04 jun 2020

Ir a contenido

CITA CINEMATOGRÁFICA

Festival de Sitges 2019: todas las claves de la orgía del cine fantástico

Del 3 al 13 de octubre, la 52ª edición de la muestra volverá a revelarse como gran escaparate mundial de las infinitas variantes del cine de género

Julián García y Juan Manuel Freire

Robert Pattinson y Willem Dafoe en ’El faro’. 

Robert Pattinson y Willem Dafoe en ’El faro’. 

A falta de solo una semana para el inicio de la 52ª del Festival de Sitges, su hinchada empieza a sentir que le falta el aire. El segundero del reloj parece no avanzar y la tensión carcome como en la cuenta atrás de un lanzamiento espacial. Y es normal, porque Sitges trasciende la condición de festival al uso para convertirse en punto de encuentro de gente apasionada por lo suyo y en antena del cine más atrevido, inquieto y estimulante que uno pueda imaginar.

El cine fantástico es, hoy por hoy, el género dominante tanto a nivel creativo como comercial, y Sitges-2019 será un año más un gigantesco contenedor de sus infinitas variantes: el terror, la ciencia ficción, la intriga, la fantasía. Con sangre y sin ella. Cine de género con sesuda visión autoral o con vocación desacomplejadamente festiva. Un lugar donde vivir. 

Quizá este año los 'highlights' de Sitges sean algo menos llamativos que en las dos últimas gloriosas ediciones (difícilmente repetibles) y haya de escarbarse más en la inabarcable letra pequeña. Esta disección del festival en forma de claves quizá les sirva de orientación para afrontar, sin miedo a perderse, la gran (y fantástica) aventura de Sitges-2019.

1. La tremenda salud del cine fantástico

El género manda y no solo en festivales especializados como Sitges. La Palma de Oro en Cannes para 'Parásitos', de Bong Joon-ho (llorada ausencia, y mucho, en la programación de esta 52ª edición), y el León de Oro en Venecia para 'Joker', de Todd Phillips, certifican el atractivo de lo oblicuo en festivales donde, hasta hace poco, lo fantástico o lo raro parecía algo inapropiado. "El reconocimiento está ahí. No hay otro género que tenga la capacidad de hablar sobre la realidad, o lo que quiera que sea eso, que el fantástico", ha afirmado este jueves Ángel Sala, director del festival de Sitges, en la rueda de prensa institucional de presentación del certamen.

Y en lo comercial también marca el camino. Desafiando a la competencia que suponen Netflix y otras plataformas en 'streaming', una película de terror puro como 'It: Capítulo 2', de Andy Muschietti, ha llenado los cines como hace un par de años lo hizo su triunfal predecesora, o el año pasado 'Un lugar tranquilo' y 'La monja'. Las inalcanzables franquicias superheroicas parece que juegan en otra liga, pero ¿cuándo la aventura y la fantasía no fueron cine de género?

Otro aspecto a destacar es la presencia, cada vez mayor, de mujeres directoras de cine de género. Y Sitges se hace eco, por supuesto, de la tendencia. "Este año habrá una veintena de películas dirigidas por mujeres en la programación del festival. Y la mayoría de ellas, óperas primas. Puede parecer poco en relación al grueso del cartel, pero... ¿quién podía imaginar algo así hace 15 o 20 años?", se pregunta Sala.


2. El concurso

El festival de Sitges no da respiro a la prensa acreditada: proyectará hasta 35 títulos a concurso, obra de viejos lobos y novatos, enmarcados en los géneros más diversos. Podremos ver 'Color out of space', la unión (con paisaje lovecraftiano) de Richard Stanley, director de 'Hardware', con Nicolas Cage. O 'Samurai marathon', el intrigante asalto al drama de época con paisaje japonés del británico Bernard Rose. O 'Le daim', último delirio absurdista de Quentin Dupieux. O 'The lodge', probable confirmación del tándem Veronica Franz/Severin Fiala. De todo, todo especial.

También muchas primeras películas, tanto de nuevos valores del terror indie ('Bloodline”, de Henry Jacobson; 'Swallow', de Carlo Mirabella-Davis) como de directores estatales sin miedo al riesgo y la aventura: ahí quedan 'El hoyo', de Galder Gaztelu-Urrutia; 'Paradise Hills', de Alice Waddington, alias de una cineasta bilbaína; o 'Amigo', de Óscar Martín, descrita por el jefe de producción como "'Intocables' pero con hijos de puta". 

La animación tendrá una importante presencia: Tatsuyuki Nagai (autor de la preciosa 'El himno del corazón') compite con 'Her blue sky', y el debutante en el largo Jérémy Clapin con '¿Dónde está mi cuerpo?', ya ganadora de importantes premios en Cannes y Annecy.


3. Más allá de la competición

En sección oficial, aunque fuera de concurso, se podrán descubrir las últimas propuestas de autores ya curtidos como Rob Zombie ('Three from hell'), Gaspar Noé ('Lux aeterna') y Brad Anderson ('Fractura') hasta la confirmación del talento de Robert Eggers, director de 'La bruja', con 'El faro', pasando por documentales sobre el cine de género en España, el diseño de sonido o los orígenes de 'Alien, el octavo pasajero'.

