Ir a contenido

APERTURA DE BARCELONA CLÀSSICS

Zubin Mehta se despide en Barcelona de la Filarmónica de Israel

El veterano maestro indio dirige su último concierto en la ciudad frente a este 'rolls royce' de la clásica con la 'Tercera' de Mahler en el Auditori este miércoles

Marta Cervera

El director Zubin Mehta, en Barcelona.

El director Zubin Mehta, en Barcelona. / ÁNGEL GARCÍA

Aunque llegó en silla de ruedas y bastón a la rueda de prensa, Zubin Mehta (Bombay, 1936) se mostró en muy buena a forma en el encuentro con la prensa mantenido este martes, un día antes de su último concierto en Barcelona con la Orquesta Filarmónica de Israel en la apertura de la nueva temporada de Barcelona Clàssics.  El Auditori acoge este miércoles la ‘Sinfonía núm. 3’ de Mahler, el penúltimo concierto de su gira internacional de despedida, que concluirá en Madrid al día siguiente.  “Hemos hecho más de 4.000 conciertos juntos”, recordaba el veterano maestro indio, pieza fundamental de esta formación considerada una de las mejores del mundo, fundada en 1936.

Mehta empezó a dirigirla en 1961 y en 1981 le hicieron director vitalicio. Tras más de medio siglo con ellos ha elegido este canto a la naturaleza de Mahler para hacer justicia al compositor, un músico incomprendido en su época. “Ningún director en Alemania quería dirigir esta pieza”, recordó. Para Mehta la parte final es sublime. “Está dedicada al amor y cada vez que la escucho con esta orquesta me emociono. Mahler vacía su corazón en ella sin ningún tipo de inhibición”.

Es muy fuerte el lazo que ha creado con la formación israelí. “Esta es la tercera generación de músicos que dirijo, la mayoría son ya nacidos en Israel”. En su fundación, la formación estaba integrada principalmente por intérpretes judíos del antiguo imperio austro-húngaro. Después vino una segunda generación llegada principalmente de la ex-Unión Soviética. En la actual formación ningún músico es palestino, aunque él espera cambios dentro de un futuro no muy lejano gracias al trabajo de su fundación en Nazaret para acercar la música clásica a niños árabes. Su puesta en marcha hace años está dando sus frutos. Unos ocho talentosos músicos palestinos están estudiando ya en la Escuela Buchmann-Mehta fundada en el 2004 en colaboración de la Universidad de Tel-Aviv, cantera natural de la orquesta. “Sus profesores son músicos de la Filarmónica de Israel y así que espero ver algún día a alguno como músico de la orquesta.”

Pasó de puntillas sobre las acusaciones de acoso de Plácido Domingo: “Me parte el corazón lo que le ocurre. Es un gran amigo y el cantante más grande. Nadie ha llegado tan alto como él, ni siquiera Caruso”, dijo respecto al tenor y barítono a quien volverá a dirigir el año próximo en La Scala de Milán con ‘La Traviata’, esta vez en el rol de Germont. “Espero que tras su éxito en Salzburgo su vida siga adelante como siempre porque todavía es joven”. Y es que, tras abandonar la Filarmónica de Israel, Mehta tiene muchos compromisos hasta el 2022. Dirigirá  ópera en La Scala, la Staatsoper de Berlín y Florencia. Y música sinfónica con las filarmónicas de Berlín y de Viena. Precisamente con esta última volverá esta temporada en el Palau de la Música el próximo 25 de abril. 

Temas: Auditori