Ir a contenido

ENTREVISTA

Yann Tiersen: "Son estúpidos los ataques a Greta Thunberg"

El músico bretón desarrolla su música en diálogo con la naturaleza en 'All', el disco que presenta en el Auditori del Fòrum

Jordi Bianciotto

El músico bretón Yann Tiersen, en una imagen promocional

El músico bretón Yann Tiersen, en una imagen promocional / CHRISTOPHER FERNANDEZ

Aunque le conocimos por las miniaturas muy francesas del filme ‘Amélie’ (2001), Yann Tiersen está por otras labores: músicas que apuntan al poder de la naturaleza, con efectivos orgánicos y electrónicos, como las de su nuevo disco, ‘All’. Lo presenta este miércoles en el Auditori del Fòrum.

¿A qué ‘todo’ se refiere en el título del disco? ¿Al conjunto de la naturaleza?
Responde a una mirada holística a la realidad, al mundo. ‘All’ es ‘todo’ en inglés, pero también significa ‘otros’ en bretón, y ‘cosmos’ en alemán. Palabras que resumen el conjunto del disco.

Su anterior disco, ‘Eusa’, se inspiró en la isla de Ouessant, en el extremo occidental de Bretaña, que también está presente en ‘All’. Sigue viviendo allí, ¿verdad?
Sí, comencé a ir allí hace 16 años y estoy instalado desde hace siete. El disco parte de ese lugar y de otros, como la estación de Tempelhof, de Berlín, convertida en centro de refugiados sirios. El propósito es reflejar la situación en el mundo, tanto la naturaleza como el comportamiento humano. El mundo no se está muriendo, pero nosotros sí. Seguro.

¿La naturaleza le parece más interesante que el ser humano?
El ser humano es una parte de la naturaleza. Ni más ni menos que eso. La naturaleza se equilibra por sí misma, pero debemos darnos cuenta de que el mundo muere, y de que hay que luchar por el planeta.

En su música, ¿idealiza la naturaleza?
No, la naturaleza es dura, violenta... En Ouessant hay accidentes mortales, pero lo prefiero a otros sitios porque refleja la realidad de la vida y su violencia.

¿Sigue de cerca el debate político en torno al cambio climático?
Sí, desde luego. Es el capitalismo el que está jodiendo el planeta, y lo que hay que hacer es joder al capitalismo. Haría falta una revolución para que el mundo sobreviviera.

En países comunistas como la URSS hubo algún que otro desastre ecológico.
Bueno, el dinero y la pobreza son cosa del capitalismo. La Unión Soviética no era comunismo. Era una caricatura.

¿Le cae bien Greta Thunberg?
Hay una polémica tonta a su alrededor y son estúpidos los ataques que recibe. Pero quizá esas reacciones en su contra deberían hacernos despertar definitivamente.

En su música se respiran ancestros célticos. Músicos folk bretones como Alan Stivell o Gwendal, ¿formaron parte de su educación musical?
No mucho, yo de más joven me interesó sobre todo en las músicas industriales. Pero la herencia cultural está ahí. Y la lengua. Cosas muy importantes, que conectan tu mente con el medio natural.

Utiliza el bretón en algunas canciones. ¿Lo habla?
Sí, aunque Francia la ha reprimido históricamente. Pero cada lengua es una clave para entender el mundo, la naturaleza... Hablar bretón no es viajar al pasado, sino participar de algo tan orgánico como los árboles. En Francia eso no se entiende: todo lo que no sea París se reduce a un hatajo de granjeros estúpidos. No son capaces de ver las lenguas minoritarias como el bretón como un tesoro cultural.

Da la impresión de que se siente lejos del imaginario francés de ‘Amélie’.
Aquella banda sonora fue muy importante para mí, pero se sitúa lejos de la música que hago. No quiero que se me relacione con aquella estética parisiense, porque no es la mía. Me siento más cerca de los países celtas, como Gales, que de Francia.