Ir a contenido

HOMENAJE

Pere Portabella, el productor que arrojó 'Viridiana' contra Franco

Films 59, la productora del después cineasta, que también hizo posible 'Los golfos' y 'El cochecito', cumple 60 años

Quim Casas

La célebre escena de ’Viridiana’ que recrea la Santa Cena con mendigos.

La célebre escena de ’Viridiana’ que recrea la Santa Cena con mendigos.

1959. En la historia del cine no es un año cualquiera. Es el año en el que se ruedan o se estrenan 'Shadows', 'Los 400 golpes', 'Sábado noche, domingo mañana', 'La aventura' y 'Noche y niebla en Japón', es decir, el nacimiento del New American Cinema, la Nouvelle Vague, el Free Cinema, el Nuevo Cine Italiano y la Nueva Ola Japonesa.

Es igualmente el año del Nuevo Cine Español, cuya pieza más destacada es 'Los golfos', debut de Carlos Saura y primera producción de una pequeña compañía que recoge en su nombre el esplendor de aquel año, Films 59, y tiene a Pere Portabella como ideólogo y buque insignia. El nombre de la productora surgió en una reunión de Mario Camus, Saura, Portabella y su entonces esposa Elena Córdova. Fue esta la que sugirió Films 59 ya que 'Los golfos' iba a realizarse inmediatamente.

Pere Portabella, en Sevilla, este viernes / RAÚL CARO

Han pasado 60 años desde aquel necesario debut de una productora convencida de que podían hacerse películas personales en contra del sistema. Y no era un sistema cualquiera, era la dictadura franquista. Así que debe celebrarse por todo lo alto, porque Films 59 supone un hito en la historia del cine español. El Festival de Sevilla le rinde homenaje con un ciclo y el Giraldillo de Honor para Portabella. La retrospectiva recala después en Filmoteca de Catalunya (del 9 al 24 de noviembre) y Filmoteca Española (27 de noviembre) y, en febrero del 2020, habrá en Londres ciclo y seminarios.

La brecha

Portabella es sumamente importante como director dentro del ecosistema vanguardista de la Escuela de Barcelona: 'Nocturno 29', 'Vampir-cuadecuc', 'Umbracle'… ¿Pero que sería del cine español de los años 60, el cocinado en Madrid, sin su presencia como productor? Porque no es solo 'Los golfos', filme con secuelas del neorrealismo en el que un Saura menos críptico de lo que sería después, cuando lo produjo Elías Querejeta, mostraba la realidad española a partir de las tribulaciones de un grupo de amigos que planean un atraco con el que conseguir dinero para el debut de uno de ellos como torero.

Un fotograma de 'Los golfos', de Carlos Saura.

Films 59 produjo también 'El cochecito' (1960) y 'Viridiana' (1961), otras dos piezas esenciales para entender el cine de resistencia que podía hacerse, no sin serias dificultades, en la España tímidamente aperturista de entonces. La dictadura franquista entendió que no poner excesivas trabas a un determinado tipo de filme progresista, para que se exhibiera en festivales como Cannes y Venecia, le ayudaba a lavar su imagen. Portabella intuyó la brecha y se benefició de ella.

'El cochecito', tercera entrega de la trilogía española del italiano Marco Ferreri, lidió como pudo con la censura al contar la vitriólica historia de un anciano capaz de envenenar a toda su familia para conseguir su cochecito motorizado. Después llego 'Viridiana'. Portabella, Ricardo Muñoz Suay y el productor mexicano Gustavo Alatriste hicieron posible que Luis Buñuel volviera a rodar en España.

Una imagen de 'El cochecito', de Marco Ferreri.

El filme fue a Cannes y ganó la Palma de Oro, pero su anticlericalismo y la celebrada escena de la imitación de la Santa Cena con un grupo de mendigos fueron demasiado para los censores de la época: espoleados por un texto en 'L’Osservatore Romano', el órgano oficial del Vaticano, decidieron quitarle al filme la licencia de rodaje, que equivalía a decir que la película no existía. El escándalo fue mayúsculo: José Muñoz Fontán, el director general de cinematografía que recogió el galardón en Cannes, fue destituido de forma fulminante.

Inhabilitación

Portabella tardó una década en volver a producir, ya que las autoridades españolas le inhabilitaron como productor. Pero estaba satisfecho: "El éxito más grande de mi vida es que con 'Viridiana' descabalgo al director general de cinematografía y, al cabo de tres o cuatro meses, al ministro". Después empezaría su carrera como director y volvería a colaborar directamente en la producción de películas como 'Lejos de los árboles'. Sus intereses se enfocarían progresivamente hacia la realización sin dejar de apadrinar filmes de directores como José Luis Guerin y Pere Joan Ventura.

Solo desde una actitud coherente y combativa pudieron producirse aquellas tres películas. Sin Films 59, posiblemente Buñuel no habría vuelto a España. Y quizá a Saura le habría costado más encontrar su lugar en el cine de la época.