Ir a contenido

GALARDÓN INSTITUCIONAL

Cristina Morales: "Las protestas de Barcelona son un buen material de indagación y de estudio"

La escritora gana el Nacional de Narrativa por su novela 'Lectura fácil' que ya obtuvo el Herralde

Elena Hevia

La escritora granadina Cristina Morales.

La escritora granadina Cristina Morales. / EFE / Mario Guzmán

El anuncio telefónico del Premio Nacional de Narrativa que distingue una obra publicada en el año anterior ha pillado a Cristina Morales (Granada 1985), autora de ‘Lectura fácil’ en pleno sueño y en La Habana, donde la joven escritora –posiblemente la más joven en hacerse con este premio- está participando en un programa para la promoción de los autores emergentes por diversos centros culturales de España y Latinoamérica.

 En la capital cubana, Morales está impartiendo un taller literario y se ha dado de bruces con la sorpresa del galardón que se suma al premio Herralde, descubridor de la novela,  con el que Morales pasó a formar parte del catálogo de Anagrama y que la ha situado como una de las autoras más interesantes del actual panorama literario. Puestos a inaugurar también es la primera vez que un Premio Herralde se hace con el Nacional de Narrativa.  Pero hay más excepcionalidades en esta elección. La radicalidad de su proyecto tanto en la forma como en el tema –la novela dibuja una Barcelona  en el marco de los antisistemas, con una potente crítica anticapitalista y un apoyo directo a  los desfavorecidos, los hipotecados y los discapacitados.  De hecho sus cuatro protagonistas lo son.

Una autora radical 

Esas características son las que destacado el jurado: la radicalidad de la autora y su originalidad “que no cuenta con una genealogía en la literatura española”. También, su recreación del lenguaje hablado, sus personajes y “su lectura del contexto político en el que se desarrolla”.

“Es verdad que soy una escritora que no tiene tanta obra detrás” asegura a través de la línea telefónica como para apuntalar su sorpresa. Con el Premio Herralde me pasó igual. Yo no esperaba nada y me lo encontré. Creo que responde al convencimiento de que la escribí a ciegas, es decir no sabía cómo iba a caer esta obra, cómo iba a ser recibida a nivel crítico, así que creo que tengo que darle las gracias a esta ceguera mía”.

Residente en Barcelona desde hace unos años, Morales dice sentir no haber podido vivir las protestas de Barcelona porque “sin duda son un buen material de indagación y de estudio”, pero más que escribir sobre ello preferiría estar viviéndolo. ¿Esos episodios se hubieran podido introducir en la trama de ‘Lectura fácil’? “Quizá sí, lo cierto es que mi novela se cerró mucho antes”.

El galardón, que concede el Ministerio de Cultura, reconoce la mejor obra en la categoría de narrativa escrita por un autor español, en cualquiera de los idiomas del Estado, entre todas las de este género publicadas en España en el año anterior y está dotado con 20.000 euros.