Ir a contenido

SELECCIÓN

Diez grandes películas de mafiosos para ver en 'streaming' mientras esperas la llegada de 'El irlandés' a Netflix

Reunimos una decena de clásicos incontestables para calmar la espera de la llegada de la nueva película de Scorsese a Netflix

Juan Manuel Freire

Joe Pesci y Robert De Niro, en ’El irlandés’.

Joe Pesci y Robert De Niro, en ’El irlandés’.

'El irlandés' llegó el viernes a 45 cines de toda España, pero la verdadera conversación no empezará hasta que se pueda ver realmente en todas partes, es decir, el 27 de noviembre, cuando se estrena en Netflix. Hasta entonces, ¿por qué no calmar la espera con algunos clásicos de mafiosos y gánsteres ya disponibles en diversas plataformas?

Con su última película, que esperemos no sea última de todas, Scorsese parece hacer cómputo final de su carrera, o al menos una buena parte de ella: la dedicada a retratar a mafiosos despreciables en toda su cercana humanidad. Tanto el director como algunos de sus actores predilectos (De Niro y Pesci) parecen emitir un juicio final sobre la clase de personajes odiosos y odiosamente carismáticos por los que son conocidos.

Ellos, sea como sea, no fueron los primeros en mitificar al gánster. Ya desde los años 30 se le encumbró; se le dieron las mejores frases y las atenciones de las mujeres más bellas. Después, directores y guionistas se limitaban a matarlo para recordarnos que este, quizás, no era el camino ideal a una buena vida. Pero el mito estaba hecho.

Debajo encontrarán a algunos de estos personajes legendarios, a los que, todo sea dicho, rara vez sus creadores ofrecieron solo la glorificación vacua. Ya en 'Uno de los nuestros', la antiépica ganaba a la épica. Veamos, recordemos y admiremos.

1. 'El enemigo público' (William A. Wellman, 1931)

No confundir con 'Enemigo público', película de acción 'hi-tech' más de 'hackers' que de gánsteres. Nos referimos al clásico de 1931 con James Cagney como Tom Powers, matón que siempre consigue todo lo que quiere, a pesar de (o debido a) su manía de no decir "por favor". Curiosamente, Cagney iba a ser en principio Matt Doyle, el maleante algo más humano al que encarna Edward Woods. Pero William A. Wellman les hizo intercambiar roles porque supo ver el carisma letal de Cagney. Streaming en Filmin.


2. 'Al rojo vivo' (Raoul Walsh, 1949)

Porque un poco de Jimmy Cagney nunca es suficiente, aquí va una segunda ración. Su reunión con Warner Brothers tras una época de desentendimiento; y también con la figura del gánster, a la que tenía abandonada. La cogió con ganas: el director Raoul Walsh solo pudo rendirse a los afanes de improvisación de Cagney, que bordó a un psicópata capaz (para sorpresa de todos) de tirar a su chica de una silla o subirse al regazo de su monstruosa madre. Una cima constante de película. Streaming en Filmin.


3. 'El beso mortal' (Robert Aldrich, 1955)

Entre las primeras películas del gran Robert Aldrich, una brilla con fulgor nuclear: 'El beso mortal', adaptación a veces bastante satírica (cada vez que hay mujer por medio) de una novela de Mickey Spillane protagonizada por su famosa creación Mike Hammer. El detective privado recoge a una joven en la autopista y acaba enredado en una misteriosa trama alrededor de una 'caja-macguffin'. Por el camino se cruzan gánsteres de altura, sobre todo ese Carl Evello (Paul Stewart) de impoluto polo Lacoste metido por dentro del pantalón. Streaming en Filmin.


4. 'Bonnie y Clyde' (Arthur Penn, 1967)

Cuando hablamos de los creadores del Nuevo Hollywood, a veces se nos olvida subrayar a Warren Beatty, quien, no olvidemos, fue el instigador de la seminal 'Bonnie y Clyde': él compró el guion (de Robert Benton y David Newman, pensado para Truffaut), fichó al director Arthur Penn, reunió al reparto… Y dio pie a uno de los mejores ejemplos del cine de crónica negra de los 60. Eviten en Netflix 'Emboscada final', 'thriller' anémico sobre los exrángers que arrinconaron a Bonnie y Clyde en un camino de Louisiana. Alquiler en Rakuten TV.


