Ir a contenido

EN EL TEMPORADA ALTA

Núria Espert: "Lorca es como un buen vino"

La actriz, de 84 años, recita los versos del 'Romancero gitano' en el Teatre Municipal de Girona

Marta Cervera

Núria espert recita ’El romancero gitano’.

Núria espert recita ’El romancero gitano’.

El teatro es sinónimo de vida para Núria Espert (L'Hospitalet, 1935), actriz incombustible enamorada de Federico García Lorca. Junto a Lluís Pasqual, otro enamorado del teatro y la poesía del autor de la Generación del 27, regresa a Lorca en Girona, donde este sábado y domingo presenta 'Romancero gitano' en el Teatre Municipal. "He venido a menudo a Girona. Lo más sonado fue cuando hice 'Una altra Fedra si us plau', de Salvador Espriu, y la policía se llevó a Gabriel Renom", recuerda respecto al año 1978, cuando España iniciaba la democracia con problemas de libertad de expresión como mostró la persecución de Joglars por 'La torna'. Aquella Fedra que Espriu ecribió para Espert fue la primera colaboración de la actriz con Pasqual, exdirector del Lliure que acaba de iniciar una nueva etapa al frente del teatro de Antonio Banderas en Málaga.

Pasqual era entonces un joven "con cara de adolescente", recuerda Espert. Su alianza se ha hecho más sólida con los años, sobre todo gracias a su pasión compartida por Lorca. "Paqual ha sido un puntal muy fuerte en mi carrera. Le debo muchísimo", reconoce. Paqual, que dimitió como director del Lliure hace un año con mucha polémica, es un especialista en el autor granadino que ha estrenado desde sus piezas menos habituales como 'El público' hasta títulos tan conocidos como 'La casa de Bernarda Alba', con Espert como protagonista.

Lorca entre amigos 

Las palabras de Lorca adquieren diferentes significados según la época y la persona que las recita. "En el espectáculo unimos los versos preciosos con los comentarios que Lorca hacía cuando los leía a sus amigos", explica Espert. "Lorca es como un buen vino, gana con los años", añade. "Cuando recito a Lorca no siento plenitud o felicidad. Solo cuando acaba la función me siento feliz. Noto la emoción brutal que la poesía produce en el público". 

Lorca, señala, es más necesario que nunca en un momento en el que la cultura parece no importar. "La cultura está relegada, parece que no pinta nada", critica. "Es como si no fuera una herramienta necesaria para mejorar nuestra manera de vivir". Las palabras de Lorca también resonarán distintas ahora, tras la subida de la ultraderecha en España. "El auge de los ultras debería hacernos reflexionar a todos para saber en qué hemos fallado. Todos tenemos parte de culpa". Y añade: "Del cataclismo del PP ha salido una cosa espantosa que da mucho miedo". 

'Romancero gitano' recalará en el Romea de Barcelona en enero. "Me hace mucha ilusión regresar al Romea, teatro donde empecé con una obra infantil, 'Lali', cuando tenía 12 años". Entonces no podía imaginar que superada de largo la edad de jubilación seguiría al pie del cañón. "Nunca imaginé que con 84 años seguiría actuando. Cuando era joven nunca lo pensé. Me volví loca más tarde. ¡Y estoy encantada!".