18 sep 2020

Ir a contenido

BALANCE DEL 2019

Los editores catalanes reclaman "estabilidad política" e "inversión pública"

El presidente del Gremi d'Editors de Catalunya pide un pacto político para fomentar el libro y la lectura

Con una subida del 2%, las ventas de libros en Catalunya crecen por sexto año consecutivo

Anna Abella

Carme Riera, esta noche en la Nit de l’Edició, tras recibir el Premi Atlàntida del Gremi d’Editors de Catalunya. 

Carme Riera, esta noche en la Nit de l’Edició, tras recibir el Premi Atlàntida del Gremi d’Editors de Catalunya.  / ELISENDA PONS

Horas antes de celebrar, este lunes en el Teatre Goya, su tradicional Nit de l’Edició, que en esta 34ª edición reconoce con el Premi Atlàntida la labor de promoción del libro y la cultura de la escritora Carme Riera, el Gremi d’Editors de Catalunya ha hecho balance del año. Su presidente, Patrici Tixis, ha lamentado cómo ha afectado al sector editorial “la parálisis política que vivimos”, que ha impedido que “en los últimos tres años se hayan puesto en marcha la mayoría de los compromisos adquiridos por las tres administraciones, Ayuntamiento de Barcelona, Gobierno central y Generalitat, para el fomento de la lectura y del libro”, citando el proyecto de la “gran biblioteca de Barcelona”, los presupuestos prorrogados en el Ministerio de Cultura o el Plan 20/20 que el Govern aprobó en el 2017 contemplando una inversión de 100 millones y no se ha llevado a cabo. "No hemos avanzado ni un milímetro". Para desencallarlo reclama “estabilidad política”, “un pacto con todas las fuerzas políticas” y “más inversión pública”: “Solo el 0,65% del presupuesto de la Generalitat va a cultura y creemos que debería estar entre el 1,5 y el 2%. En Francia es del 2,5%. Y el gasto público en cultura per cápita es aquí de 34 euros, cuando en Francia llega a 476 y en Italia a 233».

Mientras avanza que el gremio ya trabaja en “un plan con medidas concretas de ayuda a las librerías y fomento del hábito lector en las escuelas”, Tixis afirma que “el sector tiene buena salud y hay buenas expectativas” y, a la espera de los datos de una campaña de Navidad que se prevé buena, da cifras esperanzadoras: el 2019 cerrará con una facturación en Catalunya de 1.200 millones de euros (frente a los 2.360 millones de España) y las ventas de libros, por valor de 490 millones de euros, crecerán por sexto año consecutivo, en un 2% (a un ritmo similar que en el conjunto del país), impulsadas por el libro en papel, que supone un 95% del pastel frente al 5% del libro digital (que se mantiene estancado, tanto aquí como en el extranjero). “Aún no se han alcanzado los niveles de antes de la crisis (3.000 millones de facturación), pero se ha recuperado alrededor de un 40%”, calcula. 

Potencia editorial, no lectora

“Somos una potencia editorial pero nos gustaría ser también una potencia lectora”, avisa Tixis, que recuerda que las 240 empresas asociadas al gremio representan a 370 sellos editoriales que significan la mitad de la producción del conjunto de España (50,8%). “Más del 80% de lo que se edita de literatura en España (sin contar el libro de texto) se produce en Catalunya, también el 65% del libro infantil y juvenil”, el 77% de libros de divulgación y el 75% de diccionarios, enciclopedias y cómics. Y, sobre todo gracias a los dos grandes grupos, “Planeta y Penguin Random House, Catalunya también lidera la producción en Latinoamérica”. 

Libros políticos y del 'procés'

La no ficción y los libros que reflexionan sobre lo que pasa en la sociedad  cogen fuerza. Los datos indican, apunta Tixis, “el creciente interés en Catalunya por el libro político y del ‘procés’ -apenas se ha notado este otoño la sentencia del Supremo, señala, a diferencia del bajón de ventas por el 1-O, hace dos años-. Mientras, en el resto del país la no ficción se centra en salud, calidad de vida y medioambiente. También destaca la fortaleza del libro infantil y juvenil, del álbum ilustrado, y el crecimiento del cómic y el manga”.

El presidente del gremio se manifiesta “optimista de cara al futuro” recordando que hay más de 500.000 títulos vivos. “Los libros de los 10 más vendidos solo representan el 2% de las ventas. Es muy importante el libro de fondo, que está en las librerías. De cada 3 libros vendidos, 2 son de fondo. No solo los ‘best-sellers’ tienen recorrido”. Y estos, detectan, cada vez tienen una vida más larga en el mercado, hasta dos años. 

La piratería sigue creciendo

Al gremio le preocupa que el del libro “es el único sector cultural donde la piratería digital sigue creciendo, el 1%”. Hay un 25% de gente que lee libros digitales pero muchos no lo compran: hay más de 400 millones de libros descargados ilegalmente al año por los que las empresas editoriales dejan de ingresar unos 200 millones de euros”, señala. 

Premios de la Nit de l'Edició

En esta Nit de l’Edició, el gremio también ha entregado el Premio de Traducción Angel Crespo, que concede la Associació d’Escriptors de Catalunya, a José María Micó, por verter al castellano la ‘Comedia’ de Dante (Acantilado), y ha reconocido los  150 años de actividad editorial continuada de Salvat, los 50 de Anagrama y Tusquets, y los 25 Triangle Postals. Además, el Memorial Fernando Lara ha premiado la joven iniciativa empresarial de Comanegra, la editorial que pilota Joan Sala.