Ir a contenido

CRISIS EN LA ENTIDAD

Perales, Serrat y Sabina, en el "regimiento" de músicos que piden salir de la SGAE

Un centenar de autores y editores de música crean una entidad de gestión de derechos de autor

Serrat y Sabina (derecha), durante su gira del 2012, en el Palau Sant Jordi. 

Serrat y Sabina (derecha), durante su gira del 2012, en el Palau Sant Jordi.  / JOSEP GARCIA

Un "regimiento" de músicos, con figuras de primer nivel como José Luis Perales, Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina, ha pedido por escrito su salida de la Sociedad General de Autores (SGAE) para el 2020, según ha reconocido a Efe el representante de estos dos últimos artistas.

A esa lista, han confirmado otras fuentes consultadas por esta agencia, se suman más nombres importantes de todo el espectro musical, del pop mayoritario al indie, como son los de Pablo Alborán, Manolo García, Iván Ferreiro, Love of Lesbian, La Oreja de Van Gogh o Fuel Fandango.

La decisión, en casos como el de Sabina y Serrat, parece estar sujeta todavía por un fino hilo a que la SGAE acometa de forma urgente las modificaciones estatutarias que se les reclaman desde hace tiempo, pero no se trataría de una postura general.

"Se les han hecho muchos requerimientos y ya no hay tiempo para dar marcha atrás, lo único que podrían hacer es que la directiva dimita en bloque y se presenten elecciones de manera inmediata", ha señalado uno de los miembros de la coalición autoral que ha pedido por carta que a 31 de diciembre del 2019 la SGAE deje de gestionar los derechos derivados de su repertorio.

La noticia llega solo un día después de otra información sobre la petición que han cursado en el mismo sentido miembros del colectivo audiovisual como Pedro Almodóvar, Juan Antonio Bayona, Mateo Gil, Rodrigo Sorogoyen o los hermanos Alberto y Laura Rodríguez (creadores de 'Aquí no hay quien viva').

Fuentes de la SGAE adelantaron a Efe que la multinacional Warner también ha presentado su baja, lo que "sí es un problema por su volumen de negocio".

Perales y sus 543 obras

Sucede lo mismo con autores como Perales. Fuera de los compositores vinculados al escándalo de la "rueda de las televisiones", el suyo es uno de los volúmenes registrados más ingentes, con 543 obras, entre ellos numerosísimos éxitos interpretados por él mismo y por voces ajenas como las de Isabel Pantoja.

Fue el pasado 30 de septiembre cuando finalizó el plazo para darse de baja este año de la que es la entidad de gestión de derechos de autor más grande de España, salidas que no se harían efectivas hasta el próximo 1 de enero del 2020.

El pasado 17 de septiembre la junta directiva de la Sociedad General de Autores y Editores aplazó su Asamblea General Extraordinaria, prevista para el 15 de octubre y donde se iban a votar sus nuevos estatutos, hasta "comienzos del 2020" ya que sus servicios jurídicos consideran que se iba a celebrar sin "garantías jurídicas".

Este cambio en su calendario llegó después de que el Ministerio de Cultura enviara a la SGAE el pasado 11 de septiembre un requerimiento para que en el plazo de tres días le informara sobre si los socios que se han dado de baja, y en particular aquellos que se han encomendado a otras entidades de gestión (como Dama), habían recibido un "tratamiento discriminatorio". 

Nueva entidad de gestión de derechos

En paralelo, alrededor de 100 autores y editores de música, entre los que están "grandes y pequeños nombres", formarán parte de una nueva entidad de gestión de derechos de autor que cuenta ya con estatutos, y que se pondrá en marcha a partir del 1 de enero del 2020.

Así lo ha anunciado a Efe Manuel Recio 'Patacho', portavoz de la asociación Coalición Autoral (CoA), una de las familias que forman el Pequeño Colegio de la SGAE y de donde se han dado de baja Perales, Serrat y Sabina.

"Arrancaría el 1 de enero, esa es la intención si nada se tuerce (...). Será una entidad de gestión de derechos de obras musicales, de todos los autores y editores de música", ha explicado Patacho acerca de esta nueva entidad cuyo nombre no ha sido desvelado y que está a la espera de las autorizaciones "pertinentes" del Ministerio de Cultura y de Interior.

Aunque inicialmente arrancaría con 100 socios, "hay posibilidades de que se dispare a los 300", ha comentado Patacho quien calcula que con la salida de socios que está sufriendo la SGAE calcula que se irá el 80% del repertorio que gestionan.

La SGAE, en la UCI

"Esto para la SGAE es una entrada en la UCI si no está muerta ya. Pero no es la muerte, es el suicidio, porque nosotros no estamos matando a nadie, hemos intentado salvar a un enfermo y no hemos podido, así que preferimos salvarnos", ha explicado.

Con la creación de esta nueva entidad se contaría en España con una entidad de gestión que solo gestionaría derechos de autor de músicos y editores, lo que hasta ahora no existía. 

Esto no ocurre con los socios que pertenecen al colegio de Obras Audiovisuales y que han solicitado su baja de la SGAE para incorporarse a Dama, la entidad de gestión.