Ir a contenido

MUESTRA DE TEATRO DE CALLE

Fira Tàrrega saca punta a las contradicciones de la sociedad

Tomeu Amer entusiasma con 'Peix', circo con riesgo, humor y crítica, y Hermanas Picohueso con 'Excalibur'

El inasumible precio del alquiler en Barcelona, el turismo de masas y el maltrato animal suben a escena

Marta Cervera

Representación de ’Peix’, de Hotel iocandi, en Tàrrega.

Representación de ’Peix’, de Hotel iocandi, en Tàrrega. / CORTESÍA FIRA TÀRREGA

La contradicciones de nuestra sociedad y del propio ser humano centran algunas de las propuestas que más comentarios generan en Fira Tàrrega. La reflexión y el debate están a la orden del día en propuestas de todo tipo, ya sean de circo, danza, música o teatro. Les Impuxibles, por ejemplo, desestigmatizando el tabú de las enfermedades mentales con el original 'Toc núm.6', montaje ya estrenado la temporada pasada en la Beckett, ha generado gran interés. O La Petita Malumaluga reivindicando mayor respeto para el público infantil con 'La lluna en un pot', una creación para bebés de 0 a 3 años con danza contemporánea y preciosa música en directo con arpa e instrumentos de percusión.

La reflexión y el debate están a la orden del día en propuestas de todo tipo, sean de circo, danza, música o teatro

Hace unos años, cuando la compañía catalana llevó este espectáculo al festival FETÉN, recibieron críticas por utilizar un lenguaje demasiado abstracto, contemporáneo y para adultos. Ahora, los creadores -a quienes el tiempo ha dado la razón con espectáculos como 'My baby is a queen'-, se han sacado la espina que les quedó clavada. La nueva versión de 'La lluna en un pot' entretuvo a los 'peques' estimulando sus sentidos. Los adultos, además, se quedaron con el otro mensaje de la pieza servido por el propio director de la compañía, Albert Vilà, convertido en holograma proyectado encima del público. En él invita a reflexionar sobre la calidad de las programaciones infantiles.

Armas de creación

La reflexión crítica estaba también en otras variadas propuestas. Los datos bien sazonados también son potentes armas de creación. Así lo demostraron otros espectáculos que tanto hacen reír como inquietan. Por ejempo, 'Livealone', una mirada sobre la dificultad de los jóvenes para emanciparse en Barcelona, jugó con gracia con muchas cifras pero también con una casa abandonada y referencias a Michael Jackson. Su propuesta no deja indiferente. Los dos actores y creadores, Alejandro Curiel y Francesc Cuéllar,  trenzan la historia de un fracaso social jugando con gracia con cifras, canciones y una historia muy real.

'Livealone' echa una mirada sobre la dificultad de los jóvenes barceloneses para emanciparse

También conectaron con el público varias propuestas venidas de Mallorca como 'Excalibur i altres històries d'animals morts', de Hermanas Picohueso, y 'Peix', de Hotel iocandi. La primera es una propuesta con marionetas y formato de programa televisivo con la oveja Dolly, la primera clonada, como protagonista, que analiza el maltrato animal y la prepotencia humana. El segundo es un delicioso espectáculo de circo donde un genial Tomeu Amer saca el máximo partido de todos los elementos, incluso la plataforma sobre la que trabaja. Un espectáculo original, lleno de sorpresas, increíbles malabarismos y humor sin palabras que incluye una crítica a la masificación de un turismo atraído por un Mediterráneo cada vez más contaminado y peligroso para los migrantes sin papeles.

A ritmo de cuplé

También el Mediterráneo aparecía en una de las escenas de 'Versiones erróneas de mi vida y mi gloria', desengrasante cabaret contemporáneo con guiños al pasado de Gloria Ribera. La actriz y cantante se puso al público en el bolsillo con su desparpajo, mezclando historias de antaño y de hoy, enlazando feminismo y críticas a la letra pequeña de los productos que consumimos a ritmo de cuplé, siempre muy bien acompañada por Amàlia Calderón, pianista todoterreno, y Joan Escrivà-Escolà. 

Temas: FiraTàrrega