Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

'Luz profunda': la insólita amistad entre George Harrison y el gurú Joan Mascaró

El Teatre Gaudí ofrece hoy la última representación de este montaje que recuperará en primavera en catalán

La periodista y cantante Mariona Forteza cuenta su relación por su interés común por la espiritualidad

Eduardo de Vicente

Mariona Forteza presenta este montaje sobre la espiritualidad.

Mariona Forteza presenta este montaje sobre la espiritualidad. / TEATRE GAUDÍ

Los Beatles revolucionaron la cultura de los años 60 y las décadas posteriores no solo musicalmente, también aportaron cambios inesperados en el terreno de la imagen (las portadas de sus discos), de los dibujos animados (Yellow submarine) o de la moda (con sus originales peinados o sus estrambóticos vestuarios). Pero también contribuyeron a difundir por el mundo la espiritualidad con temas como The inner light, compuesta por George Harrison, el más cercano al hinduismo. Ahora, un espectáculo repasa esta etapa de su vida, Luz profunda, que puede verse solo esta noche en el Teatre Gaudí, aunque se repondrá en primavera en versión catalana.


   

Se trata de un montaje con aroma mallorquín dirigido por Carlos Garrido y protagonizado por la periodista Mariona Forteza que pretende hacer una especie de reportaje radiofónico escenográfico combinando un texto, que explica con dulzura como si fuera un cuento, acompañado por las canciones que interpreta con su guitarra. Que nadie se lleve ningún desengaño, no suena ninguna del beatle, ya que asegura que tres semanas antes del estreno lo consultó con la SGAE y se lo desaconsejaron porque Yoko Ono le iba a pedir una cantidad desmesurada.

De Liverpool a Mallorca

Harrison no es el único protagonista sino casi la excusa para destacar la figura del sabio de las illes Joan Mascaró i Fornés, con el que mantuvo una intensa relación epistolar. Forteza aparece en un escenario íntimo vestida de negro con una chaqueta roja en la sala pequeña del Gaudí junto a su guitarra y una mesa sobre la que hay una lámpara, una radio y un cassette portátil. La función empieza bajo una luz tenue con la protagonista con la mirada perdida en el infinito.

George Harrison (izquierda) y el sabio mallorquín Joan Mascaró.

Nos cuenta que es periodista y, como tal, lo que más le gusta es contar historias reales y arranca con algunos datos sobre Mascaró, que se exilió a Gran Bretaña para escapar del franquismo y tradujo al inglés múltiples textos del hinduismo y el budismo y cuyo principal trabajo fue el libro Lámparas de fuego. El primer encuentro entre ambos personajes tuvo lugar en 1967 durante una entrevista del prestigioso reportero David Frost con los cuatro de Liverpool en la que el tema central fue la meditación trascendental y en la que intervino Mascaró, experto en la materia. La artista reproduce en cassette algunos fragmentos de aquella conversación y los va traduciendo.

Forteza reproduce y traduce el primer encuentro entre ambos. / TEATRE GAUDÍ

El origen de la canción 'The inner light'

La primera de las canciones que interpreta (combina el cancionero popular mallorquín con sus propios temas) da paso al momento clave, cuando Mascaró le envió una carta y su libro a Harrison e iniciaron una correspondencia regular hasta el punto que le retó a musicar un texto taoísta que había traducido y que se convertiría en la canción The inner light, que fue la cara B de Lady Madonna y el primer tema que firmó con el grupo y que hablaba de mirar el interior a través de la luz del alma. El beatle respetó la letra de Mascaró y le definió como “un dulce hombre mayor”.


   

Forteza graba en directo algunas notas que luego reproduce repetidas para que le sirvan de fondo musical y también nos cuenta la extraña amistad que mantenía el sabio con Joan March, el banquero de Franco, y la ilustra con la canción El bruixot. Explica que, ya en 1960, el filólogo advirtió de los peligros del turismo en la isla y alertaba que el egoísmo provocado por el dinero podía acabar con Mallorca. Basta comprobar en lo que hoy se ha convertido y lo lamenta cantando Poble meu.

Dos vidas paralelas

La relación entre ambos se va diluyendo y siguen cada uno su camino pero Harrison no abandona la espiritualidad pese a sus devaneos con las drogas y su desorbitada riqueza y descubre los mantras, esa melodía repetitiva que aleja los pensamientos. La curiosidad más relevante es que durante un viaje estuvo repitiendo un mismo mantra durante 23 horas mientras conducía.

Mariona Forteza en un momento del espectáculo. / TEATRE GAUDÍ

Otra canción abre el siguiente tramo dedicado a la vida familiar de Mascaró, su matrimonio y sus problemas con sus hijos que cierra con la nana popular Horabaixa post el sol. Mientras el beatle, tras el asesinato de Lennon, entra en un estado paranóico acrecentado por la irrupción de un individuo en su mansión. Las reflexiones espirituales cierran este montaje próximo de una hora de duración que nos ha acercado a un personaje poco conocido con una vida apasionante y a otro mucho más famoso con menos secretos, ambos unidos por su constante búsqueda de su interior, la luz profunda que se esconde dentro de todos y cada uno de nosotros. 


   

        item
   

   

       

'Luz profunda'

Lugar: Teatre Gaudí (Sant Antoni Maria Claret, 120).

Horarios: hoy, última función a las 20.30 horas.

Precio: 12 euros

Más información: www.teatregaudibarcelona.com