13 ago 2020

Ir a contenido

TOPONIMIA POP

Dos canciones y el mismo desalojo

De San Francisco a Buenos Aires, de los Dead Kenneys a Sara Hebe, la música popular planta cara a la especulación inmobiliaria

Lucía Lijtmaer

La rapera Sara Hebe.

La rapera Sara Hebe.

San Francisco, 1980. El primer paso es identificar lo que pasa. El barrio cambiará, pero de momento no se nota mucho. Así que llega el casero y te anuncia que el edificio está en una situación insalubre y es posible que te desalojen. Tienes varias opciones, pero todas pasan por acudir al juzgado. El juez puede optar por obligar al dueño a hacer las reparaciones necesarias en la propiedad, o, si se prueba que carece de fondos, te obliga a irte mientras duren las reparaciones y después el casero vuelve para decirte que te dobla el precio del alquiler. ¿Qué vamos a hacer, tío?

Eso se preguntan los Dead Kennedys, a lo que responden sin dudar: "Hay que linchar al casero". Porque "hay ratas royendo la cocina, y me llegan las cucarachas a los tobillos". Así que hay que linchar al casero. Además, "le digo que abra la llave de paso del agua" y que "encienda la calefacción", pero me dice que todo lo que hago es quejarme. Así que hay que linchar al casero. Esa es la única solución posible, y está en el disco 'Fresh fruit for rotten vegetables'.

Buenos Aires, 1985. El edificio está "pelado", lo que quiere decir que apenas se trata de ladrillos y cemento, sin aislamiento, revoco o pintura, sin la piel que se le presupone a un edificio. Está libre, vacío, apenas una construcción en medio de un barrio, en una ciudad de nueve millones de habitantes. Allí se instalan cuarenta y tantas familias, algunos dicen que okupan, ellos pagan la electricidad y el agua, porque el armazón estaba ahí, pero ellos lo convirtieron en su casa.

Veinticinco años después comienzan los intentos de desalojo. Los funcionarios aducen que el terreno es imprescindible para soterrar el Ferrocarril Sarmiento que pasa al lado de las viviendas. La canción que cuenta la historia de esas familias es 'Asado de Fa', de la rapera Sara Hebe. El edificio está en la calle Gascón, 123. La cooperativa de vivienda es Nuevo Horizonte. Se convirtió en el himno contra los desahucios a partir del 2011, un "lugar entre las torres modernas de concreto", como canta Hebe. La narradora cuenta: "Supe construir un lugar donde vivir así que nadie me va a convencer de que me tengo que ir, no me voy a ir esta es mi casa".