Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

La movida madrileña desde el objetivo de cuatro míticos fotógrafos

Foto Colectània repasa esa época a través de la obra de Trillo, García-Alix, Ouka Leele y Pérez Minguez

También pueden verse actuaciones de grupos de la época, portadas de discos, carteles y cómics

Eduardo de Vicente

Espacio dedicado a las obras de Pablo Pérez Mínguez.

Espacio dedicado a las obras de Pablo Pérez Mínguez. / MÓNICA TUDELA

Ahora que el nombre de Pedro Almodóvar vuelve a estar en las quinielas de los Oscar tras haber recuperado su mejor pulso narrativo con Dolor y gloria es un buen momento para mirar hacia atrás, a sus orígenes. Y en ellos no puede faltar la movida madrileña, ese movimiento contracultural de los 80 que lo alumbró a él y a otros artistas de la época. Para recordar aquellos años, Foto Colectania ha organizado una interesante exposición centrada en los cuatro principales fotógrafos que retrataron aquellos días y, sobre todo, aquellas noches, desde ámbitos muy distintos.

Trillo (izquierda) y García-Álix, en la entrada a la exposición. / LAURA GUERRERO

La movida: crónica de una agitación (1978-1988) muestra diferentes instantáneas de Miguel Trillo, Alberto García-Alix, Ouka Leele y Pablo Pérez Minguez, pero también vinilos, fanzines, carteles y hasta una nostálgica recopilación de actuaciones musicales de entonces que a más de uno lo transportarán al pasado, al esperanzador Madrid de Tierno Galván que quería romper con la etapa franquista, y a su añorada juventud.

Una pareja junto a la sala Rock-Ola en 1983. / MIGUEL TRILLO / VEGAP

Las tribus urbanas y la vida cotidiana

La obra de Miguel Trillo estaba centrada en la gente anónima de la calle, las tribus urbanas, cómo se vestían y maquillaban para asistir a los conciertos. Son fotos de pose, en blanco y negro o color, de sus atuendos para ir a ver a Parálisis Permanente, Tennessee o Cadena Perpetua en las salas de moda como Rock-Ola o San Mateo o festivales de rock. Estilismos con peinados imposibles vistos hoy en día y hasta dos chicas besándose como símbolo de la homosexualidad que empezaba a dar la cara en las calles. En el centro de la sala también pueden verse unos negativos en unas vitrinas que se van iluminando y fotocopias en color de su trabajo.

Dos chicas posan en un festival de rock, en 1984. / MIGUEL TRILLO / VEGAP

Alberto García-Alix llevó una vida intensa que inmortalizó en muchos casos en 35 milímetros. Abundan sus autorretratos con chupas de cuero negro, pero también en posiciones inesperadas, con el cuerpo herido, chutándose droga en una tarde de verano o en un día cualquiera. Tiene a famosos como modelos desde un Santiago Auserón al fondo con dos botas en primer plano o a McNamara, el compañero de Almodóvar esos años. Retratos femeninos como las princesas del arrabal o la odalisca Elena Mar. También puede verse una entrevista que le efectuaron en 1984 en el recordado programa La edad de oro.

La homosexualidad empezaba a aparecer por las calles. / ALBERTO GARCÍA-ALIX / VEGAP

La estética de Ouka Leele y las caras de la movida

Ouka Leele creaba fotografías oníricas a partir de originales en blanco y negro que pintaba con acuarelas. Muchos de sus trabajos aparecen en las películas de Almodóvar (en Laberinto de pasiones, por ejemplo) y les dan un toque muy especial. La estética del realizador manchego le debe mucho a esta creadora cuyo verdadero nombre es Bárbara Allende Gil de Biedma, sobrina del poeta Jaime Gil de Biedma y prima de Esperanza Aguirre ¡menuda combinación! 

En un rincón se proyectan obras de Ouka Leele. / LAURA GUERRERO

Sus obras son frescas, multicolores, innovadoras y muy reconocibles: desnudos con periódicos, besos forzados, un perro reflejado en un charco de una casa, una Cibeles de fantasía o provocadoras como Un domingo por la mañana, en la que un hombre se apunta a la cabeza. Trabajos con el ilustrador Ceesepe, Hoy viene mi siquiatra, retratos con jamones o mostrando un Madrid insólito. El apartado audiovisual completa la información con unos vídeos sobre su serie Peluquería y sus retratos, repletos de surrealismo e impacto visual.

'El beso' y 'Un domingo por la mañana'. / OUKA LEELE / VEGAP

El gran fotógrafo de las caras de la movida fue Pablo Pérez Mínguez, cuyo lema era "Vale todo". Una mirada gamberra de sus personajes mostrados en un fotomatón de 72 imágenes entre las que podemos buscar a los más conocidos como Gurruchaga o Alaska, pero entre los que también figuran directores de cine y tipos anónimos como chulos, gogós o buscavidas que formaban parte del paisaje habitual. Coloristas sesiones fotográficas con Rossy de Palma, Auserón pero, sobre todo, Almodóvar, McNamara o Alaska entre las que destaca una en la que posan imitando a Tina Turner que, en esos días, actuaba en Madrid presentando su disco Let’s Stay Together.

La movida intentó replicar una portada de Tina Turner. / PABLO PÉREZ MÍNGUEZ / VEGAP

Nostalgia en vídeo y los cómics

Una vez visitada la sala central podemos acercarnos a una pequeña habitación en la que se proyectan vídeos musicales de diversos programas de TVE que nos transportarán en el tiempo: Bailando con Alaska y los Pegamoides (Aplauso); Voy a ser mamá, el hit de Almodóvar-McNamara (La edad de oro); Radio Futura y su Enamorado de la moda juvenil (Cosas), Nacha Pop con la Chica de ayer (300 millones) o las Cuatro rosas de Gabinete Caligari (La bola de cristal). En las paredes restantes se exhiben carteles, portadas de discos o revistas, cómics y hasta una fotonovela creada por Almodóvar y Pérez Minguez.


   

Saliendo de allí, en unas vitrinas podemos ver varios originales de Ouka Leele y, en el pasillo, publicaciones de la época con entrevistas a estos fotógrafos y, al fondo, se proyecta página por página el contenido de dos cómics de esos años: El chochonismo ilustrado Vicios modernos, con ilustraciones de Ceesepe y fotografías de Alberto García-Alix. Un completo repaso por una etapa de rebelión juvenil, de esperanza en el futuro, de nacimiento de nuevos artistas y tendencias que no han quedado en el olvido y que siguen moviendo y removiendo nuestras conciencias.

Grupo de amigos, en un concierto de Alaska y los Pegamoides. / P. PÉREZ MÍNGUEZ / VEGAP


   

        item
   

   

       

'La movida: crónica de una agitación (1978-1988)'

Lugar: Foto Colectania (paseo de Picasso, 14).

Horarios: martes a sábado (de 11 a 20 h.) y domingo (de 11 a 15 horas). Hasta el 16 de febrero.

Precio: de 3 a 4 euros.

Más información: www.fotocolectania.org