Ir a contenido

CONCIERTO

Francesco Tristano mira a Japón

El pianista y compositor que alterna la clásica con sus propias creaciones presenta' Tokio stories' en el Auditori

Marta Cervera

Francesco Tristano, frente al Auditori donde actúa este martes.

Francesco Tristano, frente al Auditori donde actúa este martes. / MANU MITRU

Desde que viajó a Tokio por primera vez con menos de 20 años, cuando todavía era un prometedor estudiante de la Julliard School de Nueva York , la capital de Japón ha ocupado un lugar especial en la vida de Francesco Tristano (Luxemburgo, 1981). El pianista y compositor, que tanto interpreta a Bach como sus propias creaciones, no sabía entonces la de veces que volvería a la capital de Japón a la que le ha dedicado su último trabajo 'Tokio stories' (Sony Classical). Este martes lo presenta por primera vez en España, con un  rectital la sala Oriol Martorell del Auditori, a las 21.00 horas. 

Cada canción irá acompañada de imágenes tomadas por el fotógrafo Ryuya Amao, amigo suyo que siguió la grabación del disco. Se hizo todo en Tokio a excepción de 'Cafe Shinjuku' en la que participa el veterano saxofonista Michel Portal. "Es uno de los músicos a los que más admiro. Crecí escuchándole y es un honor tocar con él. No podía pedirle que se trasladara tan lejos. Tiene 84 años así que con grabamos en París", aclara. Ambos se unen en su visión de esa enorme ciudad de mil caras y casi 14 millones de personas en 'Café Shinjuku'.

El disco incluye en algunas canciones sonidos de la ciudad como en la energética 'Electric mirror', totalmente distinta a la canción que le sigue, 'Chi no oto', más íntima, que pasa por diferentes estados.Piano convencional, sintetizadores, electrónica, gong, voces, de todo se sirve Tristano para plasmar sus impresi ones de una ciudad llena de gente y de orden. "He estado allí más de 40 veces, tengo muchos amigos. Tokio está lleno de sensaciones y referencias para mí. Este álbum es una visión muy personal de Tokio, de mi historia con la ciudad".

Colaboraciones

Varios colegas japoneses colaboran en el disco, entre ellos el dj y productor Hiroshi Watanabe participa en 'Bokeh tomorrow' y el compositor y pianista Keiichiro Shibuya  contribuye en el disco con 'Gate of entry'. "Fue increíble trabajar con Shibuya, un músico avanzado que ha hecho óperas con hologramas y creado un 'Réquiem' con cantos budistas". Y añade: "aunque grabamos sonidos fáciles de identificar, el resultado de nuestra colaboración es muy abstracto. Tiene algo de extraterrestre". 

Tristano no utilizará nada demasiado rompedor en su concierto, aunque tampoco ofrecerá el típico recital. "No tiene sentido hoy en día ofrecer lo mismo que se hacía hace 200 años. Mi propuesta es una playlist de canciones que ofreceré acompañado de imágenes que se tomaron mientras grababa el disco. Son fotografías, no imágenes en movimiento, aunque se han montado como si se tratara de un videoclip". Es una manera más de proyectar sus sensaciones y sentimientos hacia una ciudad tan diferente como cautivadora. "La primera vez que la visité me impactó. Nueva York era una broma comparado con aquello", recuerda.     

Difícil clasificar su música. Algunos la llaman 'indie classical', otros contemporánea. A Tristano no le gustan las etiquetas, limitan demasiado. El toca tanto a Bach, como a Cage y Ravel. Y le gusta explorar terrenos desconocidos. "Lo mejor cuando grabo un disco es saber saber sacar las cosas cuando no salen como estaba previsto. En una colaboración ocurren situaciones a las que debes hallar una solución y debes concentrarte al máximo", comenta. En este sentido comenta que 'Tokio stories' ha sido un desafío. E irá a más este verano con el estreno de la versión orquestal del disco el próximo mes de junio en Hong-Kong. "Veremos qué pasa. Allí, como aquí, la situación política está complicada". 

Temas: Auditori Música