas del cine, no se desprenden de sus tickets, comprados el mismo día en que salieron a la venta, y que les permitirán ver el final de la saga más famosa de la galaxia…

"A mí me pones una mierda con la cara de Darth Vader y me gusta", dice uno de los asistentes

Si la vida real fuera un episodio de 'Star Wars', el párrafo anterior podría servir de prólogo a la crónica del estreno de 'El ascenso de Skywalker'. Para Dani Sánchez, algunos días sí son como en su saga favorita. Hoy, por ejemplo, va disfrazado de Obi Wan Kenobi: "Me he comprado la entrada para el estreno que está a punto de empezar ahora a las 20.00h y para la sesión de las 23.00h ¡Imagínate como soy de fan! A mí me pones una mierda con la cara de Darth Vader y me gusta", asegura mientras se lamenta de no haber llegado antes para acceder a un mejor lugar en la sala.

La cola para entrar al cine Phenomena daba la vuelta a la manzana. / Robert ramos

Quienes no van a tener problemas para elegir butaca son Marc Xofré, Cristina y Àlex Huguet. Marc es el primero de la fila, ha llegado a las 14:30 horas. No concibe otra sala que no sea Phenomena: "Tiene el mejor sonido de Barcelona, muy importante para una película de aventuras como esta. El ruido de las espadas láser tiene que oírse bien". Cristina explica que también se trata de una tradición: "Hemos visto las otras pelis de la saga aquí. Esta última no podía ser menos". Son las 19.00 horas, la cola, que se extiende por Sant Antoni Maria Claret y da la vuelta Lepant abajo, empieza a moverse. Como si fuera una nave nodriza, el Phenomena engulle a los fans de 'Star Wars', que empuñan sus entradas como espadas láser. 

"Al acabar la película, mi amigo y yo hemos dicho ¡Guau!"

La emoción y los nervios se palpan en el ambiente, y por eso más de uno tiene que ir al baño a aliviarse. Allí, un joven le dice a otro: "A ver si en esta peli proponen algo diferente, que no sea la Estrella de la Muerte y lo típico", y su vecino de urinario le contesta: "Mientras no se saquen de la manga viajes en el tiempo". Está claro que J.J. Abrams tiene el reto de crear una historia que satisfaga a los incondicionales, que eche el cierre a la trilogía y que concluya toda la saga de manera satisfactoria. Casi nada.

450 asistentes al estreno de 'Star Wars: el ascenso de Skywalker'. / robert ramos

Ya suena la mítica banda sonora de John Williams, el público aplaude ansioso de aventuras. El 'Episodio IX' es una montaña rusa de emociones que consigue que dos horas y media de película vuelen más rápido que el Halcón Milenario. Solo en algunas escenas hay relax, como cuando aparece Lando Calrissian y recuerda victorias pretéritas: "Nos teníamos los unos a los otros, así es como ganamos". Todo un homenaje a la amistad y a la cooperación frente a la heroicidad individual que las 450 personas del Phenomena ovacionan al unísono. Porque los propios fans de 'Star Wars' no pueden estar más de acuerdo, en esta noche de experiencia cinematográfica colectiva, se impone una tesis: la unión -de fans en este caso- hace la fuerza, y eso no hay plataforma de contenidos en 'streaming' que pueda igualarlo. 

"Queda claro que a J.J. Abrams le encanta la trilogía original", opina un espectador

Desaparecen los créditos de la pantalla, las luces se encienden y con una coreografía digna del ejército imperial, los asistentes desfilan hacia la calle. "En muchas escenas homenajea a la trilogía original. Queda claro que a J.J. Abrams le encanta la trilogía original porque ha tirado de referentes", opina Daniel López a la puerta del cine. Aunque matiza que "algunas cosas han sido un poco patilleras. Recuerdan al Horrocrux de Harry Potter, un objeto que de golpe y porrazo se convierte en la clave de todo". 

Dani Sánchez, fan incondicional de 'Star Wars', se muestra entusiasmado tras ver la película. / Robert ramos

Lo que no se puede negar es la sonrisa de oreja a oreja que la mayoría del público lleva en la cara al dirigirse a la calle. A Dani Sánchez, el del disfraz de Obi Wan que ahora se queja de que las capas de Jedi no lleven bolsillos para el móvil, le parece que "la película es magnífica. Puede se la última de Skywalker pero 'Star Wars' no acaba aquí, imposible". Otro espectador, Álex Sants, también la valora muy positivamente: "Me ha parecido espectacular. No he parado de llorar, sobre todo al final. Cuando ha acabado, mi amigo y yo hemos dicho '¡Guau!'". Las reacciones del público confirman que a J.J. Abrams la fuerza le ha acompañado.

Temas Star Wars