Ir a contenido

REGRESO DE LOS CÓMPLICES DE MORENTE EN 'OMEGA'

Lagartija Nick: "El 'Guernica' nunca había sido tan actual como ahora"

El grupo granadino lanza 'Los cielos cabizbajos', viejo proyecto del fallecido Jesús Arias, un disco de rock con orquesta y coro inspirado en las ciudades masacradas por las guerras

Jordi Bianciotto

Lagartija Nick, en una imagen promocional de ’Los cielos cabizbajos’.

Lagartija Nick, en una imagen promocional de ’Los cielos cabizbajos’. / ANTONIO OLMEDO

Lagartija Nick sigue el rastro de los desastres de la guerra en su nuevo disco, ‘Los cielos cabizbajos’, un trabajo de tiros largos y sonoridad severa, con rock, orquesta y coro, y canciones con títulos de enclaves martirizados: Hiroshima, Sarajevo, Gernika... Una manera de exorcizar nuestro consumo diario de tragedia transformada en entretenimiento. "Las caras destrozadas y los brazos partidos forman parte de nuestro ocio en las redes. ¡El ‘Guernica’ nunca había sido tan real como ahora!", sostiene Antonio Arias, cantante, bajista y líder histórico de la banda granadina, comprometido con la misión de "sacar la tragedia del mundo del espectáculo y devolverla a él diciéndole al oyente 'diviértete, pero con un mensaje'".

Este es también el desenlace de otra guerra, la de su hermano Jesús Arias (1963-2015), el que fuera timonel de los grupos TNT y Quasar, con un material poético que, estima Antonio, no llegó a cristalizar en un álbum porque falló en su búsqueda de complicidades. ‘Los cielos cabizbajos’ ve así ahora la luz partiendo de sus notas, sus partituras y sus maquetas, y con aportaciones de Lagartija Nick. "Jesús tuvo muy buenos amigos pero muy malos compañeros de viaje, que no pudieron comprender lo que estaba haciendo porque querían hacer un rock estándar del que él quería salir", considera Antonio. Al no estar ya Jesús con nosotros, el grupo se ha visto con las manos libres para terminar la obra a su manera. "Hemos atendido a lo que él quería, pero si hubiera estado vivo habríamos tenido que hacerlo con él y habría sido más complicado".

El lado oscuro de la inteligencia

Hablamos de una grabación de 59 minutos en la que, atendiendo a textos originales "que no son letras de canciones, sino poesía", recorremos escenarios de dolor a través de escenas conmovedoras: la madre que ha perdido a su hija en ‘Somalia’, los amantes de ‘Sarajevo’. "Quisimos desarrollar la gestión de la emoción, salir del llanto para que fuera una experiencia artística que tocara el corazón", apunta el guitarrista Juan Codorniu. En el subtexto del álbum, ¿flota el mensaje de que la inteligencia no tiene porque conducir al Bien? Antonio Arias asiente. "En la segunda guerra mundial hubo un grado de sofisticación técnica que solo se consigue en un estadio muy avanzado de sofisticación, pero se utilizó para deshumanizar".

Fuera quedó abundante material que quizá llegue a alimentar una segunda parte. Canciones con presencia de flamenco y la colaboración de Estrella Morente. "Jesús quería meter cante flamenco en el disco, y haikus. Son piezas que ahora no han encajado. Había necesidad de acotar. Si no, nos desbordaba por todos lados", argumenta Codorniu. "Pero como el disco va a ser un bombazo, seguro que lo ampliaremos", bromea Antonio Arias.

Los puristas del rock

Lagartija Nick se involucró una vez en un álbum revolucionario que tardó un tiempo en gozar de un reconocimiento amplio: ‘Omega’ (1996), encuentro con Enrique Morente en torno a Lorca y Cohen. "El problema de aquel disco no fue con los puristas del flamenco, ¡sino con los puristas del rock! Lo pienso todos los días: que no me vuelva a pasar, otra vez no...", resopla Arias, que recuerda el viacrucis de aquel álbum en los escenarios. "No empezó a funcionar hasta que saltó a los festivales, a partir del Espárrago Rock de 1998".

‘Los cielos cabizbajos’ ha comenzado a caminar: el mes pasado se presentó en el Mercat de Música Viva de Vic con la implicación del ‘ensemble’ de alumnos del Centre Superior de Música del Liceu y el coro de cámara ARSinNOVA. Efectivos que emocionaron al grupo: "Gente muy joven y muy 'millennial' que refuerza el carácter colectivo del trabajo". Se prevé que vuelva a arropar a Lagartija Nick en el concierto que ofrecerá en enero en Apolo.