20 sep 2020

Ir a contenido

LAS MEJORES CANCIONES DE AMOR (5)

El 'Alcalde de Simplón' siempre tendrá nuestro voto

'Mayor of Simpleton', de XTC, es uno de los grandes monumentos de la música pop

Ramón Vendrell

XTC.

XTC. / EBET ROBERTS

No falla: si hablas de 'Mayor of Simpleton', saldrá un aguafiestas que dirá que la letra se parece demasiado a la de 'Wonderful world', de Sam Cooke. No hay que perder tiempo con él, un «¿y qué?» bastará, y a seguir glosando las inagotables maravillas de la canción. Aunque si tenemos ganas de camorra podemos hacerle notar al aguafiestas, condición en la que incurren con facilidad los eruditos del pop, que ese comentario sería propio de los repelentes amigos de la chica en la pieza. Chúpate esa, listillo. No volverá a abrir la boca.

Digámoslo ya: estamos ante uno de los grandes monumentos de la música pop, un caramelo irresistible y a la vez 'muuuy' sofisticado. 'Mayor of Simpleton' fue el primer single extraído del álbum doble de XTC 'Oranges & lemons' (1989). La canción va de un tipo al que los amigos de la mujer a la que ama desprecian porque es más bien tarugo. Él es el primero en saber que no es una eminencia y no tiene ningún reparo en proclamarse 'Alcalde de Simplón', pero de ninguna manera acepta que su falta de formación intelectual sea una traba para llegar al corazón de la chica. ¿Lucha de clases en clave intelectual? Por supuesto. Si Golfo vive un romance fabuloso con Reina en 'La dama y el vagabundo', ¿por qué nuestro héroe iletrado no va a conquistar a la pija universitaria de la que está enamorado? Estamos con él a muerte.

La canción es una cascada de versos de orgullosa autohumillación y de versos de puro amor. En ambas categorías hay versos sensacionales. De la primera: «No debía estar allí cuando repartieron los cerebros». De la segunda: «Cuando su lógica resulte fría y lo hayan pensado todo / estarás caliente en los brazos del alcalde de Simplón». Ah, también hay alguna pulla para los tóxicos compinches de ella: «Algunos de tus amigos son demasido cerebrales para ver / que son pobres y así es como van a permanecer». La pobreza de corazón es muy mala. El alcalde de Simplón siempre tendrá nuestro voto.