22 feb 2020

Ir a contenido

CUENTA ATRÁS DEL ESTRENO DE 'EL ASCENSO DE SKYWALKER'

'Star wars': 10 cineastas nos evocan su primer recuerdo de la saga

Ante el estreno de 'El ascenso de Skywalker', directores, actores, guionistas y productores rememoran a EL PERIÓDICO su experiencia iniciática con la saga galáctica y de qué modo les marcó

Beatriz Martínez y Julián García

La icónica imagen final de ’El imperio contrataca’, segunda entrega de la saga galáctica

La icónica imagen final de ’El imperio contrataca’, segunda entrega de la saga galáctica

La fanfarria de John Willams, el "hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...", los títulos de inicio en inclinación ascendente, el Acorazado Estelar Clase Ejecutor persiguiendo a la pequeña corbeta coreliana de la princesa Leia... El maravilloso inicio de 'La guerra de las galaxias' (George Lucas, 1977) dejó sin habla a todos aquellos que pudieron verlo en las grandes pantallas de cine de hace 42 años. Y fue también el inicio de un apasionado fenómeno fan que ha marcado a varias generaciones posteriores. Ante el estreno, este jueves, de la última entrega de la saga, 'El ascenso de Skywalker', EL PERIÓDICO ha querido que una decena de creadores del cine español (directores, productores, actores, guionistas) evoque sus primeros recuerdos de 'Star wars' y de qué manera ha podido marcar sus vidas.  

PACO PLAZA. Director

"Me hace sentir superviejo pensar que se estrena otra película de ‘Star wars’. Mi abuela llevó a todos sus nietos a ver ‘La guerra de las galaxias’ y lo recuerdo como un gran espectáculo. En el colegio nos pasamos todo un año jugando con las espadas láser. Después llegó ‘El imperio contraataca’ con ese giro oscuro y esa atracción hacia el mal, y el descubrimiento de que Darth Vader era el padre de Luke, lo que se convirtió en un trauma infantil: pensar que tu padre podía ser malo, que es algo importante en la educación de toda una generación.

Con ‘El retorno del Jedi’ sentí cierta sensación de desencanto y todo por culpa de los ewoks, que me parecieron discutibles como icono infantil, y que convertían algo muy serio en un mundo más teleñeco que perdía toda trascendencia. Mi relación se ha ido diluyendo mucho con el tiempo, hasta que esa galaxia tan lejana, cada vez ha estado más lejana para mí".


ARANTXA ECHEVARRIA. Directora

“Yo no es que sea fan de ‘Star wars’, que eso es un concepto que ha surgido ahora. Yo estaba loca perdida por ‘La guerra de las galaxias’. La vi cuando era niña en uno de esos cines grandes de la Gran Vía de Madrid y supuso un antes y un después, al igual que me ocurrió con Indiana Jones. Cuando salí de la sala casi me atropella un autobús porque mi cabeza estaba en otra galaxia. Ese universo me acompañó hasta ‘El retorno del Jedi’. Después me desprendí de ese apego porque había sido tan intenso todo que con los años no pude seguir ese mismo juego”.


SERGIO G. SÁNCHEZ. Director y guionista

“Fue la primera película que vi en el cine con cuatro años y me estalló la cabeza. Recuerdo muchas cosas de ese día y de lo nervioso que estaba, de verla en un pequeño cine de reestreno en el Oviedo gris de mi infancia. Me cambió totalmente, cuando salí a la calle sentí que ya no pertenecía a ese mundo real, quería quedarme en ese universo de fantasía en el que había princesas, batallas, y ese concepto de la fuerza. Con el tiempo he ido siguiendo la saga con cariño y disfrutándola casi siempre. Ahora tengo sentimientos encontrado con respecto a esta nueva trilogía porque me parece triste que hayan apartado a George Lucas de la creación".