En cada sección hay tesoros por desenterrar. Anima't proyectará 'Ride your wave', lo último del genio psicodélico Masaaki Yuasa, o, en sesión especial, 'Weathering with you', lo nuevo del director de 'Your name', Makoto Shinkai. En Midnight X-Treme, se prevén buenos aplausos con 'Boyz in the wood' o 'Greener grass', consideradas de culto instantáneo. 

Tampoco conviene pasar por alto el material de Noves Visions, sección de filmes de alto riesgo como 'Jessica forever' o 'The forest of love', última obra (quizá ya penúltima) del prolífico francotirador Sion Sono. Los amantes del 'thriller' tienen su paraíso en Òrbita, sección que acoge una cinta chino-hongkonesa de Renny Harlin ('Bodies at rest') y el esperado debut de Roxanne Benjamin ('Body at Brighton Rock'), entre bastante título apetecible.


4. La nutritiva oferta local

Después de que en la edición del 2018 no hubiera ninguna película catalana o española en la sección oficial a competición, este año serán cinco, nada menos, las que opten al gran premio. Y las cinco, además, primeros trabajos: las citadas 'Amigo', 'El hoyo' y 'Paradise Hills', así como 'Cuerdas', 'thriller' del tarraconense José Luis Montesinos, y 'Ventajas de viajar en tren', de Aritz Moreno, basada en la novela de Antonio Orejudo.

Fuera de concurso, y en la sección Òrbita, se podrá ver 'La jauría', de Carlos Martín Ferrara, el director de 'El año de la plaga'; 'Legado en los huesos', segunda entrega de la trilogía negra del Baztan, de Dolores Redondo, a cargo de Fernando González Molina; y 'El asesino de los caprichos', de Gerardo Herrero, con Maribel Verdú. Y en Noves Visions se proyectará una de las propuestas más marcianas, por alucinógena, de esta edición del festival, 'Jesus shows you the way to the highway', del inclasificable Miguel Llansó ('Crumbs'), sátira de ciencia ficción distópica y anticapitalista rodada entre Etiopía y Estonia.


5. Las series son fantásticas

Una vez más, las series ocupan un espacio prioritario en el programa de Sitges, y este año, además, con producciones que tardarán en estrenarse en todas nuestras pantallas. 'The terror: Infamy', segunda temporada de la serie de terrores de época de AMC, no llegará aquí hasta el 18 de noviembre. También de AMC llega la docuserie 'Eli Roth: La historia del terror', cuyo estreno en España está previsto para la noche de Halloween.

Por su parte, Movistar+ presentará –en su integridad– una nueva adaptación de 'La guerra de los mundos', de H. G. Wells, producida por la BBC, además de tres nuevos episodios de 'Capítulo 0', la serie paródica de Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla. 

Pero el verdadero acontecimiento seriéfilo quizá sea el preestreno de 'El camino', la secuela en forma de largo de 'Breaking bad', centrada en la suerte de Jesse Pinkman (Aaron Paul, quien participará en una charla).


6. Premios de prestigio

Después de haber otorgado nada menos que cinco Grandes Premios Honoríficos en su edición del 2018, el festival baja de revoluciones y este año entregará un único galardón extraordinario a Sam Neill, actor curtido en todos los géneros, pero con presencia especialmente estimulante en el terror, el 'thriller' y la aventura, desde 'Parque Jurásico' a 'La caza del octubre rojo', pasando, por supuesto, por 'La posesión'. El clásico de Andrzej Zulawski, precisamente, será proyectado en Sitges con la presencia del actor neozelandés.

La nómina de premios Màquina del Temps, sin embargo, será amplia y variada: Patrick Wilson, rostro habitual del terror (las sagas 'Insidious' y 'The conjuring'), que visitará el festival para presentar la película inaugural, 'En la hierba alta', de Vincenzo Natali; Russell Mulcahy, afamado director de la edad de oro del videoclip ('Video killed the radio star', por ejemplo) y autor de emblemáticos títulos de género de los 80 como 'Los inmortales'; Charles Band, uno de los directores y productores más prolíficos de serie B del Hollywood también de los 80; Javier Botet, actor español cuya singular, por longilínea, complexión física le ha hecho participar como criatura pavorosa en la saga '[REC]', 'Juego de tronos' y las dos entregas de 'It'; y Maribel Verdú, actriz fundamental del cine español en todos sus palos que visitará el festival para presentar 'El asesino de los caprichos', de Gerardo Herrero.

Además, el director italiano Pupi Avati, icono de la serie B, recogerá el Premi Nosferatu, otorgado por la sección Brigadoon; y la actiz Asia Argento recibirá el Premio Méliès que otorga la Federación Europea de Festivales de Cine Fantástico.


7. Homenajes y retrospectivas

Aunque el tema principal de esta edición es 'Mad Max', cuya atmósfera posapocalíptica invadirá el ambiente, en el programa de Sitges-19 se atiende menos a la saga creada por George Miller y Byron Kennedy que a sus imitaciones. Algunas de ellas ('1990: Los guerreros del Bronx', 'Bronx: Lucha final') se podrán ver en 'Apocalypse domani', retrospectiva sobre la 'exploitation' italiana de ciencia ficción de los ochenta.

En el apartado de rescates, destacan además el ciclo dedicado al director (y actor y escritor) chino King Hu, conocido perfeccionista que firmó algunas páginas de oro del cine de artes marciales y capa y espada, o los homenajes en Brigadoon a Pupi Avati y Charles Band.