5. 'Círculo rojo' (Jean-Pierre Melville, 1970)

Cuidado con los buscadores: no nos referimos a la serie de los creadores de 'Motivos personales', sino a la penúltima película de Jean-Pierre Melville, el rey del cine de gánsteres francés. Melville elaboró él solo, por esta vez sin referencias externas, una trama criminal con tres antihéroes de leyenda: un ladrón ejemplar (Alain Delon), un expolicía alcohólico (Gian Maria Volontè) y el preso fugado (Yves Montand) que se une a su plan de desvalijar una 'bijouterie'. Con esta obra maestra del cine de atracos se quitaba la espina de no rodar 'Rififi'. Streaming en Filmin.


6. 'El padrino: parte II' (Francis Ford Coppola, 1974)

Una segunda parte nunca fue tan buena, con permiso, quizá, de 'Terminator 2: el juicio final'. De hecho, fue la primera secuela en llevarse el Oscar a la mejor película, y eso en un año de competición más que dura: estaban ahí arriba 'La conversación' y 'Chinatown', en principio la favorita. Aunque es tan precuela como secuela, no debe verse sin haber tastado la primera, y tampoco debe dejar de verse la tercera. Déjense arrollar por el torbellino vital de los Corleone. Streaming en Prime Video y Movistar+.


7. 'El precio del poder' (Brian De Palma, 1983)

Ningún cinéfilo normal echaría pestes de 'Scarface, el terror del hampa', pero ¿podemos admitir que el 'remake' escrito por Oliver Stone y dirigido por De Palma es aún mejor? Al Pacino dejó aparte la contención de su Michael Corleone para ofrecer una interpretación excesiva y genial como Tony Montana, inmigrante cubano que escala posiciones en el narcotráfico de Miami en los 80. De Palma seguía depurando su virtuosismo barroco. Clásico instantáneo, aunque en su día hubiera discusión. Streaming en Prime Video.


8. 'Érase una vez en América' (Sergio Leone, 1984)

La obra maestra final de Sergio Leone dura, en su versión más conocida y disponible, unos veinte minutos más que 'El irlandés': 229 en total. Pero vale la pena hacer este trayecto de varias décadas por las vidas de un grupo de gánsteres judíos (desde su nada tierna infancia a su consagración como mafiosos) y, por extensión, la historia social de Estados Unidos. Otra conexión con 'El irlandés', además de la duración (o De Niro): Treat Williams hace de un jefe de sindicato bastante parecido a Jimmy Hoffa. Streaming en Prime Video y Movistar+.


9. 'Uno de los nuestros' (Martin Scorsese, 1990)

Muchos partidarios de Marvel que tachan a Scorsese de esnob no deben haber visto 'Uno de los nuestros', cine pop en estado puro, tanto por su gloriosa colección de canciones (los mejores usos, quizá, los de The Crystals) como por su narrativa imparable, contagiosa y concisa: sus 146 minutos vuelan tan rápido como los tres de un gran 'single'. Henry Hill (Ray Liotta), el maníaco de gatillo fácil Tommy DeVito (Joe Pesci) y esa olla en ebullición llamada Jimmy Conway (Robert De Niro) merecían una franquicia. Alquiler en Rakuten TV (4K).


10. 'Un profeta' (Jacques Audiard, 2009)

Jacques Audiard, uno de los directores franceses más americanos, revisó la figura del gánster y el subgénero de prisiones en una película a recomendar y redescubrir sin respiro. Su sorprendente antihéroe es Malik El Djebena (extraordinario Tahar Rahim), un joven delincuente de origen árabe que sobrevive en la cárcel a base no de amenazas, sino de darle a la cabeza. Audiard sirve cine de gran fisicidad bajo el influjo de la trilogía 'Pusher' de Nicolas Winding Refn. Streaming en Filmin.

Temas: Cine