DENISE CASTRO. Directora y guionista


"Mi primer recuerdo de 'Star wars' es en VHS. No sé quien la escogió, seguramente mi hermano. Quizá por la carátula o porque eran de las películas que siempre estaban pedidas. Solo con el intertítulo de «hace mucho tiempo…» ya sabías que la cosa prometía. Una princesa a la que secuestran, pero que tiene mucho más recursos de lo que parece, unos villanos con máscaras y armaduras, unos droides que arreglan cosas y saben todos los idiomas, sables láser, maestros Jedis que pueden mover cosas, Han Solo,  el mejor canalla de la historia del cine (y mi amor platónico). Naves que van a la velocidad de la luz y esa Estrella de la Muerte capaz de hacer explotar planetas.

Recuerdo ir en bici imaginado que era una X-Wing e intentar acertar una pelota dentro de un cubo como si fuese la salida de ventilación del núcleo (era más difícil de lo que parece, yo no controlo tan bien la fuerza). Para mi eso es 'Star wars'; días de juegos, donde todo es posible, donde los buenos ganan y las películas forman parte de nuestra vida. ¿Qué más se puede pedir? Ah sí, ¡gracias, John Williams!". 
 

SERGIO CABALLERO. Director de cine y codirector del festival Sónar

“Yo por edad soy más de ‘La guerra de las galaxias’ que de ‘Star wars’ porque en los 70 la versión original brillaba por su ausencia. El primer recuerdo que me viene a la cabeza es que, después de hacer una larga cola en el Palacio Balañá, me quedé fascinado con los títulos del inicio. Eran supermodernos y con esa fantástica banda sonora tenías la sensación de estar en un evento histórico más que en una proyección de cine... Es algo que también pasó con ‘Grease’ de John Travolta y Olivia Newton-John. Aunque tengo que reconocer que yo en esa época disfrutaba más con Bruce Lee o Bud Spencer y Terence Hill”.


ALBERTO MARINI. Guionista

“Si le preguntas a un tío de Turín de mi quinta (soy del 72) acerca de las pelis que marcaron su infancia, es probable que te salga con la misma respuesta: ‘Sandokan’, Le llamaban… Trinidad’ y ‘Guerre stellari’. No sé cuántas horas de patio pasamos jugando a quiméricos ‘crossovers’ de Tigres de la Malasia y Wookiees contra Darth Vader y Bud Spencer. Creo que habría vendido a mi abuela por una espada láser de verdad. Y a la abuela y al gato por ser Luke Skywalker.

Precisamente por el impacto que la trilogía tuvo en mi infancia, mi amor por la saga se limita a los episodios IV, V y VI. Vi y veré, con y por mis hijas, las entregas posteriores pero me alejo de ellas. No quiero que Kylo Ren, Rey o Bebé Yoda alteren la memoria de lo que ha sido ‘Guerre stellari’ para mí… Ese apéndice de conversaciones, juegos, sueños, esencia de mi niñez analógica que no volverá nunca más”. 


ENRIQUE LÓPEZ LAVIGNE. Productor

"Tenía 10 años y era un sábado frío de diciembre. Hice una cola salvaje para comprar entradas alrededor del Cine Real Cinema en la plaza de Ópera de Madrid. Fui solo a buscarlas por la mañana en autobús y compré para toda la familia, porque desde que se había estrenado en cines el 17 de noviembre de 1977 solo había reventa. O eso me decía mi padre para no ir él. En realidad mi padre no quería llevarnos. No había planes de trilogía, no se llamaba aún 'Una nueva esperanza', no había aún juguetes de Hasbro ni Lego y el fenómeno estaba a punto de estallar en esas Navidades a nivel galáctico.

"No puede quedarse aquí eternamente se han ido casi todos sus amigos eso significa mucho para él ...”, dice la tia de Luke. Él mira en el horizonte un doble atardecer en las dos lunas de Tatooine... El 'Tema de la Fuerza' de John Williams te desgarra al corazón al mismo tiempo que el contraplano enseña a un Luke aún no Skywalker, que agacha la cabeza y después la levanta desafiante y soñador. El espíritu de la aventura, crecer, irte de casa, el viaje del héroe... Todo esto y mucho más está encerrado en esos 38 segundos, los más importantes de toda mi infancia y adolescencia. 

Luke Skywalker, en el planeta Tatooine.

