04 jun 2020

Ir a contenido

LA GRAN CITA DEL CINE FANTÁSTICO

Asia Argento derrocha honestidad en Sitges

La actriz y directora, premiada este año con el Méliès Career Award, ha regalado bastantes titulares durante su charla con la directora de la Fundació Sitges

Juan Manuel Freire

Asia Argento posa antes de recibir el Premio Méliès en el Festival de Cine Fantástico de Sitges.

Asia Argento posa antes de recibir el Premio Méliès en el Festival de Cine Fantástico de Sitges. / EFE / JAUME SELLART

La actriz y directora Asia Argento regaló un buen titular poco después de empezar su charla con Mònica Garcia Massagué, directora general de la Fundació Sitges (el organismo que organiza el Festival de Cine Fantástico), en la mañana de este domingo, ante un público formado sobre todo por fans. "He vivido más cine que vida", dijo. Y no por decir.

Argento es, para empezar, nieta de productor (Salvatore Argento), sobrina de productor (Claudio Argento) y, por supuesto, hija de actriz/guionista (Daria Nicolodi) y maestro del terror (Dario Argento). "Creo que llegamos a las seis generaciones de artistas", explicó. "Está en mi sangre, no puedo evitarlo. Es como quien nace con los ojos azules. Lo único que he hecho ha sido hacer buen uso de mis genes".

Veterana a los 44

Con solo 44 años, Argento recogería este domingo un premio Méliès en reconocimiento a su carrera. Es la clase de distinción que se ofrece a alguna personalidad un par de décadas mayor, pero en realidad ella ha trabajado en el cine tanto tiempo como la mayoría de veteranos sexagenarios. "Cuando uno de mis hijos supo que iba a recoger este premio, me preguntó: '¿Te estás muriendo?'. Yo le dije que no. Es solo que llevo 36 años trabajando. Quizá si hubiera empezado a los 20, habría sido distinto esto de recoger premios".

Aunque en principio quiso escribir, Argento acabó debutando como actriz con solo 9 años (en 'Demons 2', de Lamberto Bava, producida por su padre Dario) y, al final, un papel llevó al otro. "A mi padre no le hacía gracia que actuara. No quiere mucho a los actores. Me insistía en dedicarme a la dirección en lugar de a la interpretación". Pero él mismo la acabó fichando, cuando ella tenía 16, para el papel protagonista de 'Trauma'. Fue el principio de una colaboración que se ha extendido a lo largo de varias décadas. "Hace tiempo que nuestra relación es más que familiar o paternofilial. Cuando nos vemos no hablamos de cosas mundanas, sino de cine que hemos visto o proyectos que tenemos entre manos".

Hollywood mata

Como su padre, Asia no se corta en sus respuestas, no parece tener filtros, aunque llamó un poco la atención esa ausencia de preguntas en torno al abuso sexual y el #MeToo. Dejó clara, no obstante, su opinión sobre Hollywood, una "máquina de moler carne" que "te obliga a perder el anonimato". La llegamos a ver con Vin Diesel en el 'blockbuster' de acción 'xXx', pero en su periplo americano prefirió trabajar con directores de la esfera indie (Sofia Coppola, Gus Van Sant) o dirigir un proyecto pequeño como 'El corazón es mentiroso'. "Soy autodidacta en todo. Quizá un poco incompetente. Pero creo que si haces algo desde el corazón, acabará tocando la fibra a alguien".

El trabajo de actriz, al menos de cine, no le atrae ya en exceso, en parte porque ha llegado a sentirse muy encasillada: "He hecho todas las versiones posibles del papel de prostituta", dijo. "Prostituta lesbiana, prostituta gogó… ¿Cuántas versiones me quedan? No tengo nada contra las mujeres que se dedican a este oficio, pero creo que puedo hacer otros papeles. También me creen ideal como drogadicta y enferma del coco o el cuerpo".