Ir a contenido

Elegancia y sensualidad

Premios Emmy: Así lucieron las estrellas de 'Juego de tronos' en la alfombra roja

Otra actriz que brilló con luz propia fue Emilia Clarke, que deslumbró a los fotógrafos con un vestido azul marino

Una de las actrices de la superproducción de HBO que llamó más la atención fue Emilia Clarke. 

Una de las actrices de la superproducción de HBO que llamó más la atención fue Emilia Clarke.  / EFE

Las estrellas de 'Juego de tronos' se dieron un paseo triunfal en los premios Emmy como despedida tras sus ocho exitosas temporadas y protagonizaron la antesala de la gran ceremonia de la televisión sobre una alfombra que, en lugar del habitual color rojo, tenía este año un curioso tono morado.

El Teatro Microsoft de Los Ángeles (EEUU) dio la bienvenida a las figuras más importantes de la pequeña pantalla, en una gala para la que 'Juego de tronos', con 32 nominaciones, partía como principal favorita.

Una de las actrices de la superproducción de HBO que llamó más la atención fue Gwendoline Christie (Brienne de Tarth en la ficción), que acudió a la gala con un curioso conjunto blanco y rojo de la colección Resort de Gucci de aire medieval, muy en la línea de 'Juego de tronos', y que estaba rematado con detalles dorados y un gran broche en la cintura.

Otra actriz que brilló con luz propia fue Emilia Clarke (la malograda Daenerys Targaryen), que deslumbró a los fotógrafos con un Valentino azul marino muy escotado y recogido con un lazo en el vientre.

Un lazo similar, pero para coronar un vestido largo de tema floral, fue también parte de la apuesta de Lena Headey, la astuta y malvada Cersei Lannister de la aclamada ficción de HBO.

Y también causaron sensación Sophie Turner (Sansa Stark) y Maisie Williams (Arya Stark), hermanas en la serie y amigas íntimas en la vida real, pero que hoy fueron "enemigas", ya que se enfrentaban por el Emmy a la mejor actriz de reparto de un drama (en este apartado también estaban nominadas sus compañeras Headey y Christie).

Mientras que la esposa de Joe Jonas apostó por un toque clásico con un Louis Vuitton color champán que resaltaba su figura y un elegante collar, la pequeña de los Stark arriesgó más con un vestido negro de JW Anderson con una cola anudada al lado izquierdo de la cintura.

Además, los fans de 'Juego de tronos' recibieron como una gran noticia la reaparición en público de Kit Harington (Jon Snow), quien tras terminar la serie había ingresado en una clínica de rehabilitación para recuperarse de problemas de estrés y adicciones. El actor británico, con menos rizos y más peinado que en la serie, apostó por un estilo clásico, todo lo contrario que el danés Nikolaj Coster-Waldau (el redimido Jaime Lannister), con pajarita y chaqueta dorada.

El adiós de 'Juego de tronos' no fue la única despedida notable en estos Emmy, puesto que Julia Louis-Dreyfus, la aclamadísima protagonista de "Veep", también sobresalió con un vistoso vestido dorado para decir adiós a esta sátira política.

De las más elegantes fueron también Michelle Williams, con un ajustado Louis Vuitton con un original estampado; Naomi Watts, con un pomposo Dior estilo princesa de tono oscuro; Gwyneth Paltrow, arriesgando con un conjunto en blanco y negro con plumas de Valentino, y la gran triunfadora de la noche, Phoebe Waller-Bridge ('Fleabag'), con un vaporoso y escotado vestido de 'pailletes' de Monique Lhuillier.

Phoebe Waller-Bridge / wirelmage / amy sussman

La alfombra morada pareció inspirar a las estrellas de la televisión a apostar por modelos muy coloridos como Mandy Moore ('This is us'), que lució tonos rosados y rojos muy parecidos a los de Marisa TomeiRachel Brosnahan ('La maravillosa señora Maisel'), que presumió de un espectacular azul metálico, Sandra Oh ('Killing Eve'), de rosa, o Zendaya ('Euphoria'), que apareció a última hora con un espectacular vestido verde de Vera Wang con transparencias y gran abertura lateral que le permitió presumir de piernas.

Zendaya / Efe / nina prommer

Para sorpresa de muchos, Kim Kardashian fue una de las más discretas de la noche con un vestido negro de corte sirena de Vivienne Westwood. Más atrevida fue su hermana Kendall Jenner, con un diseño de Richard Quinn en latex negro y un vestido con flores rojas.

Billy Porter / wirelmage / steve granitz


Incluso los hombres se animaron a dejar de lado el clásico color negro y se vieron trajes grises (Milo Ventimiglia de 'This is us'), burdeos (Sterling K. Brown, también de 'This is us') y hasta de terciopelo rosado y naranja (James Van Der Beek, de Pose').

Mención aparte merece Billy Porter ('Pose) que, al igual que ya ocurrió en los Oscar, volvió a ser uno de los hombres con mas protagonismo en la alfombra morada con un traje de Michael Kors, tacones y enorme pamela.

James Van Der Beek / FILM MAGIC / JEFF KRAVITZ