Mi hijo Max descubrió la saga en vídeo con la segunda trilogía. Se obsesionó con 'La amenaza fantasma'. Los fans de la trilogía original odiamos esa película cuando se estrenó en 1999 porque suponía la infantilización del universo Lucas convertido en una juguetería. Mi hijo Max era rubio y tenía 8 años, como Anakin Skywalker. Veía sin parar la película una y otra vez, hasta pensar que él era el propio Anakin. Nos separaban 38 años, pero el mismo espíritu nos unía». 


ALBERT SERRA. Director 

"Jamás en mi vida he visto ninguna película de 'La guerra de las galaxias', ni siquiera un minuto y medio de esas imágenes que salen por la tele con espadas y gente voladora. No me interesa ni puedo respetar a nadie que le interese, salvo a George Lucas, que me parece un gran hombre de negocios, uno de los más grandes y lúcidos, aunque no creo que tenga ningún talento como director.

Siempre me ha sorprendido que a los adultos les gusten las películas en las que salen monstruos y cosas así, porque es un contenido muy infantil y es una estupidización del género de aventuras. Todos los niños quieren ser adultos, y yo siempre he visto 'La guerra de las galaxias' como algo muy infantil. Tampoco a mi familia le interesaron lo más mínimo las historias de monstruos y espacios voladores. Así que no sé nada, ni de qué va, ni qué galaxia es. Me imagino que será una historia de aventuras entre el bien y el mal. 'Juego de tronos' debe de ser algún tipo de derivación".


VELASCO BROCA. Director

"Soy muy fan de la primera trilogía original (sin remasterizar), el resto de la saga no la considero cine porque, estrictamente hablando, no lo es. Probablemente mi primer recuerdo sea el plano de Luke Skywalker observando las dos lunas o los dos soles (o uno de cada, todo está difuso) del planeta Tatooine, imagen que me recuerda ahora a la de 'Dersú Uzalá', de Kurosawa.

Fotograma de 'Dersú Uzalá', de Akira Kurosawa.

Me impactó también la secuencia de la escapada de la trituradora de basura, más que por el peligro que corrían los protagonistas de ser aplastados, por la suciedad de las aguas y residuos. Pero sin duda, la imagen que se me quedó grabada fue la de la princesa Leia semidesnuda y encadenada a los pies de Jabba. Miento, toda la secuencia de la Cantina de Mos Eisley, primera secuencia en la historia del cine, creo, en la que se veían más de tres especies de extraterrestres diferentes en un mismo espacio".

JOAQUÍN REYES. Actor y humorista

“De los aproximadamente 14.000 millones de dólares que se ha embolsado Kenner con la venta de muñequitos de ‘Star wars’, yo he contribuido con la nada desdeñable cifra de 500 euros, euro arriba, euro abajo. El primero que compré fue Han Solo, tenía 10 años, y el último Cornelius Evazan ya con 45 años cumplidos. Por si no se pilla la idea: lo flipo con estos muñecos de 10 centímetros. Como le digo siempre a mi mujer ¡Se puede ser verdaderamente feliz con 10 centímetros!
No era raro que mi amigo Juanfran pasara las tardes jugando en mi casa conmigo. Estábamos recreando la emboscada de los ewoks cuando de repente Juanfran levantó a Luke Skywalker y dijo: "Son Barbies con cara de macho".
—¿Qué? —inquirí yo— Eso no se dice en la película.
—No, no, que digo que estos muñecos no dejan de ser como Barbies con cara de macho.
¿A qué venía eso? ¿Que le estaba sucediendo a mi amigo Juanfran? Lo observé en silencio mientras me regalaba una risilla maliciosa. Su cara redonda se me antojaba ahora arrugada y siniestra como la del emperador Darth Sidious. Concluí algo terrible: mi amigo Juanfran se estaba pasando al lado oscuro. Por eso la emprendí a tortas, no podía hacer otra cosa, pero nadie me entendió. Muchos años después el tiempo me ha dado la razón: Juanfran es diputado por VOX”.

Colección de figuritas Kenner de 'Star wars'

Temas Star Wars